Escenario

"Proyecto baratro", un estreno teatral en clave de farsa

El actor presenta hoy en el teatro Broadway su unipersonal "¿De qué no se puede hablar?" Antes del show charló sobre kirchnerismo y macrismo. y criticó a capusotto

Sábado 04 de Agosto de 2018

"Proyecto Báratro: quizás es tiempo que la opinión pública comience a vomitar". Así se presenta la obra en clave de farsa a cargo del grupo Chatarra de Osamentas, que sube a escena desde hoy y todos los sábados de agosto y septiembre, a las 22, en el teatro Odiseo (San Lorenzo 1329).

   La obra surgió como un proyecto que fue seleccionado para participar de "Historias mínimas" el pasado año, ciclo de obras breves que organiza todos los años Teatro La Nave. Luego de las funciones que realizaron en el ciclo, el grupo decidió seguir trabajando para extender la pieza hacia un formato más extenso.

   "La dramaturgia surge enteramente del trabajo de improvisación que realizamos durante los ensayos. Así, dentro de esa lógica de trabajo, continuamos investigando en torno al tema del poder y sus abusos", explicó a Escenario su directora, María Cecilia Borri. El punto de partida creativo de la obra fue un texto dramático de Jean Paul Sartre, "A puerta cerrada" y su cruce con las ideas políticas de Hannah Arendt sobre "La banalidad del mal". "La pregunta que atraviesa la obra es por el poder y sus abusos", apuntó Borri en alusión a la temática.

    Clara Cichilliti y Nahuel Soria le dan cuerpo a un par de ratas amaestradas de la telenovela política, que con su corrupción y encanto desencadenan una tragedia.

   El cuarteto lo completan Marcela Serrichio, quien le presta su canto a la obra y el actor Gabriel Zapata. Son "los nadies", los que durante la obra son llamados por cientos de apellidos, porque no son más que carne mediática para las noticias amarillas.

   "Cada obra es una investigación, un paso creativo del que no se conoce el horizonte, una pregunta a la que se intenta encontrar respuesta. Una pregunta que tenemos como grupo, inmersos en este contexto social. Una duda, una inquietud, si esa duda se siembra", reflexionó finalmente Borri.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario