Escenario

"Quiero lograr sonoridad con un estilo propio"

El bandoneonista rosarino ofrecerá hoy un inusual espectáculo: "Tango por dos", en el cual presentará discos de producción independiente de sus dos agrupaciones, la Orquesta de Carlos Quilici y Los Tauras.

Sábado 04 de Octubre de 2014

Carlos Quilici demuestra una vez más que respira música de 2 x 4. El bandoneonista rosarino ofrecerá hoy un inusual espectáculo: "Tango por dos", en el cual presentará discos de producción independiente de sus dos agrupaciones, la Orquesta de Carlos Quilici y Los Tauras. La cita es hoy, a las 21, en el teatro Príncipe de Asturias, del Parque de España (Sarmiento y el río), con Gustavo Pérez, Leonel Capitano y Noelia Moncada, y los bailarines Diego Pérez y Soledad Cantarini.

Quilici y su quinteto Los Tauras presentarán el quinto material discográfico del grupo "De nuevo a la pista", mientras que la orquesta interpretará los temas de su primer disco "En vivo en Oslo", que es una grabación de una sola toma en vivo, de un concierto realizado en Noruega, este año, durante una gira europea.

—¿Qué caracteriza al nuevo disco de Los Tauras "De nuevo a la pista"?

—En este nuevo disco, el quinto con Los Tauras en 19 años, apunté a plasmar mis inquietudes compositivas dentro del tango. A su vez, con estas composiciones y mis arreglos, mi objetivo es lograr una sonoridad original con estilo propio. Nada fácil de realizar con sólo proponérselo. La mayoría son temas instrumentales que he compuesto en los últimos años, más dos letras que musicalicé: una de Andrés Pierucci, poeta de Arroyo Seco y amigo de la infancia; y la otra de un cantor argentino radicado hace mucho en Suecia, Omar Fernández. La primera, ¡Un lujazo!, fue cantanda por la rosarina Noelia Moncada, de lo mejor en voces de tango. Y la segunda lleva la voz de su mismo autor. En tanto que los músicos del quinteto despliegan toda su capacidad, aportando sapiencia y musicalidad a la propuesta.

—¿Cómo surgió la posibilidad de grabar en vivo en Noruega?

—El otro disco que presentaremos, "En vivo en Oslo", contiene repertorio tradicional y temas míos, interpretados en este caso por mi orquesta típica. Fue grabado de una sola toma desde la consola de sonido durante un concierto en una milonga realizada en la sala Cosmopolite, de la capital noruega, durante la primera gira europea que hemos realizado con toda la orquesta en febrero y marzo pasado. Esto le da un alto valor testimonial, sumado a la calidez del sonido en vivo. Hace unos años, en una de las giras que vengo realizando a menudo, tocamos con el quinteto Los Tauras en esa bellísima sala, muy bien acustizada, que cuenta con excelente piano, y con buena técnica y técnicos de sonido. Así que la idea de grabar allí la venía maquinando al programar esa presentación.

—¿Qué te sugiere que el tango haya unido casi los dos extremos de los dos hemisferios?

—No deja de sorprenderme y emocionarme cómo el tango se está desparramando a lo largo del planeta. Y por peso propio, sin una maquinaria marquetinera y consumista que lo imponga. La comunidad tanguera se compone de gente de todas las razas y edades. En ciudades cosmopolitas se pueden apreciar claramente, especialmente en milongas. ¡Algo tendrá el gotán! Me llena de sano orgullo poder llevar nuestra música a muchos sitios culturalmente tan distintos al nuestro, por suerte siempre con grupos de gente ávida de tango. Es fuerte, emocionante estar tocando por ejemplo para ingleses en un "Té tango" un domingo a la tarde en el medio del campo, o en un bosque de Suecia con un metro de nieve, o en un chiringuito de la playa en Mallorca. En todo esos sitios y muchos más está el tango, la gente lo disfruta, lo escucha, lo baila, aunque en nuestro país muchas veces no se sepa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario