Escenario

Piazzolla vuelve a escena en un documental con registros inéditos

El premiado director Daniel Rosenfeld reunió grabaciones en Súper 8 y audios cedidos por primera vez por la familia del músico.

Miércoles 08 de Agosto de 2018

El legendario Astor Piazzolla vuelve a escena en "Piazzolla, los años del tiburón", un documental con imágenes y audios inéditos, cedidos por primera vez por su familia. La película dirigida por Daniel Rosenfeld de inminente estreno en Argentina, muestra a un Astor en un plan intimista nunca visto antes, en distintos momentos de su vida, con valioso registro fotográfico y de películas Súper 8 grabadas en Nueva York y Buenos Aires, con narraciones de su hijo Daniel y entrevistas de audio que conservó su hija Diana.

Conciertos y filmaciones caseras y palabras jamás hechas públicas salen a la luz en un filme que llega a 26 años de la muerte del músico que revolucionó el tango y lo popularizó en el mundo.

"Piazzolla, los años del tiburón" es un documental sin entrevistas resultado del minucioso trabajo de Daniel Rosenfeld, también director de "Saluzzi, ensayo para un bandoneón y tres hermanos", "Cornelia frente al espejo", "La quimera de los Héroes" y "Al centro de la tierra".

Todo empezó hace diez años, cuando Rosenfeld habló con el hijo del compositor, Daniel Piazzolla, sobre la vida de su padre y lo que se podría hacer con ella en la gran pantalla, algo que se convertirá en realidad el próximo 30 de agosto cuando se estrene el documental.

"Hace más de 10 años, cuando presentaba una película sobre Dino Saluzzi en el Festival de Berlín, me encontré con Daniel Piazzolla y me preguntó cómo nadie había hecho una documental cuando Astor estaba vivo: «La vida de mi papá tenía la estructura perfecta para una película, pescaba tiburones, componía y salía a tocar», me dijo", recordó Rosenfeld.

"El documental es Piazzolla por Piazzolla", definió Rosenfeld al explicar que quienes dialogarán con el genio de Mar del Plata fallecido en 1992 serán sus propios hijos. "Uno tiene la impresión de que lo invade la dulzura que había en Astor. Se ve un Piazzolla totalmente nuevo, íntimo, con el que cualquier persona se puede sentir identificada", dijo Rosenfeld a la agencia Efe.

Es su hija Diana la que habla con Astor en siete grabaciones de casetes que ya se pudieron leer en un libro, pero que se escucharán por primera vez.

Según Rosenfeld, su filme muestra "la fragilidad del arte y la familia" y narra la dura infancia del artista en el East Village de Manhattan, donde creció junto a su padre, Nonino, quien en aquellos días escribió un diario que narró cómo sería la vida estelar de su hijo a pesar de que el pequeño Astor tenía diez años.

En el trabajo aparecen filmaciones nunca vistas del músico tocando el bandoneón con esa corta edad, así como fragmentos de video inéditos de 23 temas grabados durante su período posterior en Francia.

El propio Rosenfeld fue quien más descubrió sobre uno de sus ídolos en todo el proceso de documentación y afirmó que su visión sobre Piazzolla cambió en un aspecto fundamental: el origen de la melancolía de las obras de Piazzolla.

"Una de las cosas que más me impresionaron fue que ahora tengo la sensación de que esa melancolía de su bandoneón era por Nueva York, no por Buenos Aires", reveló el director al referirse a "Piazzolla, los años del tiburón", centrada en su etapa de mayor creatividad.

Rosenfeld afirmó que el artista tuvo esa "etapa azul" que él, en una especie de asociación cromática, creía conectada con el mar y su conocida pasión por la pesca de tiburones. "En un momento Piazzolla tiene su período azul, él le dice del tiburón. Una etapa creativa en la que pescaba tiburones al mismo tiempo que componía", contó el cineasta.

Rosenfeld dedicó los últimos tres años de su vida a investigar entre los archivos de una vida de película que hasta ahora carecía de un registro cinematográfico y lo hizo con una única premisa: para Rosenfeld "a quien le guste Piazzolla, lo que tiene que hacer es escuchar su música".

Así que solo la "singularidad de que por primera vez la familia abra archivos" podía conseguir que contase en el lenguaje audiovisual esa "vida tan intensa".

"Piazzolla tenía la estructura vital de pasear, componer y salir de gira", subrayó Rosenfeld, quien confirmó que la película llegará a los cines españoles, franceses y japoneses además de a los argentinos.

Claro que ese ritmo le llegó después de "pelear mucho" mientras su padre trabajaba durante los años de la Ley Seca en una peluquería neoyorquina que en realidad era una tapadera para una casa de apuestas y destilería clandestina de whisky. Y le llegó después, siendo aún joven, de rechazar la propuesta del ya consolidado Carlos Gardel para ir de gira con él, y que según Rosenfeld es la misma gira que acabó con la vida del Zorzal Criollo.

Solo tiempo después aparecería el contraste con la vida familiar a través de sus hijos y de los tiburones. "Piazzolla decía que cuando él no pudiera sacar un tiburón, no podría tocar más el bandoneón. Decía que la misma fuerza hay que hacer para las dos cosas", concluyó el realizador.

Rosenfeld llega a nuevamente a los cine luego de una exitosa carrera en la que ganó becas y subsidios de las Fundaciones Antorchas y Rockefeller, entre otras. Su primer largometraje, "Saluzzi: ensayo para bandoneón y tres hermanos" tuvo su premiere mundial en el Festival de Berlín. Su segundo largometraje, "La quimera de los héroes", recibió dos premios en el Festival de Venecia, entre otros, y en 2012 estrenó "Cornelia frente al espejo" en el Festival Internacional de Rotterdam.

nostalgia. "Me quedó la sensación de que esa melancolía de su bandoneón era por Nueva York, no por Buenos Aires", reveló Rosenfeld.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario