Escenario

Quién es Anya Taylor-Joy, protagonista de Gambito de Dama y fanática del dulce de leche

La actriz creció en Buenos Aires y ganó un Globo de Oro por su papel en la serie de Netflix. Una entrevista que realizó fue furor porque pronunció algunas palabras "bien a lo argentino"

Lunes 12 de Abril de 2021

Gambito de Dama es, actualmente, la miniserie más vista en la historia de Netflix. El éxito no se hubiera logrado sin su actriz principal, Anya Taylor-Joy, que se metió en la piel de Beth Harmon y se ganó el corazón de la audiencia por su destacable interpretación. Si bien había participado de otras producciones, la que lleva al ajedrez como hilo conductor la terminó por consagrar, puesto que por su papel recibió un Globo de Oro.

En las últimas horas, la protagonista de la serie se volvió tendencia por un video que comenzó a circular en las redes. Allí se la puede ver cuando es entrevistada en el ciclo estadounidense Live with Kelly and Ryan. Allí los conductores estaban realizando un repaso por su carrera y más tarde se adentraron en su vida personal cuando Taylor-Joy mencionó el hecho de que en ocasiones sale a tomar helado con su familia. Entonces, Ryan Seacrest le preguntó cuál era su gusto favorito y la respuesta sorprendió a todos, no tanto por el sabor sino por el tono en que la actriz contestó.

La charla estaba llevándose a cabo en inglés, por supuesto, ya que el programa se emite en el país norteamericano. En el instante en que el conductor le realizó esta última pregunta, Anya empezó a dudar pero en segundos y muy segura respondió: “Dulce de leche”. Esta contestación, en realidad, no tendría por qué sorprender, sin embargo lo que sí hizo que muchos luego compartan lo que dijo fue el modo argentino en que lo hizo, puesto que hasta cambió por completo la forma en que modulaba y el tono de su voz.

Anya Taylor Joy dulce de leche

“Argentina”, agregó luego señalándose a sí misma, como dejando entender que era más que claro que aquel iba a ser su gusto predilecto. Mientras tanto, los conductores también quedaron atónitos con la forma de hablar de la actriz y Kelly Ripa bromeó: “Claro, ella dijo ‘dulce de leche’ de la manera en la que nosotros pensamos que lo decimos”, y todo el estudio estalló en risas. Sin embargo, Taylor-Joy es más que un sabor de helado y el protagonismo de una serie, pues sus raíces están en el país, al que visita cada vez que puede.

¿Argentina, estadounidense o inglesa?

Cuando Anya nació, sus padres y sus cinco hermanos mayores vivían en Estados Unidos, país en el que ella llegó al mundo el 16 de abril de 1996. No obstante, al poco tiempo todos se mudaron a Argentina, lugar en el que su padre, Dennis Taylor, tiene sus orígenes pues es argentino-escocés. Por su parte, su madre, Jennifer-Marina de Joy, es fotógrafa y diseñadora de interiores y proviene de familia inglesa y española, por lo que quien hoy se desarrolla como actriz mezcla razas y ascendencias de todo el mundo.

Desde que llegó a Argentina vivió seis años hasta que los Taylor-Joy volvieron a armar las valijas para instalarse en Londres. Sin embargo, Anya ya había hecho amigos, los cuales conserva hasta el día de hoy, y grabado en su memoria para siempre la vida en Buenos Aires, de la que jamás se pudo despegar aunque hayan pasado tantos años. Es así que más allá de haber nacido en Estados Unidos, ella considera que su verdadera nacionalidad es la argentina.

La adaptación en Londres fue difícil, de hecho se rehusaba a aprender inglés -hasta ese momento sólo hablaba español- para que sus padres decidan enviarla de vuelta a Argentina para poder volver con sus amigos y la familia que vivía aquí. En la ciudad inglesa ingresó a los colegios Hill House School y luego a Queen’s Gate School, estas últimas fueron etapas en las que sufrió bullying por parte de sus compañeros de clase que la molestaban por la forma de sus ojos. No obstante, fue en esa localidad en donde empezó el camino a la fama cuando la agente de modas Sarah Doukas la vio e insistió en que sea modelo.

modelaje taylor joy.jpg

Llegar al éxito

Tras unos años trabajando como modelo pudo conocer personas que la llevaron a una agencia de actores con la cual firmó contrato y comenzó a realizar participaciones en distintos proyectos. Las primeras producciones de las que formó parte fueron del género terror, pero luego quiso ampliar el campo y dejó en claro que podía interpretar distintos tipos de personajes.

Su debut fue como Thomasin en la película The Witch de Robert Eggers. La misma tuvo su gran estreno en el Festival de Cine de Sundance en 2015 y un año más tarde se presentó para todo el mundo. Gracias a ella obtuvo nominaciones para múltiples premios y fue finalmente ganadora de los galardones Gotham Independent Film Awards a Actriz revelación, Fright Meter Awards a Mejor actriz en un papel protagónico, Empire a Actriz revelación, Fangoria Chainsaw a Mejor actriz y el Seattle Film Critics para Mejor actuación juvenil.

Para el año 2016 ya tenía otras ofertas laborales e interpretó una de las amigas de Barack Obama en la película Barry que muestra la vida del ex presidente de los Estados Unidos. También fue protagonista de las películas de M. Night Shymalan, Split y Glass, en las cuales tiene el papel de Casey Cooke. También actuó en una producción de 20th Century Studios y Disney llamada Los Nuevos Mutantes en el 2020, cuando además tuvo el protagónico en Emma y Radioactive, donde hacía de Irene Curie, hija de Marie. Participó en series como, por ejemplo, Peaky Blinders.

peaky blinders.jpg

Ajedrez y algo más

Desde la primera película que realizó fue mostrando poco a poco su talento, que terminó por explotar en Gambito de Dama, la producción de Netflix. Allí se mete en la piel de Beth Harmon, una joven que lidia con sus fantasmas del pasado, entre el alcohol y las drogas, y sueña con convertirse en la mejor jugadora de ajedrez del mundo. La serie alcanzó a ser la más vista a tan solo una semana de su lanzamiento en más de 60 naciones. Con ella se abrieron aún más oportunidades , ganó un Golden Globe a Mejor Actriz de Miniserie o Telefilme y su fanáticos ya esperan ansiosos su próxima película, que será The Sea Change, dirigida por la reconocida actriz Kristin Scott Thomas.

Más allá de haber pasado por distintos países, es claro que el lugar que definitivamente la marcó fue Argentina. Los churros con dulce de leche, el pan de provolone y las empanadas se adueñaron de su corazón, donde también lleva el castellano como uno de sus idiomas predilectos. Hasta el día de hoy no ha perdido su acento y ha dado entrevistas para Netflix Latinoamérica en las que lo demuestra muy bien.

Gambito de dama | Anya Taylor-Joy: desde adentro

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario