Escenario

Nazarena: "Tomé pastillas para tener la cola como Salazar pero casi me muero"

La vedette Nazarena Vélez confesó sus días de tormento en estos úlitmos meses: "Fui adicta a las anfetaminas, la efedrina y los ansiolíticos durante años. Hasta que hace muy poco sentí que la muerte me tocó de cerca. Fue hace tres meses, la muerte me rozó el hombro y ahí me hizo el clic en la cabeza".

Viernes 16 de Enero de 2009

Por fin un poco de calma, paz y sosiego para Nazarena Vélez. La vedette confesó en una dramática entrevista a la revista Paparazzi sus días de tormento en estos úlitmos meses: "Fui adicta a las anfetaminas, la efedrina y los ansiolíticos durante años, estuve jugando con la muerte siempre. Pensaba que nunca me iba a pasar. Hasta que hace muy poco sentí que la muerte me tocó de cerca. Fue hace tres meses, la muerte me rozó el hombro y ahí me hizo el clic en la cabeza".

En este momento, Vélez se repone de su adicción a las pastillas para bajar de peso y a los ansiolíticos. Además, la vedette confesó su deseo de "tener el culo como Luciana Salazar la llevó a sentirse cerca de la muerte". Hasta que un día se despertó sin poder moverse y tuvo que llamar a su madre de urgencia. “La llamé y le dije 'tomáte un avión y venía a ayudarme. Perdoname, te necesito'”.

"Pasé tres días sin dormir y sin comer, hasta que me dio cuenta que me estaba pasando de rosca. Una persona que no puede dormir si no se toma unas cuantas pastillas es una adicta”, prosiguió.

Además, Vélez recordó que para el momento en que protagonizaba la obra 'No somos santas' estaba extremadamente flaca por el uso de anfetaminas para inhibir el hambre. "Me miraba en el espejo y daba asco. Gerardo Sofovich, que producía la obra, atrasaba las funciones para darme de comer en la boca".

Su ex pareja y el detrás de escena

"Luciano Garbellano, hasta el día de hoy que no somos pareja, me compra remedios carísimos para los dolores de cabeza fuertísimos que sufro", dijo en relación a su ex novio y actual productor teatral.

Pero a pesar de estar bien cuidada en el plano laboral, Nazarena se anima a contar lo que pasa detrás de escena y pocos saben. "No compraba las pastillas. Estas cosas en el medio son muy fáciles. Por ejemplo, en la entrada al camarín siempre tenés a uno que te da lo que querés. Al que es drogadicto, le ofrecen droga. A la que es pu... le dan machos para que tengan relaciones. Y a mí que soy una enferma con la estética, me dieron en mi punto débil que son estas pastillas".

La relación con sus hijos

Para una mujer que siempre hizo "todo por sus hijos" es difícil reconocer que se mostró ausente en sus vidas. "La Nazarena mediática me comió como madre. Un día me di cuenta que hacía 7 meses no le firmaba el boletín a Gonzalito y casi repite por mi culpa", explicó a la revista Paparazzi. “No había tomado conciencia de que este año es el cumpleaños 15 de Barbarita”.


Afortunadamente, Vélez se toma la vida más tranquila de cómo se la vio tiempo atrás y ya no se muestra dependiente de las anfetaminas. "Se me acomodó la cabeza", declaró triunfal, y volvió a ser ella misma, con todo su desparpajo: "¿Qué estoy más gorda? Me chupa un huevo. Sé que tengo 3 kilos de más pero prefiero bajarlos en un mes y no volver a tomar una porquería más”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS