Escenario

"Po no se convierte en héroe hasta que se da cuenta que tiene que ser él mismo"

Un oso panda de nombre Po, torpe, adicto a la comida y grandulón que tiene como meta ser todo un maestro del kung fu. Así es el protagonista de la nueva película de animación de la factoría Dreamworks, "Kung Fu Panda", que se presentó en mayo en el Festival de Cannes, se estrenó el jueves en la cartelera estadounidense y llega esta semana a los cines de Rosario.

Domingo 29 de Junio de 2008

Un oso panda de nombre Po, torpe, adicto a la comida y grandulón que tiene como meta ser todo un maestro del kung fu. Así es el protagonista de la nueva película de animación de la factoría Dreamworks, "Kung Fu Panda", que se presentó en mayo en el Festival de Cannes, se estrenó el jueves en la cartelera estadounidense y llega esta semana a los cines de Rosario.

Y como viene sucediendo en el ramo, la productora ha utilizado voces de actores y actrices famosos como gancho, estrategia publicitaria que se desplegó con toda la parafernalia en su presentación internacional, en mayo, en el Festival de Cannes. Allí el actor que le brinda su voz a Po, Jack Black, se disfrazó de panda y hasta se presentó acompañado de 40 personas vestidas de oso.

Para Black, quien tomó clases de artes marciales cuando era niño, la cinta fue el vehículo idóneo para hacer realidad uno de sus sueños. "Hice el año obligatorio de karate y cuando llegué a cinturón amarillo, renuncié. Luego tomé clases de judo, llegué hasta cinturón verde y renuncié. Pero nunca tomé clases de kung fu a pesar de que siempre quise hacerlo. Yo había visto todas las películas de Bruce Lee y el kung fu se me hacía como la más mística de las artes marciales", afirmó contundente el protagonista de "Escuela de rock".

El actor no reparó en indicar que tiene mucho más en común con su personaje que el amor por el kung fu. Para Black, tanto Po como él parecen de peluche —"Los dos somos chistosos y tenemos el mismo color de pelo, porque mi barba tiene blanco y negro", le dijo al diario Hoy de Los Angeles— y están un poco excedidos de peso.

Aunque aquellos no sean los únicos rasgos compartidos. Además de la apariencia y los gestos, Po y Black tienen una misma mirada sobre el espíritu que los mueve. "Po no se convierte en un héroe hasta que se da cuenta de que no tiene que imitar a los héroes que admira, sino que simplemente tiene que ser él. Y lo mismo me sucedió a mí", contó el actor de "King Kong", quien es conocido por interpretar a antihéroes que al final se reivindican.

El estudio de animación apuesta así por un protagonista especial totalmente diferente a los superhéroes de filmes como "Iron man" y "El increíble Hulk", hoy en cartelera, o la próxima entrega de Batman, "El caballero de la noche".

En este sentido, el actor Dustin Hoffman, que en la película pone la voz al entrenador de kung fu de Po, el maestro Shifu, ensalzó en Cannes al protagonista y afirmó que si existen superhéroes es "porque la gente siente una deficiencia dentro suyo". Y añadió: "Uno no necesita un superhéroe. El superhéroe está dentro de uno".

Además de Hoffman, "Kung Fu Panda" cuenta con otros actores de renombre como Angelina Jolie, Lucy Liu o Jackie Chan, que son los encargados de poner las voces a los personajes de los maestros Tigresa, Víbora y Mono, respectivamente. Estos ayudarán a Po a enfrentarse a un vengativo y traicionero leopardo de las nieves.

Los mandamases de la factoría Dreamwork hablaron de un "objetivo ambicioso" en el filme basado en un personaje totalmente diferente a "Shrek", ogro malhumorado, y su éxito más rotundo. Jeffrey Kattzenberg, uno de los dueños de Dreamworks, definió a Po como el contrario de su predecesor: "Es el personaje más adorable que se haya creado".

Según adelantan los partes de prensa, Po es un oso panda gordo, perezoso y sirve fideos en el restaurante de su papá. Aún así, sueña con ser como uno de los luchadores de kung fu entrenados por el maestro Shifu. Cuando Po es confundido por un poderoso guerrero que salvará el valle en el que él y sus amigos animales viven, el personaje debe aprender a ser el panda duro de su descabellada imaginación.

El problema es que Po es mucho mejor para comer que para pelear, a menos que tenga comida como motivación.

"Soy como una especie de oso. Soy muy peludo y suave y vago y perezoso, y a veces feroz y loco. Hubo poca actuación involucrada. Soy Po, Po soy yo", dijo Black en la conferencia de prensa de presentación del filme en Cannes, que no es una esbelta estrella de cine. Y agregó: "Es parte del mejor trabajo que he hecho".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario