Escenario

"Quizás ya esté muy viejo, pero todos los artistas siguen adelante", afirmó Bill Wyman

El regreso de una leyenda. El músico dijo que su nuevo álbum, "Back To Basics", está inspirado en otros trabajos de Neil Young, Tom Waits y Leonard Cohen.

Lunes 08 de Junio de 2015

Ya han pasado más de tres décadas desde que Bill Wyman, el histórico ex bajista de los Rolling Stones, lanzó un disco como solista. Sin embargo, el próximo 22 de junio el parate llegará a su fin con "Back To Basics". Después de descubrir una colección de demos que había abandonado hace mucho tiempo, Wyman reingresó al estudio apuntando a destilar su música a la forma más elemental. Con Tom Waits, Leonard Cohen y Neil Young como influencias, intentó examinar todo el espectro de su vida y su carrera. "Al principio pensé: «Quizás ya esté demasiado viejo»", dijo el músico, de 78 años, a la revista "Rolling Stone". "Pero luego me dije: «Todos los artistas creativos siguen adelante hasta que se vienen abajo». Sean escultores, escritores, poetas o músicos, todos continúan hasta donde pueden. Así que pensé «mah sí», agregó entre risas.

Bill Wyman siempre ha estado grabando y saliendo de gira con su banda, los Rhythm Kings, pero "Back To Basics" es su primer disco solista desde 1982. "Encontré un poco de tiempo entre todos mis otros proyectos, como la fotografía, la arqueología y todo lo demás, y me topé con un montón de canciones de los años 70 y 80, de cuando hice mis discos solistas, que nunca había terminado. Había varias canciones que estaban buenas, así que pensé: «Por ahí debería hacer otro disco»", relató.

Las canciones más antiguas del nuevo álbum datan de 1973, cuando Wyman estaba componiendo material para su primer disco solista, "Monkey Grip". "Había unas cuantas de ahí que usé, tres de esas para ser más exacto, y hay tres más de otros discos solistas que en su momento pasaron desapercibidas. Eran canciones que me gustaban mucho, así que de esas hice versiones nuevas", contó.

El bajista no buscó recapturar la atmósfera y el sentimiento de aquellas grabaciones tempranas, sino que las usó como como un punto de partida para ir en direcciones nuevas. "Quería que el disco estuviera inspirado un poco en «After The Gold Rush», de Neil Young, capturar la simplicidad de aquel par de discos que hizo en esa época. También fui inspirado por J.J. Cale, que hizo cosas con los Rhythm Kings, y por Tom Waits y su forma de cantar. Leonard Cohen también fue parte de las influencias. Hace unos años hizo esa canción, "Dance Me To The End Of Love", que me parece maravillosa", detalló el ex Stone.

Sobre los temas nuevos, Wyman dijo que los compuso en su casa, en "una guitarrita acústica". "No soy un guitarrista, así que generalmente lo que hago es pavear en las cuerdas de abajo buscando licks y riffs de guitarra. Un poco como un bajo, líneas y riffs chiquitos de bajo", explicó.

Los Rolling Stones están actualmente de gira apoyando la reedición de "Sticky Fingers", un disco clásico del grupo de 1971. Y Bill Wyman reveló que él sigue colaborando con la banda en los proyectos de reedición. "Nosotros seguimos siendo grandes amigos. Todavía socializamos. Siempre me llaman para las reediciones porque yo guardé diarios, sé todas las fechas y tengo un montón de memorabilia que ellos ya no tienen. Entonces me convierto en parte de esos proyectos que a mí me encantan", confesó.

La mejor anécdota. La reedición de lujo de "Sticky Fingers" incluye una versión oficial de un show muy pirateado que dieron los Stones en Leeds en 1971. Pero el bajista dice ahora que ya no recuerda puntualmente ese recital, y que a esta altura todos los recuerdos se mezclan. "Leeds podría ser igual de bueno que los que hicimos en Main Road, que fue otra cancha de fútbol, o en un castillo grande en Irlanda. Suena muy estúpido, pero cuando salís de gira por cinco meses, hay ocasiones en las que no tenés ni idea de qué mes es, qué día es o en qué ciudad estás", aseguró.

En ese sentido, Wyman contó una anécdota imperdible que involucra a su ex compañero Charlie Watts. "Yo solía jugar al cricket, y una vez saqué a tres personas en tres pelotas. Eso es algo muy, muy poco frecuente, así que me nombraron «el mejor jugador del partido». Estoy muy exaltado con eso, llego a casa y me voy a dormir, y a las tres de la mañana me suena el teléfono. Atiendo y es Charlie (Watts). Le digo «Charlie, son las tres de la mañana, ¿qué hacés llamando?». Y me dice «bueno, es que escuché lo que hiciste en el cricket y es asombroso». Yo le digo «¿dónde estás?», y me contesta «no sé, esperame un minuto». Entonces se oyen pisadas yendo y viniendo y dice: «Estoy en un lugar llamado Buenos Aires o algo así». Le digo «estás en Argentina, Charlie!». El no tenía ni idea de dónde estaba", relató entre risas.

Cuando tocaban juntos en los Stones, Charlie y Bill Wyman fueron una de las secciones rítmicas más formidables de la historia del rock. "Nosotros no estábamos interesados en la adulación ni nada de eso. Nosotros lo hacíamos y listo", recuerda el bajista. "Eramos los más confiables, siempre estábamos a tiempo, siempre estábamos sobrios, nunca estábamos drogados o borrachos. Siempre estábamos juntos y éramos confiables, y eso sentó las bases para todo lo que hicimos y me enorgullece mucho. Charlie sigue siendo uno de mis mejores amigos y lo quiero muchísimo", afirmó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS