Jueves 16 de Mayo de 2019

"Y el Gardel de Oro es para......¡¡¡¡¡Marilina Bertoldi!!!!!!" La frase provocó estupor y una dualidad contundente: por un lado las voces más jóvenes del auditorio mendocino Angel Bustelo estallaron a los gritos; por el otro lado, los más veteranos o los que no cuentan tantas canas pero tampoco escuchan el último hit de moda en Youtube se miraron con cara de sorprendidos y preguntaron: "¿Quién es esa chica?"

Y no era por una cuestión despectiva o porque no haya que premiar a ningún artista nuevo o ninguna artista nueva, pero el Gardel de Oro es en homenaje al Zorzal Criollo y si bien no hay que cantarle siempre a la "percanta que me amuraste en lo mejor de mi vida", suena excesivo que una artista emergente se lleve un premio semejante antes que, por ejemplo Litto Nebbia, Fito Páez, o para no caer en una cuestión de género, Teresa Parodi, que tuvo el premio consuelo de la distinción a su trayectoria, o Sandra Mihanovich, que fue una abanderada del amor homosexual mucho antes que Marilina Bertoldi diga "a 19 años que no ganaba una mujer el premio Gardel hoy lo gana una lesbiana".

Encima cuesta entender que haya ganado el Oro frente a los músicos que tenía en la competencia por álbum del año. Nada menos que Andrés Calamaro, Babasónicos, Los Auténticos Decadentes y Escalandrum.

Ahora bien, ¿tiene méritos artísticos Marilina Bertoldi para llevarse un Oro? Sí, los tiene, su último trabajo "Prender un fuego" intenta ser rupturista y es superior a "Sexo con modelos", el anterior disco de la hermana de la cantante de Eruca Sativa.

Pero pesa mucho en esta oportunidad la coyuntura de los premios que otorga la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (Capif), o sea la industria discográfica. Capif apostó a lo políticamente correcto y a lo que se supone que será redituable dentro de las nuevas tendencias, pero dentro de la industria, claro, porque Bertoldi es artista de Pelo Music, perteneciente al eterno Pelo Aprile, un referente que incluso fue homenajeado en los Gardel de Mendoza.

La misma Marilina Bertoldi lo admitió en una rueda de prensa especial que concedió, tras levantar el trofeo mayor, para los medios gráficos acreditados a los Gardel. "El premio es políticamente correcto, pero lo merezco" lanzó desafiante y también afirmó: "El rock de los hombres murió hace muchos años".

¿El tema es rock de hombres contra rock de mujeres? No parece ser ese el camino correcto de una artista que apuesta a abrir cabezas, pero con sus declaraciones genera una nueva grieta.

Por lo pronto, Marilina Bertoldi ganó el Oro y sacudió el tablero. Ahora ella deberá demostrar si le puede dar peso específico a ese Gardel para estar a la altura de otros ganadores.

O sea, tiene la misión más difícil: hacer canciones que brillen tanto como el Oro que levantó anteanoche en Mendoza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});