Escenario

"Nosotras también nos buscamos sin necesidad de tener ningún apellido"

Vera Spinetta y Agustina Macri coinciden en "Soledad", la ópera prima de la hija del presidente de la Nación protagonizada por la hija de Luis Alberto.

Jueves 20 de Septiembre de 2018

La búsqueda de la identidad. Nada más ni nada menos que semejante derrotero atraviesa "Soledad". Lo atrapante de esta película, que se estrena hoy en Rosario, es que además de contar la historia de vida de María Soledad Rosas también es un viaje interno e introspectivo de la directora Agustina Macri y de la protagonista Vera Spinetta. Pero hay más, porque el viaje más seductor será el del espectador: "Esta película es una oda a la libertad y a la búsqueda de identidad de todos, en definitiva todos estamos en la búsqueda de ser nosotros mismos", destacó la realizadora en diálogo con Escenario.


María Soledad Rosas fue una joven argentina que a los 23 años se convirtió en un ícono del movimiento anarquista italiano. Su historia sensibilizó a Agustina Macri, quien convocó nada menos que a Vera Spinetta para el rol protagónico.

"Soledad", ópera prima de la hija mayor del presidente de la Nación, está inspirada en el libro de Martín Caparrós "Amor y anarquía", letra viva de un caso que enamoró también a Vera, hija del mismísimo Luis Alberto Spinetta, prócer indiscutible del rock argentino.

"La búsqueda de Soledad también se asemeja a nuestra situación, la de Agustina y mía, de encontrar quienes somos nosotras sin necesidad de tener ningún apellido", dijo Vera, quien también habló con este diario para contar la emoción extrema que sintió en este rodaje, que es el primer protagónico de su carrera.

Vera confesó que sintió "un enamoramiento" con María Soledad Rosas. Eso le permitió conectar con una parte "no tan mental sino también intuitiva y hasta espiritual, algo de la conexión con esa alma tan genuina, tan en búsqueda, tan de la entrega del amor y de la libertad".

"Son cosas que tenemos todos los seres humanos y que de pronto, si indagás en eso, podés encontrarlo en vos mismo. Me parece que me conecté con ella desde ese lugar, en tratar de encontrar todos esos rasgos en mí", destacó la actriz, que se lució en todo el filme, pero tuvo "un clímax expresivo", según palabras de la directora, en la escena del final.

Agustina, quien participó en la filmación de "Snowden", de Oliver Stone, sintió algo especial antes de inclinarse hacia esta historia. "La sensación que tuve fue como una espiral, primero fue algo más bien intuitivo y muy emocional, muy de lo que te generan las personas, sin palabras, sin cabeza. Fue algo que me vibró y después, a medida que me iba pasando el tiempo, esa espiral iba cada vez más profunda. Y lo único que hacía era reafirmar la decisión con el contexto, el país, la historia de amor, la familia, las cartas que dejó. Todos esos elementos me sedujeron para filmar esta película", apuntó.

En el nombre del padre

Nadie va por la vida tan campante si el apellido pesa por sí solo. Así lo explica la hija de Spinetta: "Tanto yo como Agustina tenemos un amor sincero hacia Soledad. Y desde ese amor surge todo el resto y nuestro vínculo, yo a Agustina nunca la vi como la hija de nadie y ella a mí tampoco, es la conexión humana de las almas queriendo contar una historia que nos conmueve a ambas. Eso es lo valiente, la búsqueda de Soledad también se asemeja a nuestra situación de encontrar quienes somos nosotras sin necesidad de tener ningún apellido".

A su turno, Agustina explicará cómo es ser hija de Mauricio Macri. Y lo desarrollará ampliamente: "El apellido es algo que me acompaña desde que nací y desde que tengo bastante uso de razón empezó a hacer algo que nunca fue neutral, como algo que uno tiene como muy cerca y en general nunca es la realidad, genera situaciones muy diferentes. Siempre fue aprendizaje para mí entender esta situación, a veces atravesando situaciones no del todo cómodas y a veces atravesando situaciones de satisfacción, pero sí es un estado de vida donde es difícil nunca poder estar en un lugar un poco más virgen, sin generar una impresión previa en otra persona, es algo que yo ya traté de incorporar para tratar de usarlo a mi favor y fortalecerme".

Y agregó: "Es momento de dejar todo eso atrás, lo pienso todo el tiempo y creo que el arte es totalmente libre y estas cosas no tendrían que jugar. Cuando vi las primeras noticias de la película, me gustaba cuando leía «Macri y Spinetta se abrazan». Me gusta mucho y abrazo esa idea de que nos tenemos que unir mucho más".

Hay un momento clave del filme, al que Escenario pudo ver en exclusiva previo al estreno, y es cuando Soledad camina en medio de un paisaje luminoso de Turín o Génova, locaciones del rodaje. Es una situación dramática, en la que Soledad sufre por la pérdida de su amor además de que debe rendir cuentas a la Justicia. "Sigo adelante, es todo un desafío, porque sé que antes o después, voy a ser totalmente libre" se oye en la voz en off de Vera.

Más allá de la metáfora, al revivirle esta escena, la protagonista contó lo que le pasó al experimentar ese sentimiento de Soledad: "Me pasó algo re fuerte, que es que el hecho de que ella se suicidara era muy trágico y extremo. Yo me lo apropiaba y me pasaba que no podía encontrar la respuesta del por qué, y filmándolo me pasó eso de sentir en el cuerpo la decisión de suicidarme. No lo sentí como algo trágico, sino todo lo contrario, lo que encontré fue que lo sentí como un acto de liberación absoluta, de explosión, como si eso, el terreno conquistado de Soledad por Soledad no lo iba a determinar nadie más que ella y eso me pareció un acto que culmina en la libertad, en ser parte del aire".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario