Escenario

Natalia Oreiro intentó aclarar y lo que hizo fue oscurecer

La actriz uruguaya, que tuvo un niño con el líder de Divididos Ricardo Mollo al que bautizaron Merlín Atahualpa, dijo que los padres del pequeño "no son un verdulero y una ama de casa, que quizá le hubieran puesto José“,

Lunes 02 de Abril de 2012

La polémica en torno al nombre que Natalia Oreiro y el cantante y guitarrista de Divididos, Ricardo Mollo, le pusieron a su primogénito tuvo un nuevo capítulo. Está vez lo protagonizó la actriz, quien, cansada de las críticas de la prensa del corazón, ensayó una explicación que no sólo no aquietó las aguas sino que echó más leña al fuego.

Merlín Atahualpa Mollo es el curioso nombre que le pusieron al pequeño. Y dio mucho qué hablar, obviamente, porque no es nada común. Sin embargo, la pareja está contenta por el nacimiento del niño tanto por el nombre que eligieron ponerle.

“La gente habló mucho de eso, pero no hay nada de siglas ni del Rey Arturo. Me parece que es estúpido darle tantas vueltas. Él tiene estos padres, no tiene un verdulero y una ama de casa, que quizá le hubieran puesto José“, lanzó la intérprete uruguaya.

Además, comentó que el bebé tiene mucha personalidad: “Hay días que es más Merlín y otros más Atahualpa. Merlín es más dulce y Atahualpa más guerrero. Igual, aunque a la noche no duerme nada, en general es muy tranquilo: llora solamente cuando tiene hambre o le duele la panza”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario