Escenario

Pala, fratacho y pincel para la escena rosarina

Tres salas se acondicionan con subsidios otorgados por el Instituto Nacional del Teatro.

Domingo 04 de Febrero de 2018

Pareciera que el teatro rosarino está de vacaciones pero no es así. Su carácter autogestivo e independiente no lo deja descansar y se prepara con trabajo para la temporada 2018. Mientras varios grupos y directorxs van eligiendo sus obras para el primer semestre y otrxs ya están ensayando, van tomando forma nuevos emprendimientos inmobiliarios a través de los cuales Rosario contará con renovadas salas de teatro y entrenamiento en disciplinas artísticas.

La novedad viene de la mano del llamado Plan Nacional de Infraestructura que depende del Instituto Nacional de Teatro (INT) y que en su última convocatoria benefició a dos colectivos rosarinos. Según indica el Informe de Gestión 2017 del INT, al que tuvo acceso La Capital, fueron nueve los aportes que se realizaron durante el año pasado para la compra de inmuebles para salas de teatro independiente. Fueron beneficiados un grupo de la Ciudad de Buenos Aires, uno de Córdoba, uno de Tucumán, uno de Santiago del Estero, uno de San Luis, uno de La Rioja y uno de La Pampa. Junto a ellos, ganaron la convocatoria la Asociación Civil La Estación y la Asociación Civil La Comedia de Hacer Arte de Rosario.

con albañiles. A esos dos grupos debe sumarse el Espacio Bravo que aunque es del llamado anterior, recién a fines de 2017 pudo terminar con los trámites necesarios y ya se ubicó en su nuevo domicilio. El grupo Hijos de Roche, dirigido por Romina Mazzadi Arro, dejó el lugar que alquilaba en Santiago al 100 y trabaja contra-reloj para acondicionar una vieja casa-chorizo de Catamarca al 3600. Adentro los albañiles reacondicionan la propiedad mientras el grupo trata de conseguir el dinero que le permita terminar con el proyecto inicial pues el subsidio es corto para todo el dinero a invertir.

Por su parte, la agrupación La Comedia de Hacer Arte no se mudará sino que se afincará en su sede de San Juan al 3200. Una de sus directoras, Cielo Pignatta, contó que si bien aún no hay obras en el lugar, se debe a la serie de diligencias obligatorias para el acceso al dinero que proviene del INT. Allí en barrio Echesortu se llevarán a cabo obras de remodelación del inmueble y se espera su inauguración para el segundo semestre del año.

Asimismo, la Asociación Civil La Estación también está de reformas en su bunker de la avenida Francia al 200. La idea de sus hacedores, Diego Bollero y Hugo Cardozo, es intervenir una vieja casa de pasillo donde habrá una sala, otros espacios de usos múltiples y oficinas. El grupo inauguró una pequeña parte de esa construcción en noviembre cuando fue nombrado por el Concejo Municipal como grupo distinguido de la ciudad con 28 años de labor en la escena rosarina.

Más datos. Según reza el informe antes mencionado en su apartado Detalle de subsidios, becas y aportes, las agrupaciones teatrales de la provincia y de la ciudad recibieron dinero para sus actividades, para investigación, para sus publicaciones, para eventos determinados, para el funcionamiento de las mismas y para la producción de obras.

También se apoyó la ampliación o refacción de salas y en ese rubro fueron el Teatro del Rayo y el Teatro de la Manzana los colectivos acreditados.

2018 será un año difícil pero en Rosario ya se trabaja para que la temporada teatral sea lo mejor posible. Rosario disfrutará de nuevas y reacondicionadas salas. Pero falta mucho por hacer y para eso hay que seguir poniendo manos a la obra.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario