Escenario

Olga Román acerca aires castizos a la música argentina

La cantante española Olga Román presentará "De agua y laurel", un álbum dedicado a la obra del compositor salteño Gustavo "Cuchi" Leguizamón, con un concierto que ofrecerá hoy, a las 21.30, en la sala Lavardén (Sarmiento y Mendoza), junto a los músicos Darío Barozzi (guitarra), Diego Soldi (contrabajo) y Horacio Straijer (percusión).

Lunes 26 de Noviembre de 2012

La cantante española Olga Román presentará "De agua y laurel", un álbum dedicado a la obra del compositor salteño Gustavo "Cuchi" Leguizamón, con un concierto que ofrecerá hoy, a las 21.30, en la sala Lavardén (Sarmiento y Mendoza), junto a los músicos Darío Barozzi (guitarra), Diego Soldi (contrabajo) y Horacio Straijer (percusión). El espectáculo será abierto por el cantante y compositor rosarino Pedro Reñé.

Olga Román es una artista con formación académica (una beca Fulbright le permitió graduarse en el Berklee College of Music), incursionó en el jazz, fue corista de Joaquín Sabina durante más de una década y luego inició una carrera como cantante y compositora que, tras producir los álbumes "Vueltas y vueltas" (2001), "Olga Román 2" (2004) y "Seguir caminando" (2011), hoy sorprende con un disco dedicado a la obra del Cuchi Leguizamón que incluyó las participaciones de Angela Irene y Juan Carlos Baglietto, y que fue producido por el guitarrista entrerriano Néstor Díaz.

Lo que muchos artistas argentinos no se atreverían a hacer lo concretó, con muy buen nivel, una cantante española que demuestra con su obra la capacidad técnica y la sensibilidad necesarias para transmitir los profundos contenidos de la obra del músico salteño.

Resulta curiosa la incursión de la cantante que explicó los motivos de su iniciativa en un diálogo que mantuvo con LaCapital: "La música del Cuchi tiene una raíz folclórica popular con un vuelo y una manera de concebir las melodías que lo convierten en un compositor sofisticado, innovador, vanguardista. Eso creo que le da un sello tan diferente con respecto al resto de los compositores del folclore argentino, y lo hace tan atractivo para la gente que venimos de otra cultura y que hemos pasado por el jazz", puntualizó la cantante.

"Yo había incorporado la «Canción del jangadero» (de Jaime Dávalos y Eduardo Falú), que me ha acompañado toda mi vida y jamás tuve una grabación de esa canción, no se dónde la aprendí", confesó la cantante al remontarse a los orígenes de su relación con el folclore argentino. "La «Zamba para la viuda» (de Leguizamón y Miguel Angel Pérez) también la empecé a cantar en mis conciertos en la Argentina. La idea de hacer un disco de folclore surgió hace un año y al cabo de seis meses apareció Néstor Díaz, que quería conocerme cuando estuve en Buenos Aires, y se fueron atando los hilos y hoy el disco es una realidad", relató Román.

El disco supera el exotismo tras los compases iniciales del primer tema, sin embargo surge la pregunta sobre las dificultades que pudo haber afrontado una intérprete extranjera al abordar la obra de uno de los creadores más complejos del folclore argentino. "La única dificultad, entre comillas, radica en que las melodías del Cuchi tienen registros amplísimos y tienes que cantar notas muy graves y otras muy agudas, y nunca se me habían presentado melodías con tanta dificultad", admitió la cantante.

Sobre el espectáculo que ofrecerá esta noche Olga Román adelantó: "Tendrá la misma instrumentación de guitarra, contrabajo y percusión que se utilizó para la grabación del disco y agrego algunas canciones mías, como una con aires argentinos será el nexo de paso del repertorio del Cuchi al mío, y luego volvemos al repertorio del Cuchi para terminar el concierto", explicó.

La cantante ofrece una apuesta que merece elogios por su osadía y seguramente desatará aplausos por su gran calidad y respeto por la obra de uno de los compositores más notables de la música popular argentina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS