Escenario

"No creo que nadie quiera retirarse de su profesión"

El ex beatle regresó con un nuevo álbum, "Egypt Station". En una nota con la BBC habló de la autocrítica a la hora de componer y de su espíritu optimista

Domingo 09 de Septiembre de 2018

Después de semanas de intensa promoción, y tras cinco años sin editar material de estudio, Paul McCartney regresó a las bateas y a las plataformas digitales con "Egypt Station", su flamante nuevo álbum. Se trata de su primer trabajo desde "New", de 2013, en el que mostró un abanico de sonidos frescos. A los 76 años, el legendario ex beatle todavía se entusiasma con el proceso de composición, está por emprender una gira por Canadá, Estados Unidos, Japón y Europa y no piensa para nada en el retiro.

"Egypt Station" fue concebido con "el espíritu de un viaje", según declaró McCartney. El disco comienza y termina con temas instrumentales, y éstos envuelven canciones que forman un "viaje caleidoscópico a través de múltiples escenarios y épocas musicales". "Me recordó a los discos conceptuales que solíamos hacer en el pasado", apuntó el bajista y cantante. "«Egypt Station» comienza en la estación en la primera canción y luego cada canción es como una estación diferente. Así que nos dio una idea para que todas las canciones giraran en torno a eso. Creo que es un lugar de ensueño del que emana la música", explicó. El nombre "Estación Egipto" en realidad es el título de una pintura del músico que data de 1988, y que en este caso se usó para el arte de tapa del álbum.

El disco se grabó en Los Angeles y en Sussex (Inglaterra), pero lo toques finales se dieron en Abbey Road, el mítico estudio londinense donde grababan los Beatles. McCartney toca la mayoría de los instrumentos en el álbum, y como productor eligió a Greg Kurstin, famoso por ser el coautor del mega hit de Adele "Hello". Kurstin además trabajó con Beck, Foo Fighters y Liam Gallagher.

"Aún soy muy crítico cuando compongo", dijo Paul en una reciente entrevista con la BBC. "Es bueno tener autocrítica, porque de lo contrario sólo vas a escribir canciones que ya has escrito o, lo que es peor, que otras personas han escrito. Entonces trato de corregirme a medida que avanzo", admitió. "A veces pienso: «eso es un poco cursi» o «esa fue una línea pésima», y creo que podría enloquecer componiendo una canción, pero tal vez encontrás una manera mucho mejor de decirlo", relató. "Trato de ser bastante estricto. Si algo no me gusta, trato de trabajar más duro para poder cambiarlo. Si la arreglo, está bien, y luego la grabamos. Si no lo logro, se descarta", señaló.

Desde ese proceso de composición nacieron temas como "Come On To Me" y "I Don't Know", los primeros singles de "Egypt Station". Este último tema abre con la siguiente línea: "Cuervos en mi ventana / perros en mi puerta/ no creo que pueda soportarlo más". Es una imagen muy sombría para un single. "Bueno, estaba de mal humor", dijo el ex beatle entre risas. "Es un hecho bien conocido: muchos compositores te cuentan que escriben buenas canciones cuando están de mal humor. A menudo puede ser un factor de motivación realmente bueno", reconoció. "No podés salir con tus amigos o familiares y comenzar a decir: «Tengo cuervos en mi ventana». Uno no quiere quejarse de todo, pero podés quejarte un poco con tu piano o tu guitarra. Componer es una gran terapia", afirmó.

La queja y la amargura no parecen ser sentimientos que la gente asocia con Paul McCartney. "Es gracioso. La gente piensa eso sobre mí, que cuando llegás a mi posición ya no tenés ningún problema. Pero eso no es realista", reflexionó. "Si, como yo, tenés una gran familia, siempre habrá algún tipo de problema, incluso si sólo alguien está enfermo. Todos tenemos problemas, y eso es lo que nos hace a todos tan humanos. No me gustaría estar viviendo en un castillo de cuento de hadas, lejos de las realidades del mundo. Claro que tener problemas es molesto, pero estás en el mundo real, y eso es bueno", subrayó.

De todas maneras, el músico admitió que su estado natural es ser optimista. "Hay una expresión que alguien me dijo una vez: «Soy un hombre viejo con muchas preocupaciones, la mayoría de las cuales nunca ocurren». Nos preocupamos demasiado por las cosas. A menudo le digo esto a alguien que está preocupado: «No te preocupes por eso. Probablemente no va a suceder. Todo irá bien». Soy optimista, pero también soy realista, y trato de mantener este control para no dejarme llevar a los extremos", confesó.

McCartney cumplió 76 años en junio pasado, pero ha dado muestras de que aún le sobra energía, en especial con una extensa gira mundial que realizó entre 2016 y 2017. Sin embargo, en la entrevista con la BBC le preguntaron sobre su posible retiro. "Ya soy como esos futbolistas a los que les preguntan «¿Cuándo te vas a retirar?» Y casi siempre dicen: «Bueno, cuando no lo disfrute, o cuando las piernas cedan». No creo que nadie quiera retirarse de su profesión. Hace unos días estaba hablando con Willie Nelson, que es más viejo que yo, y él me decía «¿Retirarse de qué?» Y eso creo que lo dice todo. ¿Retirarse de qué?", se preguntó el ex beatle.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});