Escenario

Pablo Granados le respondió duro a Ripoll: "No renunció, lo corrimos"

El humorista rosarino no ahorró críticas para el director de "ShowMatch".

Jueves 21 de Diciembre de 2017

Alejandro Ripoll, actual director de "ShowMatch" y flamante ganador del premio Tato en su rubro, estuvo en "Los Ángeles de la mañana" y reveló los detalles de una antigua y desconocida pelea con Pablo Granados, quien no se quedó callado y salió a responderle vía Twitter.

Aquel enfrentamiento ocurrió en el ciclo "No hay 2 sin 3", que salió al aire entre marzo de 2004 y mayo de 2006 por Canal 9. El programa tuvo como protagonistas a Pablo Granados, Pachu Peña y Fredy Villarreal. El director fue, justamente, Alejandro Ripoll. Pero parece que la relación con Granados no era buena.

Embed
Embed


Ahora, cuando todo parecía haber quedado en el pasado sin que nunca se hiciera público el enfrentamiento, Ripoll decidió sincerarse. "Renuncié por Granados -afirmó, sin vueltas en "Los Ángeles de la mañana"-. Un hermoso compañero de trabajo". Analía Franchín, panelista del ciclo, agregó: "Yo también lo padecí".

"(Granados) Era el productor, guionista, director, escenógrafo, iluminador y camarógrafo", dijo Ripoll, en referencia a los motivos que generaron discordia entre ellos. Y Franchín aclaró: "Él era el novio de Soledad Fandiño. Dato no menor. Está bien, lo entiendo, pero al principio quizás teníamos diez escenas cada uno y después teníamos solo una, y Sole 24. Era difícil ir hilando la historia porque había que acomodar todo".

Embed
Embed
Embed


En ese sentido, Ripoll reveló el momento en el que tomó la decisión de dar un paso al costado: "Después del nacimiento de mi segundo hijo, mi mujer me dijo 'renunciá porque te infartás'. Yo volvía tan mal... Le pateé la puerta del camarín, lo quería matar, soy cabrón".


El humorista rosarino no se quedó callado. Al enterarse de las palabras del director de TV, contó su versión de los hechos: "No renunció. Lo corrimos nosotros porque pifiaba el poncheo en los remates y nunca se hacía cargo de sus errores. Siempre eran de los cámaras. Por suerte ahora tiene como 25 (cámaras) para cubrirse. Y jamás pateó una puerta. ¡Siempre estaban abiertas! ¡Felicidades!"

"La incapacidad de los productores hizo posible el Martín Fierro como mejor programa de humor y tres nominaciones más el mismo año. Y bue...", agregó.


Embed
Embed


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario