Escenario

Quentin Tarantino y Sam Mendes, los grandes ganadores de los Globos de Oro

"Había una vez en Hollywood" y "1917" dominaron la entrega de galardones. Hubo discursos con fuerte contenido político.

Martes 07 de Enero de 2020

"Había una vez en Hollywood" con tres premios, incluyendo el de mejor comedia o musical, y "1917", el filme de Sam Mendes que se alzó con los galardones de mejor drama y mejor director, fueron las grandes triunfadoras de la 77ª edición de los Globos de Oro, considerados la antesala de los Oscar que se entregan en febrero, en las categorías de cine. En televisión, dominaron "Fleabag", "Succession" y "Chernobyl" en el apartado de miniseries y telefilmes.

En la gala celebrada en el hotel Beverly Hilton de Los Angeles, que estuvo conducida por quinta vez por el cómico Ricky Gervais, el épico drama bélico ambientado en la Primera Guerra Mundial "1917" se impuso a "El irlandés" -la gran derrotada de la noche que partía como una de las favoritas y se fue sin nada- "Guasón", "Historia de un matrimonio" y "Los dos papas", y se alzó con el Globo de Oro a la mejor película dramática.

El Globo de Oro al mejor director fue para Mendes, que competía por el premio con Quentin Tarantino ("Había una vez en Hollywood"), Todd Phillips ("Guasón"), Bong Joon Ho ("Parásitos") y Martin Scorsese ("El irlandés"). "No hay ningún director en esta sala, ni en todo el mundo, que no esté a la sombra de Martin Scorsese", afirmó el cineasta británico en su discurso de agradecimiento.

"Había una vez en Hollywood" se hizo con el premio a la mejor película de comedia o musical y Quentin Tarantino se llevó el Globo de Oro al mejor guión. Un libreto que, según destacó al recoger el galardón, se vio enriquecido por las constantes aportaciones del trío protagonista, Leonardo DiCaprio, Brad Pitt y Margot Robbie, que fueron incorporando "distintas y nuevas capas" a lo ya escrito durante el rodaje.

El premio a la mejor película de habla no inglesa, categoría en la que estaba nominada "Dolor y gloria" de Pedro Almodóvar, fue para "Parásitos" de Bong Joon Ho. "Una vez que superen esa barrera que son los subtítulos van a poder disfrutar de muchas buenas películas internacionales. El cine es el gran lenguaje internacional", afirmó el cineasta surcoreano.

En el apartado interpretativo, Joaquin Phoenix se llevó el premio al mejor actor dramático por su papel en "Guasón". Con un discurso crítico, Phoenix agradeció a su director Phillips y a la prensa extranjera por "reconocer el cambio climático" y por "tener un menú vegetariano" y afirmó que "es un mensaje muy poderoso", además de remarcar que entre los actores no hay competencia pero esas pujas que "se hacen para vender publicidad".

En esa línea, declaró con decisión: "Es bueno que algunos hayan expresado sus buenos deseos, pero hay que hacer más con Australia. Ojalá juntos podamos crear un frente unido para propiciar cambios. Es bueno votar, pero también hay que asumir una responsabilidad personal y hacer cambios en nuestras vidas; no es necesario viajar en avión privado a Palm Spring", dijo Phoenix que en su caótico discurso varias alusiones a la emergencia climática.

■Además de la preocupación por la desesperante situación que atraviesa Australia por los incendios forestales y que estuvo en boca de varias estrellas, como fue el caso de Kate Blanchett que distinguió a los bomberos voluntarios e hizo un llamamiento a la conciencia de la humanidad por el desastre climático, otro tema central estuvo relacionado a las elecciones estadounidenses.╠

■□Previo a la declaración de Phoenix, Patricia Arquette, ganadora de la categoría mejor actriz de reparto de serie televisiva con "The Act", llamó a votar contra Donald Trump y sus armas, del mismo modo que lo hizo Michelle Williams. Con una marcada postura respecto de la lucha feminista, Williams manifestó: "No hubiese podido hacer lo que hice sin emplear el derecho de una mujer a elegir cuándo tener hijos y con quién. Cuando llegue el momento de votar piensen en sus intereses, que es lo que estuvieron haciendo los hombres durante años. Es por eso que el mundo se parece a ellos. Hagamos que el país sea nuestro reflejo".

Laura Dern se alzó con el galardón a la mejor actriz de reparto por su interpretación de una cínica abogada en "Historia de un matrimonio" y Brad Pitt se llevó el de mejor actor de reparto por su trabajo en "Había una vez en Hollywood". El intérprete dedicó su premio al "mito" Tarantino y a su compañero "y compinche" Leonardo DiCaprio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario