Escenario

"No habrá paz para los malvados" fue la gran ganadora de los Goya

El thriller vasco se alzó con seis premios, entre ellos, los de mejor película, director y actor. La argentina "Un cuento chino" ganó anoche en Madrid como mejor filme iberoamericano.

Lunes 20 de Febrero de 2012

Madrid. - El thriller "No habrá paz para los malvados" de Enrique Urbizu triunfó ayer por la noche en los premios Goya del cine español al llevarse seis estatuillas, entre ellas la de mejor película y mejor director. "La piel que habito", de Pedro Almodóvar, se alzó con cuatro de los 16 galardones a los que aspiraba.

Además, Antonio Banderas volvió a quedarse, por cuarta ocasión, sin el ansiado Goya a mejor actor en rol protagónico, que fue a parar a manos de José Coronado por su papel de policía corrupto en la multipremiada "No habrá paz para los malvados".

En la categoría de mejor película iberoamericana, "Un cuento chino" dio a Argentina su 14º Goya en las 26 ediciones de los premios ibéricos.

"No habrá paz para los malvados" cuenta la historia de un crimen investigado por un agente corrupto. La cinta ya había recibido el respaldo del público en las boleterías de las salas europeas y ahora también encontró el reconocimiento de la Academia de cine española.

Además de los premios a Urbizu y Coronado, la película recibió los Goya a mejor guión original, montaje y sonido. "He de compartirlo con todo el reparto, del primero al último actor", dijo el cineasta vasco al recoger el busto de Goya.

Almodóvar, quien volvía a la ceremonia de los Goya, no subió ni una sola vez al escenario. Pero "La piel que habito" fue distinguida con cuatro galardones, entre ellos mejor actriz protagonista para Elena Anaya y mejor actor revelación para Jan Cornet. Anaya se impuso, entre otras, a la mexicana Salma Hayek.

La música de "La piel que habito" le dio a Alberto Iglesias el 10º Goya de su carrera. Iglesias es candidato por tercera vez al Oscar por la banda sonora de "El topo", y ya fue nominado por "The Constant Gardener" en 2005 y "The Kite Runner" en el 2007.

En categorías de interpretación, el drama de la guerra civil "La voz dormida", de Benito Zambrano, conquistó el Goya a la mejor actriz revelación para María León y mejor actriz de reparto para Ana Wagner. Por su parte, el western "Blackthorn", de Mateo Gil, se llevó otros cuatro Goya, entre ellos el de mejor dirección de producción.

Además, a una semana de la entrega de los premios Oscar, a los que acude como una de sus mayores protagonistas, la película francesa "El artista" de Michel Hazanavicius obtuvo el premio Goya a la mejor película europea. El filme se impuso a "Un dios salvaje" de Roman Polanski, "Melancholia" de Lars von Trier, y la nueva versión de "Jane Eyre" de Cary Fukunaga.

"El artista" es una película muda, una arriesgada propuesta rodada en blanco y negro, que figura entre las favoritas para los Oscar, en una gala en la que aspira a diez estatuillas. Con esta declaración de amor a la primera década del cine mudo, Hazanavicius ya consiguió tres Golden Globe y muchos otros premios desde el estreno de la película en el Festival de Cannes.

Por la tolerancia. Casi al final de la ceremonia, la película argentina "Un cuento chino", dirigida por Sebastián Borensztein y protagonizada por el actor Ricardo Darín, recibió el Goya al mejor filme iberoamericano de 2011.

Darín recibió el premio, que dedicó, en nombre del director, "a todas aquellas personas que en algún momento han sido víctimas de la intolerancia".

"Un cuento chino" competía frente a la cubana "Boleto al paraíso" de Gerardo Chijona, la mexicana "Miss Bala" de Gerardo Naranjo, y la chilena "Violeta se fue a los cielos" de Andrés Wood.

La película nacional narra la historia de Roberto (Darín), dueño de una ferretería y veterano de la Guerra de Malvinas de carácter huraño. Roberto se cruzará con un ciudadano chino que llegó a la Argentina con la esperanza de rehacer su vida en Buenos Aires, aunque no habla una palabra de español, luego de padecer la trágica muerte de su novia en China.

La comedia, con ribetes dramáticos y emotivos, se centra en Roberto y en Jun, encarnado por el actor Ignacio Huang, y sus dificultades para comunicarse, pero también en los recuerdos del personaje de Darín tras haber estado en las Malvinas.

"La película es una joya de arte", declaró Huang al canal de televisión TN luego de conocerse la distinción que recibió. Borensztein, director también de "La suerte está echada" (2005), dijo que el galardón es "una alegría y una gran sorpresa".

El director de la película reveló que no participó de la ceremonia realizada en el Palacio Municipal de Congresos, en Madrid, porque se encontraba "en Buenos Aires trabajando en una nueva película".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario