Escenario

"Nunca diseñamos un éxito o un fracaso, lo nuestro se dio de manera natural"

Pedro Paiva cuenta de qué se trata la obra con la que el dúo llega a Rosario. En "Fo" se hace referencia a un imaginario primer pensador. Porque así como hubo un primer músico, un primer pintor, tiene que haber habido un primer pensador. Por eso Fo, el filoso, tiene como 100 mil años.

Sábado 04 de Abril de 2009

En "Fo" se hace referencia a un imaginario primer pensador. Porque así como hubo un primer músico, un primer pintor, tiene que haber habido un primer pensador. Por eso Fo, el filoso, tiene como 100 mil años.

Así explica desde su casa en Córdoba Pedro Paiva, de Los Modernos, el leit motiv de "Fo", la obra que mostrará junto a su camarada Alejandro Orlando esta noche en el teatro Lavardén.

"Hablamos de un primer pensador imaginario, al que usamos como pretexto para tratar distintos temas y además es el hilo conductor de la obra", cuenta Paiva, que en la obra aparece vestido de novia y sus bigotes a lo Fontova.

El primer texto que aparece en la boca de este antiquísimo filósofo es un discurso sobre las malas palabras. Claro, desde lo culto aunque incluyendo algunas malas palabras, explica Paiva. "Me basé bastante en el libro del rosarino Ariel Arango, «Las malas palabras», donde explica psicoanalíticamente que todas las malas palabras tienen un trasfondo sexual. Abrimos con este tema, diciendo algunas malas palabras pero desde nuestra estética y buenos modales. Luego paseamos por temas que van desde una pequeña encuesta sobre los celos al complejo de Edipo llevado a una lectura de culebrón. También aparecen temas como el arca de Noe y la pereza. La temática no la podemos inventar nosotros; lo nuestro se trata de una lectura novedosa de distintos temas".

La primera referencia que aparece a partir del título, "Fo", es la del excéntrico dramaturgo italiano Darío Fo. Paiva afirma que el personaje de la obra, que nació hace más de cien mil años, tuvo su última encarnación en 1926 en un bambino italiano llamado Darío. "En realidad, esta es la única conexión con Darío Fo", añade.

El dúo surgió en Córdoba tras la caída de De la Rúa. "Nadie iba al teatro así que nosotros decidimos salir a buscar a nuestro público a los pub y a los restaurantes. Y para atraparlo usamos la técnica del impacto: nos presentábamos como dos hombres pero con polleras. Decíamos lo nuestro pero sin hacer ningún alarde de esa vestimenta femenina porque, simplemente, no vinculábamos el discurso al vestuario, por lo que a los cinco minutos, si la química funcionaba la gente se olvidaba de nuestras faldas.", explica Paiva.

La estética del desconcierto la aplicaron en su primer show, "Breve desconcierto breve". "Le pusimos así porque éramos testigos que en los primeros diez minutos el público se sentía realmente desconcertado. En «Fo» lo musical no pasa por aquella experiencia, pero hay canciones cantadas a capella. Buscamos una propuesta potente", dice.

Con "Fo" Los Modernos hacen girar la rueda nuevamente. La estructura es similar: dos actores que comunican un texto; cada 10 minutos, una canción. Con "Fo", además, probaron la miel del éxito. Venían de una experiencia de tres años viviendo y actuando en Barcelona. "Nunca diseñamos un éxito ni un fracaso", dice Paiva. "Cada paso se fue dando naturalmente. De todos modos estamos sorprendidos con el resultado de «Fo»".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS