Escenario

Peter Gabriel hizo bailar a 35 mil personas en el estadio de Vélez

El ex cantante de Genesis complació a los espectadores con un repertorio lleno de hits. El show duró dos horas sin descanso y sació a la multitud con una buena puesta de luces y escena. Así empieza la gira del británico por Latinoamérica. ► Los fanáticos subieron sus videos en la web.

Lunes 23 de Marzo de 2009

Nadie se quedó sin bailar anoche en el estadio de Vélez. Peter Gabriel sació a las 35 mil personas que fueron a verlo, con una lista repleta de éxitos y una puesta en escena casi hipnótica. Mucha luz, humo y todos los colores llenaron el escenario y las pantallas de un show que duró dos horas completas.

"Hola, soy Peter y quiero presentarles a una de mis bandas nuevas favoritas", una grabación del ex Genesis abrió el recital que dio inicio a su gira por Latinoamérica. La telonera elegida fue The Black Swan Effect.

Bajo un cielo despejado, que contradijo los pronósticos de tormenta, la introducción se hizo larga esperando la aparición de Gabriel, que se dejó ver pasadas las 22, más de media hora después de lo programado.

Con su tercera vez en la Argentina, después del recital de Amnesty International en el 88 y Secret World Tour en 1993, inauguró la gira latinoamericana Small Place.

El repertorio cautivó a sus seguidores locales, alternando temas nuevos con clásicos como "Steam", "Games Without Frontiers" y "Big time". El público celebró la versión de "Down to Earth", tema del film animado Wall-E por el que fue nominado en la última entrega de los Oscar.

Con 59 años y vestido con una camisa cuello mao azul, Gabriel llegó a Buenos Aires acompañado por su querido bajista Tony Levin (quien grabó con King Crimson, David Bowie y Pink Floyd, entre otros), el baterista David Lynch, los guitarristas Richard Evans y David Rhodes, la tecladista Angela Pollack y la preciosa voz de su hija Melanie.

El estadio de Liniers estaba repleto y respondió efusivo a cada requerimiento del músico, que tiene en su haber siete placas y otros tantos proyectos audiovisuales. Con un esforzado castellano, agradeció varias veces a sus devotos, entre adolescentes de negro a abuelos cancheros y los hijos de padres fanáticos.

El show cerró pasada medianoche, con "Father and Son" y "Biko", dedicada al luchador por los derechos humanos asesinado en Sudáfrica. "Lo que suceda ahora depende de ustedes", se despidió Peter, quien aterriza el martes en Santiago de Chile, el viernes 27 en el DF mexicano y el próximo domingo en Guadalajara.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario