Escenario

Norah Jones cruza Estados Unidos en busca del amor verdadero

"El sabor de la noche" llega hoy a los cines rosarinos. Con Jude Law y Natalie Portman. Wong Kar Wai aclaró que su película no se trata de una road movie. Es un drama romántico.

Jueves 24 de Julio de 2008

"No creo que esta película pueda ser considerada como una road movie", afirmó Wong Kar Wai, el director de Honk Kong sobre su última película, "El sabor de la noche", que se podrá ver a partir de hoy en cines rosarinos. "La idea original era centrar la historia en la relación del personaje de Norah (Jones) con los propietarios del restaurante, pero como era demasiado caro rodar sólo en Nueva York, tuvimos que expandirnos a lo largo del país", reveló el director de filmes como "Con ánimo de amar" y "2046" durante la entrevista con el escritor Dennis Lim.

"El sabor de la noche" es la primera película rodada en Estados Unidos del siempre exquisito Wong Kar Wai. El filme, escrito por Kar Wai junto a Lawrence Block, es un drama romántico con un espectacular reparto que encabezan Jude Law, Natalie Portman, Rachel Weisz, Tim Roth, David Strathairm y la cantante Norah Jones en su debut como actriz. Y cuenta la historia de una joven (Jones) que se embarca en un inolvidable viaje cruzando Estados Unidos en busca del amor verdadero. En el camino la joven se encuentra con una serie de enigmáticos personajes que le ayudan en su búsqueda.

"El sabor de la noche" es una película independiente, de costo bajo teniendo en cuenta los billetes que se desembolsan en la industria del cine estadounidense, aunque rodada con un elenco estelar, con actores que el director eligió personalmente. Empezando por la protagonista y siguiendo por Jude Law, Natalie Portman, Rachel Weisz, David Strathairn. Y una segunda cantante, Cat Power, que aparece bajo su verdadero nombre de Chan Marshall, además de hacer un aporte a la banda de sonido. Como también lo hizo la propia Jones.

"El primer cambio consistía en rodar en inglés, que no es mi lengua materna", explicó el director oriental. "Durante muchos años he visto numerosos filmes sobre China realizados por directores extranjeros. Esto resulta siempre un poco extraño para nosotros, ya que las cosas suelen representarse de forma demasiado exótica". añadió.

"Yo quería entonces hacer una película en otra lengua, evitando este problema que acabo de mencionar. En la preparación siempre pedía a Norah y a Jude, así como a las personas de mi alrededor, cuál era su opinión. A veces mis preguntas eran un poco absurdas, pero yo necesitaba tener una referencia", comentó.

Y puso un buen ejemplo: "Un beso tiene un significado diferente en la cultura china. Hay connotaciones sutiles y yo quería retratar a los americanos evitando los errores que otros hacen en sus películas sobre China. Yo creo que hay cuestiones que todos podemos compartir, a pesar de ser de razas o culturas diferentes. Nosotros podemos compartir nuestras emociones, por encima de los idiomas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario