Escenario

"Para ser un artista hoy, tenés que lograr que el medio te considere"

"No somos cinéfilos ni amantes del cine. Eso nos dio cierta libertad para movernos como directores por un terreno que no estaba del todo explorado", afirmó Gastón Duprat, quien junto a Mariano Cohn son los responsables de "El artista", el filme que se estrena hoy en los cines rosarinos.

Jueves 18 de Junio de 2009

"No somos cinéfilos ni amantes del cine. Eso nos dio cierta libertad para movernos como directores por un terreno que no estaba del todo explorado", afirmó Gastón Duprat, quien junto a Mariano Cohn son los responsables de "El artista", el filme que se estrena hoy en los cines rosarinos. La película, premiada en Toulouse y Lleida, narra cómo un enfermero se transforma en una estrella de las artes plásticas luego de apropiarse del trabajo de un paciente suyo. El dúo de creadores convocó a referentes de distintos campos del arte y la cultura de la Argentina, como Leon Ferrari, Rodolfo Fogwill, Horacio González, Alberto Laiseca y Sergio Pángaro, entre otros, para animar los personajes creados por el curador Andrés Duprat.

—¿Cómo surge la idea de esta película?

—La idea surge porque Andrés Duprat, que es mi hermano y que se dedica a la curaduría de arte, hizo un guión retratando su mundo. Nos gustó para dirigirlo y aportarle un punto de vista propio.

—¿Hay una mirada irónica sobre el mundo de arte?

—El propio mundo del arte es como que se ironiza solo, con los vernisages, los personajes, la ropa, es un mundo muy hacia afuera, muy snob en un punto y por lo tanto la película tal vez lo retrata, pero no se dedica a ironizar puntualmente sobre eso. Es más bien un retrato fiel de ese mundo. No queríamos hacer una película meramente irónica para no achicar el tema. Tampoco busca respuestas. Se trataba de abrir cuestiones, recordar viejas preguntas sobre el arte más que buscar definiciones tajantes sobre algunos interrogantes.

—¿Qué opinan los artistas plásticos?
  —De hecho hubo mucha gente del mundo artístico que participa de la película. Roberto Laiseca, escritor, es uno de los protagonistas; Sergio Pángaro, cantante; León Ferrari coproduce la película, trabajó en el guión y tiene una pequeña participación como actor. También aparecen los escritores Rodolfo Fogwill, Horacio González; galeristas como Florencia Braga Menéndez. Mucha gente que quería tal vez apoyar este tipo de debate que abre la película. No queríamos meros intérpretes sino gente que nos pueda aportar desde el lado artístico.
  —Ustedes tienen una larga trayectoria en exitosos ciclos televisivos y el documental. ¿Qué expectativas tenés con respecto a esta película en el contexto del cine argentino?
  —Creo que tiene algunas cuestiones que no están explotadas ni en el cine argentino ni en el internacional. No es malo ni bueno en sí mismo. Nosotros no somos cinéfilos ni amantes del cine. Eso nos da libertad para movernos por un terreno que no estaba del todo explorado como directores. La película tiene una puesta de cámara y una estética que supongo que amplía el abanico de lo que muestra hoy el cine.
   —¿Cómo se define la obra de arte después de Duchamp?
  —Duchamp está citado en la película. El enfermero primero se siente un ladrón, y cuando descubre quién es Duchamp, tiene conciencia de su propia importancia en la obra aunque él no la haya hecho, como si la puesta en consideración de la obra también tiene que ver con la obra misma. Hoy ser un artista contemporáneo es lograr que el entorno te considere como tal y para eso no alcanza con la obra. Hay que poner el cuerpo y gestionar para eso.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario