Escenario

Recuerdos de más de medio siglo de teatro independiente rosarino

El actor Antonio Postiglioni, uno de los actores que integraron las filas del teatro independiente rosarino desde sus comienzos, abrió el arcón de sus recuerdos más preciados. Integrante de El Faro, una de las formaciones líderes de la época, Postiglioni es el anfitrión de una serie de charlas que comparte con el público en la Asociación Médica, de Tucumán y España.

Domingo 09 de Noviembre de 2008

El actor Antonio Postiglioni, uno de los actores que integraron las filas del teatro independiente rosarino desde sus comienzos, abrió el arcón de sus recuerdos más preciados. Integrante de El Faro, una de las formaciones líderes de la época, Postiglioni es el anfitrión de una serie de charlas que comparte con el público en la Asociación Médica, de Tucumán y España.

Se trata de una actividad coordinada por La casa de la poesía, dependiente de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad, y el área de cultura de Asociación Médica bajo el nombre "Charlando con el actor Antonio Postiglioni. 50 años de teatro independiente".

"Comencé con el grupo El Faro en la década del 60. A partir de allí la actividad fue casi constante hasta el 90, cuando hice «Panorama desde el puente»",contó Postiglioni sobre el inicio de su actividad sobre las tablas.

El largo tiempo compartiendo la escena rosarina, hizo surgió naturalmente la idea de reunir aquellos recuerdos en los que hay nostalgia, pero también mucho humor: "Yo estaba trabajando con el rescate de las historias orales de los barrios y los viejos bares. Eso me hizo ver la posibilidad de volcar mi experiencia como teatrero de tantos años, tantas anécdotas y tanta gente".

Así se puso manos a la obra y comenzó a escribir, aunque llegado un punto se detuvo: "Recordaba con nostalgia todas esas vivencias y las comencé a escribir. Escribí un cuadernito y paré. No es que pretenda ser historiador —aclaró— porque ya hay muchos y muy buenos, sino que mi enfoque es sobre mi participación, sobre lo que yo sentía y lo que veía en la participación del público y de los teatreros".

A la hora de los balances, Postiglioni habla de pasión: "Yo centro el problema en la pasión. Es muy subjetivo lo que digo porque no estoy integrando ningún grupo actualmente, pero noto que no es la misma pasión. No hablo de la dedicación, porque eso siempre está. Pero creo que la forma de involucrarse en el quehacer teatral de hace 40 años es distinto".

"La pasión hoy es distinta. No sé si menor. Esa pasión era el cine, la música. Y nosotros captábamos al sector de la clase media que accedía a esas expresiones culturales y particularmente el teatro. Después aparecieron otros grupos como el Tim con otra vertiente de la dramaturgia. Fue un momento muy productivo", recordó el veterano teatrero.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario