Escenario

Nahuel Pennisi: "Busco sonidos modernos, pero manteniendo mi identidad"

El cantante cuenta toda la intimidad detrás de su nuevo disco "Renacer". Y dice que los Latin Grammy fueron "un alivio para el alma"

Domingo 20 de Diciembre de 2020

A Nahuel Pennisi la pandemia no le vino nada mal. Cambió sus planes, lo llenó de incertidumbre y preocupación, pero las sorpresas y emociones fueron más. El sacudón ?como cuenta en esta entrevista- empezó en febrero en el festival de Viña del Mar donde conquistó al público y se llevó dos premios como Mejor Intérprete y Mejor Canción por su tema “Avanzar”; en agosto nació su primer hijo y el año terminó con la salida de su tercer disco “Renacer”. “Viña del Mar es en gran parte la razón de «Renacer», me convenció para ponerle ese título al disco porque antes de Viña yo sentía que estaba medio frenado en la carrera y lo que viví ahí fue un sacudón muy grande. No sólo por haber representado a mi país y traer las gaviotas fue un sueño cumplido, sino que me dio un impulso gigante para todo lo que está pasando ahora”, explicó el cantante, guitarrista y compositor de 30 años. Luego de “Primavera” (2015) y “Feliz” (2017) llega “Renacer”, su tercer álbum editado por Sony Music y compuesto por trece canciones que combinan producciones propias y más urbanas, con algunos clásicos del folclore y de la música latinoamericana.

   —”Canción de lejos” es un clásico folclórico de César Isella y es el primer tema del disco, ¿Cómo surgió esta elección?

   —En realidad fue la última canción que entró al disco. Estábamos cerrando todo con el director artístico de la compañía y le comenté que la noche anterior había estado tocando “Canción de lejos”. Me propuso de escucharla en ese momento y le gustó tanto que en ese instante la incluimos en el disco. Surgió así, espontánea, y como el tema arranca a capela con mucha expresividad en la voz, nos pareció un lindo comienzo de disco porque uno siempre se espera que ese lugar lo ocupe la típica canción bien arriba o el hit nuevo. Pero no, es una forma distinta de empezar con algo de introspección y emoción. Me llevo una gran felicidad de incluir “Canción de lejos”, la conozco de hace tantos años y ahora la pude grabar.

Album-Artwork-23-696x696.jpeg

   —¿Cómo fue la experiencia de compartir tu canción con Abel Pintos, que es el hit del disco?

   —De la emoción más íntima pasamos a la fiesta, fue una linda experiencia. A “Mundo” la veníamos craneando con mi amigo de composición León Cuyé cuando apareció este tinku (danza folclórica boliviana) y me dieron muchas ganas de grabarlo. Primero porque es un tema que refiere a una cultura, la de Bolivia, que nos acompaña desde siempre con su música y sentí que esta canción podía aportar mucho al estado de ánimo de la gente, por la pandemia y por todo lo que vivimos este año. Se me ocurrió hablar con Abel y aceptó con mucha alegría, tengo una buena relación, lo quiero mucho y fue el impulso que le faltaba a la canción. No pudimos estar juntos en el mismo espacio grabando pero siempre nos pusimos de acuerdo. Abel tiene un lazo muy grande con la música popular porque de chico empezó con el folclore, así que para él también fue como un viaje a sus raíces y creo que esta canción alegra a la gente, que en este momento es lo más lindo que puede pasar.

   —¿Te arriesgaste a sonidos más urbanos como en el track “Me llevo la noche”?

   —La música me está haciendo descubrir otras facetas, como buscar sonidos más modernos pero manteniendo mi identidad. Lo que quise hacer en este disco fue como dividirlo en dos partes, por un lado la cuestión de la música popular que vos decías, con un tinku, con una chacareara o con el tema “Hoy” (de Gian Marco interpretado por Gloria Estefan) que si bien suena moderno, lo relaciono con lo folclórico porque tiene charangos, percusiones y guitarras. Pero por otro lado me gustan las canciones en sí más allá del género, me gusta cuando me conmueven y cuando aparecieron estos temas como “Me llevo la noche”, con un sonido más urbano o “Compañera”, que parece indie folk, surgió la idea de mezclar esos dos mundos. Estoy despegando en lo musical pero mantengo el amor por la música de mi país.

   —Te jugaste a incluir dos clásicos como “Hoy” de Gloria Estefan y “Hasta que me olvides” de Luis Miguel, ¿por qué?

   —Con “Hoy” me pasó que me gusta desde siempre y tenía ganas de hacer algo que vinculara lo folclórico con la música que fui escuchando en mi vida. Aparte de buscarle un lado moderno tiene una letra muy linda que me provoca nostalgia, tristeza y alegría al mismo tiempo. “Hasta que me olvides” nunca me imaginé grabarla hasta que me enteré que en realidad la canción es de Juan Luis Guerra. Yo siempre la escuchaba por Luis Miguel pero me hice una pequeña fantasía con la letra de Juan Luis y su inspiración, le agregamos un bandoneón y quedó tanguera. Disfruto mucho de investigar cómo se grabó, dónde y de estar pendiente de la cocina de las canciones que escucho.

   —¿Además de Abel Pintos, qué otros invitados compartieron este disco?

   —Destaco a mi amigo Julio Reyes Copello, el productor artístico, que en este disco me enseñó muchísimo en lo interpretativo, me dijo de focalizar en las emociones y poder trasmitir eso con mi voz. Se dio un disco tan emotivo, familiar y de mucho amor que le agradezco mucho a Julio que este disco haya mejorado tanto. También a Mariano Delgado, uno de los mejores guitarristas que tenemos en el país, él toca con Lito Vitale y con Baglietto. A Damián Bolotin de la orquesta Filiberto, a toda la banda que me acompaña siempre y a un montón de otros músicos, al bajista Guille Vadalá. Todos hicieron un gran disco y estoy muy agradecido. León (Cuyé) tiene mil canciones y somos re amigos, me encanta que esté otra vez en las composiciones. Es un placer laburar con los autores, como Gian Marco, quien me escribió unas palabras muy lindas cuando escuchó mi canción.

   —¿Qué encontraste de diferente a tus discos anteriores?

   —Encuentro una madurez en lo que tiene que ver con el nivel de las canciones, con el nivel poético y con la interpretación, lo expresivo fue lo que me cautivó de este disco. Quizás antes estaba más apuntado a una muy buena musicalidad y a un trabajo en conjunto con la banda, de mucha producción musical. Pero en este caso, además de eso, se desarrolló mi interpretación.

   —¿Cómo viviste la experiencia de los Latin Grammy?

   —Los Latin Grammy fueron como un alivio para mi alma artística. Reencontrarme con un escenario y una prueba de sonido fue como volver a las canchas y me di un gustito en medio de la pandemia. Lo viví con sorpresa porque nunca me imaginé de poder viajar. Fue muy hermosa la experiencia, primero porque había muchas ganas de encontrarse con otros colegas y grandes artistas, por suerte la industria se las está ingeniando para armar esas movidas y la pasé muy bien, contento de representar a la Argentina, además de compartir escenario con Kany García (cinco veces ganadora del Latin Grammy Award), con Camilo y con Pedro Capó. Fueron todos muy buena onda, fue muy divertido y eso es lo lindo de conocer a la persona que está detrás del artista.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS