Escenario

Opinión: El impacto de la moda

Jueves 03 de Enero de 2008

Los tiempos cambian. Parece que fue ayer cuando en la tórrida tarde de la Navidad de 1975 nos sumergíamos en la penumbra del Gran Rex para sufrir, con las manos aferradas a la butaca, el baño de sangre al que somete a una serena playa californiana el “Tiburón” de Steven Spielberg. Eran los tiempos en los que los efectos especiales sumaban ingenio, goma espuma y alambre y los grandes estudios esperaban las fiestas para estrenar sus títulos más taquilleros. Ya no es así. Al menos al sur del Río Grande. No hay películas nuevas para matar el tiempo en los feriados del fin de año. Las distribuidoras de cine, siguiendo el modelo norteamericano, aprovechan las vacaciones para poner en cartel los tanques de Hollywood. El blanco de su estrategia de marketing es la legión que invade los centros turísticos a partir de la primera semana de enero. Así es como, ni bien suena la última de las doce campanadas, las copias de las películas vuelan rumbo a los balnearios de la costa y a las sierras. Ahora también, a los complejos de cine rosarinos. Algo que hasta hace poco era impensable. Pero Rosario, gracias al boom de la soja, se puso de moda y, como todo el mundo sabe, para los negocios la novedad es lo máximo. Ahí está la cartelera de cines de esta semana, con sus nueve estrenos de temporada, para probarlo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario