Escenario

"Nunca le cerramos la puerta a un nuevo regreso de The Police"

Andy Summers, ex guitarrista del legendario trío liderado por Sting viene a la Argentina para presentar su show "Call The Police".

Miércoles 06 de Junio de 2018

Andy Summers, ex guitarrista de la banda británica The Police, dejó abierta la posibilidad de una nueva reunión del popular trío que integró junto al bajista y cantante Sting y al baterista Stewart Copeland, aunque aclaró que, por el momento, no existe ningún proyecto en este sentido. "Nunca cerramos la puerta para que vuelva The Police. No sé si Sting quisiera hacerlo de nuevo pero, ¿quién lo sabe?", fue la respuesta del músico a Télam al ser consultado sobre una eventual nueva reunión del popular trío, tal como ocurrió en 2007, en una gira mundial que lo trajo a la Argentina. En cambio, Summers invitó a los argentinos a ver, el 14 de junio, el espectáculo "Call The Police", que encabeza junto a los brasileños Rodrigo Santos y Joao Barone, ex bajista y cantante de Barao Vermelho y baterista de Os Paralamas do Sucesso, respectivamente, con quienes interpreta temas del famoso trío, en el porteño Teatro Coliseo.

"Es un show fantástico, no se desilusionarán. Son canciones fantásticas y tocadas por una banda muy buena", afirmó el ex Police, quien subrayó que existe "una gran conexión" entre él y los músicos brasileños.

La nueva presentación de Summers resultará la tercera visita profesional al país del guitarrista, quien en las dos ocasiones anteriores estuvo como miembro de The Police. Durante la primera gira, en 1981, en pleno furor mundial de la banda aunque aún poco conocida en el país, cuando realizó un show en el Estadio Obras, se produjo un recordado incidente en el que Summers, desde el escenario, pateó en la cabeza a un policía que estaba reprimiendo a una fan. La segunda visita fue en diciembre de 2007, con una serie de shows en el Estadio River Plate, en medio de la gira mundial de regreso de la banda.

En charla telefónica con Télam desde Los Angeles, antes de iniciar su gira latinoamericana, Summers habló de su nuevo show, recordó sus anteriores visitas y reflexionó sobre el impacto de The Police en el rock mundial.

—¿Qué significa para usted tocar estos temas sin Sting y Stewart Copeland?

—Es un "fucking" alivio (risas). Es una broma. Rodrigo y Joao son grandes intérpretes. Por algo son quienes son. Yo me siento muy suelto tocando con ellos y este es un material muy fuerte. No lo haría si no me sintiera cómodo. Ellos no son amateurs. Formamos una gran banda.

—¿Entonces no le resulta extraño?

—No, realmente. Deberías hacerle esta pregunta a Sting también, que hizo estas canciones a lo largo de toda su carrera solista. No es muy diferente.

¿Sabe que muchos argentinos lo consideran una especie de héroe por haberle pegado a un policía que reprimía a una fan en plena dictadura? ¿Qué opina al respecto?

—Es loco, siempre me preguntan eso. Sé que fue muy simbólico por el momento que atravesaba el país. Nosotros no entendíamos qué estaba pasando, por qué eran tan represivos, todo eso de los generales y los desaparecidos. Estábamos en el concierto shockeados al ver a la gente que era golpeada por la policía, todo ese despliegue. Así que quisimos proteger a una jovencita que estaba muy cerca del escenario gritando, por eso pateé a este tipo. Luego quisieron arrestarme, fue un momento muy pesado, pero el público lo amó. Me gusta que me consideren un héroe por eso.

Esa vez, en 1981, tocaron para una pequeña audiencia en relación a lo que ocurría en otros lugares del mundo porque aquí aún no eran muy populares. ¿Cómo lo tomaron?

—Creo que a veces hay que hacer una especie de misión si querés llevar tu música alrededor del mundo. Tal vez era inusual para la época que una banda de Gran Bretaña toque en Sudamérica y en Argentina, pero también tocamos en Egipto, India, Australia, China, Grecia. Todos lugares en donde la gente no estaba acostumbrada a ver bandas de rock, pero Argentina es distinta porque tiene una gran cultura musical, la gente se involucra de inmediato. De hecho, grabamos en Argentina el CD y DVD en vivo "Certifiable".

—Pero eso fue en 2007. Ahí ya era otro el contexto. ¿Qué recuerda de esa última visita?

—Fue fenomenal, una gran producción, las más grande de nuestra historia. Fue increíble tocar con toda esa tecnología, ese sonido, para toda esa gente cada noche. Una gran experiencia. Pero, ¿sabés? También a veces uno desea que llegue el final cuando se hace algo así para poder continuar con lo que uno estaba haciendo, con tus propios proyectos musicales.

¿Por qué decidió volcar sus vivencia con la banda en el documental "Surviving The Police"? ¿Fue una especie de catarsis?

—Todo comenzó porque escribí mi autobiografía llamada "One train later". Ese es el verdadero título, no "Surviving The Police", que es un título estúpido, yo nunca lo hubiera llamado así. Quise escribir sobre el hecho de estar en la música y fue una sorpresa el éxito que tuvo el libro. Respecto a tu pregunta, no escribí el libro con el objetivo que sea una catarsis. Quería reflejar lo hecho, como le pasa a cualquier artista, y no sólo sobre mi experiencia con The Police, pero obviamente eso entra en algún lugar y es sobre lo que más pregunta la gente. Es difícil para mí escribir sólo sobre The Police, respetando una línea de tiempo. Tendría que recordarlo todo, hacer una especie de investigación personal y empezar a reconstruir hechos, qué pasó en cada disco. Así que traté de escribir desde lo emocional sobre lo que significaba estar en la música y dentro de una banda.

— ¿Sigue tomando fotografías en cada lugar al que visita de gira?

—Sí, claro, tengo un montón. Tengo un show en donde se exponen las fotos y yo toco encima. Es un show multimedia que me gustaría muchísimo llevarlo a la Argentina.

—¿Cómo forjó su estilo tan particular como guitarrista?

— En aquellos años todos querían ser como Jimi Hendrix o Jimmy Page. Yo no podía ser Hendrix y Led Zeppelin estaba bien pero era blues y yo crecí escuchando jazz. Yo quería ser un guitarrista de jazz cuando empecé, de ahí vengo. Estoy muy influenciado por lo armónico, por Miles Davis, no por Robert Johnson, aunque claro que he tocado en bandas de rhythm and blues. Sting también había sido influenciado por esa clase de música: Beatles, Stones, jazz, Thelonious Monk, bossa nova. Pero al mismo tiempo, éramos una banda de rock, una banda punk, así que fuimos encontrando el estilo a partir de estar juntos y unir todas esas influencias. Queríamos tocar acordes más interesantes que los que se escuchaban en el rock y el punk, también estaba la influencia del reggae, que Sting incorporó en sus líneas de bajo. Fuimos creando el tipo de sonido que queríamos escuchar y esa fue una manera de encontrar algo que nadie más había hecho. Es un milagro llegar a hacer algo que nadie hizo, proponérselo y alcanzarlo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario