Escenario

¿Qué secreto develó Guido Suller sobre Pepito Cibrián?

El mediático contó que vivió una mala experiencia con el reconocido director teatral hace muchos años.

Jueves 30 de Julio de 2015

"Hubo tres personas en mi adolescencia que me hicieron mal. Una está fallecida, otro es un ex jugador de fútbol y él (Cibrián) se portó mal conmigo también", afirmó Guido Süller en el programa que conducen Cecilio Flematti y Cecilia Ruffa por Radio 10. A partir de allí la charla cambió de rumbo.

"Con Pepito Cibrián tuve una mala experiencia. No quería contarlo porque es un señor grande y le queda poco. Yo era muy jovencito, 18 o 19 años. Quería demostrar mi talento y me presenté al casting de Pepito. Fui quedando, quedando y había que actuar, bailar y cantar. Y yo no cantaba. Pero iba quedando igual y creía que era porque hacía todo bien", comenzó relatando.

"Fue para Calígula, en los teatros de San Telmo hace como 30 años. Iba a ser Nester, el amante de Calígula. Un coprotagónico. Yo era nuevito. Yo iba para un papelito, tipo `la mesa está servida´, y me daban un coprotagónico. Estaba Divina Gloria y Pato Echegoyen, me acuerdo", disparó.

"Me pusieron una coreógrafa que me enseñaba a bailar a mí solo. ¿Y con la voz qué hacemos?, preguntaba yo y me respondían que iba a hacer playback doblado por un super cantante. Tenía que mover la boca", agregó.

Luego, según el hermano de Silvia Suller, llegó una propuesta concreta: "El utilizaba mucho el desnudo en sus obras. Hay una película Calígula, que es casi pornográfica, y había que ir a verla a su departamento. Mis compañeros me advirtieron que no fuera a su casa. Y le hice caso a ellos. Le dije a Pepe: `Mirá, yo quiero ser actor y llegar por las buenas sin tener que hacer nada que no me parezca bueno. Y una de las cosas que me parecen incorrectas es desnudarme´. Entonces, un día me dolía la cabeza, otro día tenía que hacer un casting porque trabajaba de modelo, otro día tenía que salir con mis amigos, yo nunca podía. Finalmente no llegué a actuar como Néster, no pude… se imaginarán el por qué. Nunca fui a ver Calígula a su casa", comentó.

La historia, según el relato de Guido, concluyó así: "Entonces nunca hice Nester y lo único que hizo fue pasearme desnudo junto con el marido de Reina Reech, Pablo Lena. Eramos los hijos de una diosa atados a una correa. Así él (Pepe) me castigó. Igual, pasaron 30 años, respeto su talento y nunca pasó nada. Nunca me lo volví a cruzar y siempre quise contarlo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario