Escenario

"Nunca estuvimos de moda porque las modan pasan"

El músico Emiliano Zerbini, consagrado en Cosquín, asegura que tiene una propuesta artística contundente y la presenta mañana en una gran peña.

Miércoles 23 de Mayo de 2018

El cantante y compositor Emiliano Zerbini estrena su premio consagración del último festival de Cosquín, mañana a las 21, en el Galpón de la Música, en una gran peña que compartirá con el cuarteto Kare, los grupos Ralukuna y la Eulogia Coral, y el solista Martín Godoy.

"Es el primer show que voy a hacer en Rosario en lo que va del año, con una banda renovada y preparada para tocar tanto las danzas tradicionales como nuestro propio repertorio", dijo el músico nacido en Córdoba pero criado en La Rioja en el seno de una familia de bailarines encabezada por su mamá Silvia, actual directora de Ballet Folclórico Nacional. Es que los dos últimos discos de Zerbini, "Danzas Argentinas I" y Danzas Argentinas II", con los que viene recorriendo el país, están dedicados a recopilar y revitalizar las danzas tradicionales argentinas, en versiones renovadas de ritmos casi desaparecidos de los repertorios folclóricos actuales. "Incluso hay un montón de danzas que aún no hemos grabado pero que estamos preparando y presentando en vivo y las vamos a llevar a Rosario, junto a un repaso de mis primeros discos", adelantó el artista.

—¿Qué significa la consagración de Cosquín para tu carrera?

—Este tipo de distinciones te expone, hace que la gente ponga la vista en vos. Por otro lado abre muchas puertas, te pone en una vitrina imaginaria donde están los grandes referentes del folclore. Así que por un lado es una responsabilidad enorme y por otro lado la posibilidad de que mucha gente te preste más atención. Artísticamente estos reconocimientos te revitalizan, te energizan. Después de 20 años de carrera recibimos el reconocimiento, primero de Jesús María y luego de Cosquín. Eso te da confianza, ganas de seguir, y mucho más cuando uno tiene una carrera de mucho trabajo desde el lugar de la autogestión y de ser músico independiente. Sirve para legitimar una carrera que ya tiene muchos años de camino y de esfuerzo.

—¿El folclore argentino está en una crisis o en una meseta con respecto a difusión y público?

—Creo que el folclore está muy activo, para nada creo que haya mesetas, pero si hay muchas personas que generan polémicas y en eso hay compañeros artistas, difusores o periodistas a los que quizás les falta actualizarse y salir a ver todo lo que está pasando. Quizás no sean las mismas estéticas de otros tiempos, hoy hay otra impronta, la de la autogestión, la de los artistas que presentan sus cosas en otras plataformas. Humildemente nosotros tenemos un grupo de gente que nos recibe muy bien, quizás no llenemos estadios, pero tenemos un trabajo sostenido hace muchos años. Como dice Julio Paz, del dúo Coplanacu, afortunadamente nunca estuvimos de moda, porque las modas pasan. Nosotros, en cambio, tenemos una propuesta artística y en eso creemos.

—Tus primeros discos tenían canciones propias, estos últimos recopilan danzas tradicionales. ¿Por donde irán tus futuros trabajos?

—Estoy muy cómodo con los discos de danzas argentinas así que probablemente hagamos un tercer disco de este estilo. También tengo otro proyecto de un disco con nuevo sonido, con un cuarteto de guitarras, es un gran proyecto que espero concretar pronto. Y tengo una nueva banda de gente joven, con los que vengo a tocar a Rosario mañana, que me está pidiendo a gritos hacer otro disco como proyecto grupal, así que también estamos trabajando en eso. Un poco de cada uno de estos proyectos estaremos mostrando en esta hermosa peña.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario