Escenario

"No sé si son 365 días o 365 años los que pasaron", confesó la mamá de Cerati

Hoy se cumple un año desde que el músico fue internado tras sufrir una accidente cerebrovascular en Venezuela. Su mamá Lilian Clark admitió que "cada uno de los días es una angustia nueva". Los seguidores homenajean al líder de Soda Stereo en la puerta de la clínica ALCA.

Domingo 15 de Mayo de 2011

La madre del Gustavo Cerati, Lilian Clark, señaló hoy “no se si son 365 días o 365 años” los que se cumplen desde que el músico fue internado tras sufrir una accidente cerebrovascular en Venezuela.

“Cada uno de los días es una angustia nueva”, indicó la mujer,  quien agradeció a los fans del músico el apoyo y el respeto que  le brindan.

Los seguidores del músico organizaron una reunión para  realizar un homenaje al líder de Soda Stereo en la puerta de la clínica  ALCA, ubicada en Vuelta de Obligado 3100, donde permanece internado desde el 24 de octubre.

Además, se llevará a cabo una misa en las puertas del  instituto, confirmó Clark.

En este sentido, la madre de Cerati pidió que “no lo tomen  como un festejo porque no lo es, es un día a un año de sentir peso en  el alma”.

Cerati sufrió un accidente cerebrovascular en la madrugada del  16 de mayo de 2010, tras cerrar el primer tramo de la gira de  presentación del álbum “Fuerza Natural”, en la ciudad de Caracas.

“Cada día estamos mis hijas, nietos, los hijos de Gustavo  todos pegaditos él porque sabemos que además de la ciencia, por la que  esta muy bien atendido, necesita el afecto nuestro y muchísima  fe”, dijo Clark a radio Mitre.

En tanto, destacó que al músico “se lo ve muy bien, está  fuerte y muy bien cuidado, lo único que es un proceso difícil en el  cual hay que tener paciencia y como siempre digo, fe”.

“Si lo ves está hermoso, tiene una carita fresca como de  treinta años, cabello abundante. A veces le digo: bueno Gustavito,  dale, es el momento ya, abrí los ojitos y hablanos”, relató la madre.

Además, la mujer aseguró “no sabemos en que mundo está Gustavo  pero está y escucha” y reiteró que el tiene respuestas físicas  “como tocarme a mi la mano”.

Cuando vienen artistas a verlo y tocarle “miramos los  monitores y vemos como suben las pulsaciones, eso quiere decir que  escucha”.

Y agregó que “si está sentado y le ponemos la guitarra en la  mano se retuerce, él se da cuenta”.

En este sentido, aseguró que estos síntomas “nos dan esperanza  pero los médicos son muy cautos. Para nosotros hubo una  evolución, creo que los médicos lo perciben pero saben que es un proceso  largo y difícil”.

Por otra parte, le agradeció a los fans el “increíble y  conmovedor respeto con el que tratan este momento y que vienen para  estar acá y darles su fuerza y su energía, que yo se que le llega y  nos llena de fuerza a nosotros”.

“A veces le digo Gustavito agarrá toda esa energía para vos y  después si Dios quiere la vas a devolver en canciones nuevas”,  concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario