Escenario

Nito Artaza habló de su dupla con Cherutti y de Glamorée

oy, a las 21.30, en el teatro Broadway (San Lorenzo 1223), Artaza y Cherutti vuelven por todo, y el acento estará puesto en el sello rosarino de la puesta: el ballet Glamorée, con la coordinación coreográfica de Pecky Land

Sábado 25 de Abril de 2015

Para Nito Artaza y Miguel Angel Cherutti no valen las reglas ortográficas, al menos no le interesan demasiado para su nuevo espectáculo al que titularon “La leyenda contínua”, con tilde en la i. “Le pusimos así porque tiene un poco de leyenda” dijo Artaza, aunque la idea fue hacerle un guiño a “La leyenda continúa”, aquel espectáculo con el que la dupla cómica regresó en 2011 tras una separación y llegó a Villa Carlos Paz con un éxito arrollador. Hoy, a las 21.30, en el teatro Broadway (San Lorenzo 1223), Artaza y Cherutti vuelven por todo, y el acento estará puesto en el sello rosarino de la puesta: el ballet Glamorée, con la coordinación coreográfica de Pecky Land. Nito Artaza dialogó con Escenario sobre este espectáculo, su rol de senador nacional por Corrientes y hasta la irrupción del humor en la política. “No se sabe si es un mal momento de la política o un buen momento para los humoristas, en realidad no lo vamos a saber hasta que se haga el escrutinio definitivo”, dijo entre risas con una clara referencia a las últimas Paso en Santa Fe.

   Artaza habla con Escenario desde su oficina en el Senado de la Nación. “Oficina del senador Artaza”, contesta su secretaria al otro lado del teléfono y pasará de inmediato la comunicación a Nito, aunque el llamado esté vinculado con su faceta artística y no con la política. “Soy artista por profesión y político por pasión, o mejor dicho por vocación”, dice.

   “Soy producto de la diversidad que se produjo después del 2001, y está bueno que haya un periodista, un verdulero, un profesional o un trabajador en la representación de la Legislatura o concejalías. Eso de ser solamente abogados constitucionalistas es de otro siglo, hoy la democracia permite que haya representación de distintos sectores de la ciudadanía. Ahora, eso sí, lo que hay que saber es que hay un compromiso, cuando estás sentado en ese lugar: o representás a los que no tienen voz o a las grandes corporaciones”, lanzó con énfasis político.

   A Nito Artaza le cuesta separar una actividad de la otra, es más, ni le interesa ocultar su faceta de funcionario por el radicalismo, todo lo contrario. Y se permite el humor también desde ese lugar: “Con Cherutti arrancamos en el 97, 98, yo por aquellos años ya imitaba a (Carlos Saúl) Menem, y hoy lo tengo sentado al lado mío en el Senado. «¿Seguís viviendo de mí?», me dice, porque lo sigo imitando todavía. Aunque en verdad en el Senado está más gracioso (Luis) Juez que yo, ¿no?”.

   Con nuevos personajes e imitaciones de Cherutti (“él creció mucho e hizo unas incorporaciones extraordinarias a sus personajes”), la puesta contará con Glamorée, y más de veinte artistas en escena. “Es una oportunidad de asociar el talento de Pecky Land y Glamorée con la efectividad nuestra. De esta manera vamos preparando los motores para el verano, ya que queremos hacer un gran show en Mar del Plata con ayuda rosarina”, destacó Artaza en referencia a la incorporación de Glamorée en la próxima temporada teatral veraniega en la Costa Atlántica.

   “Con Miguel Cherutti tenemos una amistad que vas más allá de arriba del escenario. No nos vemos seguido, sólo una vez al mes y nos divertimos mucho, prácticamente ensayamos muy poco porque nos conocemos demasiado”, indicó para agregar que en este espectáculo harán “un extracto de los grandes shows”. Esto comprenderá las imitaciones de artistas y personalidades por parte de Cherutti, más algunas pocas imitaciones de Artaza (Carlos Tévez y Menem son las más festejadas), y monólogos políticos, en los que aludirá a las recientes elecciones internas provinciales.

   “Empiezo cargándome yo, cargo a los radicales y después cargo al gobierno. Y obviamente que voy a hablar también de la actualidad política de Santa Fe, porque están muy picantes las cosas”, y remarcó quedonará sus honorarios de este show a 33 instituciones correntinas y también para una de Rosario.

   “Yo me dedico más a la ironía por una cuestión de respeto hacia mis pares, no los puedo cargar tanto, me cuido de no sobrepasar el tema de la investidura, la de otros, no la mía. Yo me puedo cargar, porque creo que la investidura no existe, el hombre es el que se calza la investidura, para mí eso está claro. Pero sí guardo más respeto, en mi doble función, de cuidarme de lo que voy a decir de un colega o del Poder Ejecutivo.

Antes terminaba mis shows imitando al presidente, hoy ironizo sobre la presidenta, pero si tengo que decir algo fuerte tengo que hacerlo desde mi ámbito de senador”. Y acentuó: “En el escenario hablo con humor, porque cuando tengo que hablar en serio lo hago en el Senado”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario