Escenario

"Proyecto Florianópolis", lo mejor de semana en la pantalla grande

Escenario calificó con cuatro estrellas a la película argentina dirigida por Ana Katz.

Sábado 19 de Enero de 2019

“Proyecto Florianópolis”, la vida es un sueño

Calificación: ****. Intérpretes: Gustavo Garzón, Mercedes Morán, Andrea Beltrao, Marco Ricca, Joaquín Garzón, Manuela Martínez. Dirección: Ana Katz. Género: Comedia. Salas: Hoyts, Showcase y Village.

Ana Katz volvió a hacerlo. Con su habitual precisión, sensibilidad y sentido del humor construyó en "Sueño Florianópolis" un relato sobre todo lo que no se ve a simple vista o no siempre se manifiesta: los afectos, las emociones, las consecuencias de los encuentros y los desencuentros. Es decir: todas esas cosas que pasan mientras se vive. Pero también sobre la pareja, el amor, los hijos. Como ya lo hizo en "El juego de la silla", "Una novia errante" o "Los Marziano", apela a los rituales cotidianos de la experiencia compartida. En este caso lo hace a través de una pareja, Pedro y Lucrecia, a cargo de Gustavo Garzón y Mercedes Morán, que viajan a Florianópolis para pasar, quizás, sus últimas vacaciones con sus dos hijos adolescentes. Los argentinos se hospedan en la cabaña de una pareja de brasileños y en ese ámbito de libertad con fecha de vencimiento, de sueño como lo sugiere el título, se permiten ser otros, tanto los hijos como los padres. Con un humor genuino que se genera en el absurdo y no en el gag o en el chiste, Katz se lanza a la exploración de los rituales familiares y las convenciones sociales -el disfrute forzoso, la sexualidad- y desafía hasta en el último minuto del filme la imposibilidad de los personajes de tener el control sobre su vida y sus sueños.

Por Rodolfo Bella


“Glass”, la realidad del cómic

Calificación: ***. Intérpretes: James McAvoy, Bruce Willis, Samuel L. Jackson, Anya Taylor-Joy y Sarah Paulson. Dirección: M. Night Shyamalan. Género: Ciencia ficción. Salas: Nuevo Monumental, Hoyts, Showcase y Village.

La primera pregunta que surge al ir a ver “Glass” es ¿hace falta ver las dos películas anteriores de esta trilogía? Y la verdad es que sí, hace falta tener una referencia de “El protegido” (2000) y “Fragmentado” (2016). Pero lo más interesante es que, en el caso de que el espectador no tenga la menor idea de la trama, no saldrá decepcionado y entenderá, al menos, un concepto general. “Glass” tiene un error grave, y es la primera mitad de la película, que se hace soporífera, muy hablada, lenta, con poca acción. Pero en la última hora va tomando forma hasta redondear un cierre con moño y todo. Esta es la historia de cómo el universo del comic se asocia al de los mortales. Kevin es un villano de múltiples personalidades (impecable McAvoy), David es un héroe encapuchado (un inexpresivo Willis) y Glass es una suerte de mente brillante que quiere reivindicar la mística del comic y su conexión con el mundo real (Samuel L.Jackson, efectivo). Lo más jugoso de esta batalla entre David y Kevin+Glass es cómo los personajes secundarios comienzan a ganar peso en la historia, como la joven que tienen un vínculo afectivo con Kevin; y el hijo de David, que defenderá a su padre hasta el último suspiro. En medio de este caos, la doctora Ellis, especialista de los recovecos de la mente, buscará el equilibrio entre el mundo real y el de ficción. Por el final, vale la pena verla.

Por Pedro Squillaci

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});