Escenario

“Ojalá que el programa sea un clásico”, destacó el conductor Guillermo López

El ciclo de Telefe, que debuta hoy a las 22 por Canal 5, apunta a que la gente pueda participar desde su casa de un concurso de preguntas y respuestas con invitados famosos.

Sábado 14 de Marzo de 2015

Los programas de entretenimiento son necesarios en la televisión argentina, y si llegan en un fin de semana, mucho mejor. “¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?” llega para ocupar un espacio de esparcimiento familiar frente a la pantalla chica. El ciclo de Telefe, que debuta hoy a las 22 por Canal 5, apunta a que la gente que se queda en su casa los sábados por la noche pueda participar de un concurso de preguntas y respuestas con invitados famosos (ver aparte). Pero claro, todo dependerá del humor y el pulso del conductor: Guillermo “El Pelado” López. “Hay muchas opciones en que la gente está frente a la tele, y me parece que generar un espacio que sea divertido, la familia la pase bien y que se vayan a dormir con una sonrisa, para nosotros es muy valioso”, dijo el ex notero de “Caiga Quien Caiga” en diálogo con Escenario.

   Así lo presentó El Pelado, a puro entusiasmo por el debut: “Es un programa semanal que va a ir los sábados a la noche, en Telefe, en el prime time. Es un formato francés, que invita a ocho famosos a un concurso de preguntas y respuestas. Tiene seis rondas, a partir de la tercera ronda se van a ir eliminando, y van a ir a una gran final, en un mano a mano, y hay un ganador por noche, que se lleva simbólicamente un huevo de oro y un premio extra”.

   —¿Por qué surge el nombre?

   —Si bien es un poco anecdótico, también tiene que ver con el juego, porque la mayoría de las opciones es una de dos, múltiple choice, verdadero o falso, de alguna manera siempre es el huevo o la gallina, siempre tenés la opción de elegir. Entonces en todas las preguntas, en cada ronda, siempre vas a tener opciones de antes o después, o más o menos, siempre vas a tener un 50 por ciento de posibilidades de adivinar, salvo en el múltiple choice que vas a tener un 25 por ciento. Pero el nombre básicamente tiene que ver un poquito con esto, de elegir entre el huevo o la gallina.

   —Siempre se asegura que un programa de preguntas y respuestas es un éxito cuando la gente responde desde la casa. ¿Está pensada esa estrategia de participación con el televidente?

   —Totalmente, tanto en las preguntas con imágenes o con video está pensado para que todos puedan participar. Son preguntas accesibles, puede participar cualquiera, no es que simplemente lo puede hacer alguien con una enorme cultura general. Se apunta más a un tono divertido y para que participe toda la familia, eso va a generar que la gente disfrute de ver personajes queridos, conocidos, famosos, y en otro rol, que es jugando y al mismo tiempo en sus casas cada uno podrá tener su competencia marital, familiar o del grupete de amigos.

   —¿Te cuesta estar del otro lado del mostrador?

   —Intento con cada uno de los periodistas responder y dar lo mejor de mí, porque sé lo importante que es cuando uno está del otro lado. De hecho lo sigo haciendo en la radio y lo seguiré haciendo de algún modo en este nuevo formato. Cuando uno entrevista espera que el entrevistado le ponga onda y te la reme. Así que de este lado me pongo en tu lugar y trato de ser lo más amable y que te garpe la nota lo mejor posible.

   —La gente te identifica mucho con el humor desde tu etapa de notero en “Caiga Quien Caiga”. ¿En este nuevo programa seguís utilizando esa herramienta?

   —Yo voy desde mí como en todas las cosas que vengo haciendo desde que entré a “CQC”. Ponerle humor es una de mis características y es lo que me gusta hacer, así que por supuesto que la idea es encarar a este formato desde ahí. Esto tiene que ser una fiesta de sábado a la noche y el que viene la tiene que pasar bien, el que lo está mirando tiene que sentir que está ahí y se está divirtiendo también, y también divertirme yo. Viste que cuando el que conduce se divierte, realmente eso se nota y se transmite. Así que a eso apunto, a pasarla bien, generando que el televidente se divierta, se enganche y juegue también en su casa.

   —Los sábados en Telefe están asociados al entretenimiento para la familia desde los tiempos de “Sábado Bus” y recientemente con “Zapping”. ¿Te seduce ese día y horario?

   —A mí me encanta el horario, lo viví con “Zapping” durante cuatro años en Telefe. Agarrás la gente que está por salir y mira un poco de tele; al que ya decidió guardarse, pedir la pizza y mirar un programa; y enganchás al que se fue temprano y se mete en la cama a ver televisión. Hay muchas opciones en que la gente está frente a la tele, y me parece que generar un espacio que sea divertido, la gente la pase bien y se vaya a dormir con una sonrisa, para nosotros es muy valioso. Y puede estar toda la familia, Telefe es un canal muy familiar y pensar que en todo el país te estén viendo y que pueda ser un plan para el sábado a la noche, a mí me encanta. Me gusta el horario y yo tenía ganas de recuperar el vínculo con las figuras y entrevistarlas también, y esto reúne todo, el horario que tenía ganas de hacer, que era los sábados a la noche, el contacto con los famosos, y el programa de entretenimientos de preguntas y respuestas, que me había ido muy bien con “Lo sabe/No lo sabe”.

   —¿La televisión de aire sigue siendo clave en la comunicación con la familia, pese a que hoy se cambió la manera de mirar tele, ya que se agregaron tablets, computadoras, celulares?

   —Sí, claro, la tele sigue siendo la gran compañera. Algunos tenemos la suerte de contar con una tablet, una compu, el mundo Netflix o lo que sea, pero no todo el mundo tiene esa posibilidad. Y la tele sigue siendo la clásica compañera de todas las casas, ¿viste? Me parece que más allá de que hoy hay otras ofertas, la tele sigue siendo un espacio muy importante.

   —¿Qué conservás del Pelado que arrancó en CQC al Guillermo López de la actualidad, cuando ya pasaste por varios ciclos exitosos en la pantalla chica?

   —Yo, la verdad que he trabajado mucho también conmigo todos estos años para conservar la esencia, seguir teniendo una vida absolutamente normal, entrar y salir del medio a laburar y conservar muy bien mi vida privada. Me encuentra desde otro lugar porque gracias a Dios me ha ido muy bien, pero por lo demás, al menos lo que siento yo, y lo que me dicen mis amigos de Ramos Mejía que es de donde soy y me conocen desde hace 40 años, me dicen que lo mío no se ha modificado mucho. Más allá de lo lógico de ser una persona conocida y tener ahora otras posibilidades que antes no tenía cuando empecé en “Caiga”. Pero la verdad que he laburado mucho como para tener bien los pies sobre la tierra, que me parece un buen secreto para perdurar.

   —Muchos de tus compañeros de “CQC” han tomado protagonismo en otros medios y programas, ¿le hizo bien a la televisión este recambio generacional?

   —Yo creo que sí, y por suerte siguen apareciendo nuevos conductores que tienen diez o quince años menos que yo, y también está bueno que empiece a haber otra renovación. Es sano pensar que es como un ciclo, a mí me gusta hacer este laburo y espero hacerlo muchos años más, pero a lo mejor hay tiempo en los que estás más expuesto y otros en los que harás algo más relajado y con menos exposición. Yo trabajé mucho en estos años, y siempre digo que todo ha superado mis expectativas, así que no estoy todo el tiempo pensando en algo más arriba y más importante. Creo que con lo que tengo estoy más que satisfecho y todo lo que venga será un bonus track.

   —¿Tu objetivo es que “¿El huevo o la gallina?” se pueda convertir en un clásico de la televisión?

   —La verdad es que apunto a que sea un clásico, ojalá que funcione muy bien, Dios quiera que nos acompañe la gente y que sea un nuevo espacio donde toda la gente del medio, llámese famoso o farándula, o como lo quieran llamar, tenga ganas de venir. Y también que sea un nuevo espacio que se abra para que cada sábado haya ocho lugares para figuras que tengan ganas de contar qué están haciendo, promocionar sus espectáculos, divertirse y acompañarme para entretener a la gente. La verdad es que nosotros aspiramos fundmentalmente a eso, a que sea un programa que se instale en la pantalla chica, y que pase como con “Sábado Bus” o “La biblia y el calefón”, esos programas son referentes a este estilo y espíritu de programa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS