Escenario

“Nos sentimos libres para abrazar todas las influencias”

A 15 años de su debut, el exitoso “Parachutes”, Coldplay sigue en carrera y es una de las pocas bandas que puede llevar la bandera del rock británico a los ránkings de discos y los estadios.

Sábado 12 de Diciembre de 2015

A 15 años de su debut, el exitoso “Parachutes”, Coldplay sigue en carrera y es una de las pocas bandas que puede llevar la bandera del rock británico a los ránkings de discos y los estadios. Después del melancólico y solemne “Ghost Stories” (2014), el grupo liderado por el cantante Chris Martin volvió a las bateas con un álbum totalmente diferente, con un sonido enérgico y bailable. “A Head Full Of Dreams” (Una cabeza llena de sueños) retoma los acordes vibrantes que marcaron algunos de sus anteriores proyectos. Sin embargo, el mismo Martin sugirió el año pasado que podría tratarse del último CD de la banda, algo que trató de relativizar en sus últimas entrevistas.

   El disco se grabó en Los Angeles, Malibú y Londres, y contó con la producción del británico Rik Simpson y del dúo noruego Stargate, conocido por sus trabajos con Beyoncé y Rihanna. También tiene una gran lista de invitados, en la cual se anotan la misma Beyoncé, Noel Gallagher, Tove Lo y la cantante de soul norteamericana Merry Clayton, entre otros. Hasta la voz de Barack Obama (fan confeso de Coldplay) aparece en el CD. La banda incluyó un fragmento de la interpretación que el presidente de EEUU hizo del clásico del gospel “Amazing Grace” en el funeral de la senadora Clementa Pinckney, asesinada en junio pasado junto a otras ocho personas en un tiroteo en una iglesia metodista de Charleston.

   Los nuevos temas de “A Head Full Of Dreams” también impulsaron al grupo a volver a los escenarios, algo que no sucedió con “Ghost Stories”. El álbum apenas salió y ya tienen por delante un calendario repleto de compromisos, que los llevará a tocar en 20 estadios de 14 países por Europa y Latinoamérica (ver aparte). Será su primer tour desde el que hicieron para presentar “Mylo Xyloto” (2011) y que congregó a más de tres millones de personas en sus shows.

   “Que este sea nuestro trabajo después de 16 años de carrera es simplemente un milagro, estoy muy agradecido por esto y no lo tomo por sentado”, dijo Chris Martin en una entrevista con el diario “USA Today”. “A veces no estamos seguros de donde encajamos musicalmente, pero en este álbum abrazamos el hecho de que no tenemos que caber en ningún lugar. Nos permitimos escuchar un «Single Ladies» (Beyoncé), «Champagne Supernova» (Oasis), «Good For You» (Selena Gómez) o The Pogues. Está todo bien”, afirmó el vocalista y pianista de 38 años.

   En ese sentido, Martin se explayó: “Este disco representa la libertad de abrazar nuestras influencias. Queremos abrazar nuestras influencias y dejar ir el concepto de ser una banda de rock. También queremos trabajar con todos los músicos que amamos, más allá de qué género vengan”, enfatizó.
  
Lejos de la melancolía. “A Head Full Of Dreams” representa la vuelta a un sonido más alegre y vital, lejos de la melancolía. “La música para mí es catártica, y creo que el hecho de que pueda expresarme me permite disfrutar de la luminosidad de las cosas”, explicó el cantante. “Esta vez hice canciones felices, pero creo que las canciones de Coldplay tienen una tensión entre ellas. Se pueden escuchar como algo triste o se pueden oír como edificantes, dependiendo del estado de ánimo. A veces, cuando una canción parece ser sólo feliz o triste, el resto de la banda no lo acepta porque les gusta que haya cierta tensión. Además es difícil perfeccionar una canción feliz. Pharrell lo maneja, al igual que Stevie Wonder y Bill Withers. Yo todavía no lo manejo”, admitió.

   Para el líder de Coldplay, el single “Adventure Of A Lifetime”, con su groove funk, encapsula un nuevo respeto de la banda hacia los demás. “Estoy tan feliz de que haya sido la primera canción del disco en salir, porque es una parte real de la banda”, aseguró. En ese tema, la voz de Martin aparece en una especie de segundo plano. “Si se me permite hablar en nombre de la banda, a veces se necesita un descanso del cantante”, dijo entre risas. El vocalista también reveló que, para esa canción, le pidió al guitarrista Jonny Buckland que invente un riff mejor que el de “Sweet Child Of Mine”, el clásico de Guns and Roses. “Me sorprendió que lo lograra”, agregó entre más risas.

   Sobre la colaboración del dúo noruego Stargate en la producción, el bajista Guy Berryman comentó: “Como banda, nosotros tendemos hacia las cosas que suenan gruesas y densas. Pero su habilidad hervía cosas a su mínima expresión. Ellos trabajan en un género que no es del todo nuestro. Y nosotros estábamos tratando de ir hacia un lugar diferente”, explicó.

Los invitados brillan. Los invitados también hicieron un aporte a esa diferencia. El ex Oasis Noel Gallagher toca la guitarra en “Up&Up”, la voz de la cantante sueca Tove Lo aparece en “Fun”, e incluso Gwyneth Paltrow (la ex mujer de Martin) y Annabelle Wallis (la actual) hacen voces en “Everglow” y ”Up&Up” respectivamente.

   Sin embargo, la voz que más brilla en el álbum es la de Beyoncé, que canta en “Hymn For The Weekend”: “Ella hizo nuestro disco un 90% mejor, y ya estábamos un 20% bien”, dijo Chris Martin. “Así que ahora somos un 110% de la banda que solíamos ser. Hacé las cuentas”, agregó el pianista. “Estas colaboraciones no habrían sido posible si no hubiésemos estado predispuestos a recibir ayuda de afuera”, dijo por su lado Guy Berryman. “Por suerte no luchamos para demostrarnos nada a nosotros mismos ni a los demás”, aseguró.

   “Para nosotros nunca fue fácil ser una banda, pero creo que ahora es más divertido que nunca”, acotó Jonny Buckland. “A medida que crecemos nos volvemos mejores en lo que hacemos y más tolerantes entre nosotros. A los 20 años uno es un tanto abrasivo, más egoísta. Ahora somos más buenos y comprensivos”, aseveró.

¿será el final? El año pasado, Chris Martin sugirió en una entrevista con la BBC que “A Head Full Of Dreams” podría ser el último álbum de Coldplay, y lo relacionó con el último libro de la colección de Harry Potter. Ahora, sin embargo, lo desmiente. “Hicimos un disco del que estamos orgullosos. Lo siento como el final de una historia, el capítulo de cierre, la escena de la fiesta. Por años estuvimos tratando de hacer este disco. Siempre quise que sonáramos así”, afirmó, y enseguida aclaró: “Pero esto no significa que sea el final de la banda. Vamos a seguir en este mundo por un buen rato. En este momento estoy muy agradecido de estar acá con estas canciones y con esta banda en particular”, comentó.

   El anterior álbum del grupo, el sombrío “Ghost Stories”, estuvo inspirado en la separación del cantante y la actriz Gwyneth Paltrow, que tomaron caminos distintos en marzo de 2014. Más de un año después, Martin dejó atrás la frustración por el divorcio. “Que termine una relación romántica no significa que otras facetas de esa relación tengan que terminar. Incluso no significa que se puedan volver mejores”, confesó. El cantante quiere focalizarse en los aspectos positivos de la vida. “Estoy contento por el simple hecho de estar vivo. He trabajado mucho internamente para darme cuenta de cuán afortunado soy en despertarme cada mañana. Es así como me siento ahora, incluso en los días en que me despierto un poco deprimido o preocupado. Yo celebro el hecho de estar presente”, afirmó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS