Escenario

Murió la cantante inglesa Amy Winehouse

Tenía 27 años, la misma edad que otras estrellas de la música fallecidas en forma trágica como Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison y Kurt Cobain.. Recientemente había interrumpido su gira europea por problemas de adicciones.

Sábado 23 de Julio de 2011

La cantante inglesa Amy  Winehouse, célebre por su enorme talento pero también por sus  problemas de abuso de alcohol y drogas, fue hallada muerta hoy en  su casa de Camden Square, al norte de Londres, según confirman  varias agencias internacionales.

Las fuentes, a las que se suman informes de la televisión y  la prensa gráfica británica, dijeron que los servicios de  emergencia acudieron al domicilio de Winehouse tras recibir una  llamada en torno a las 15 horas de Inglaterra.

Hasta el momento, la policía no había podido determinar las  causas de la muerte de la popular cantante, quien saltó a la fama  en 2006 con el single “Rehab”.

La joven artista, muy atractiva y personal, quien había  cubierto su cuerpo con varios tatuajes, había interrumpido  recientemente su gira europea después de que el público de un  concierto en Belgrado la abucheara por su pésima actuación, en la  que apenas pudo mantenerse en pie y no pudo cantar algunas de sus  canciones.

Winehouse, de 27 años, tuvo en Belgrado serios problemas para  interpretar sus canciones y mantener el equilibrio, mientras que su  banda seguía tocando y algunas de las canciones fueron cantadas en  su mayor parte por el público.

Ganadora de cuatro Premios Grammey en 2008, incluidos los de  mejor artista y mejor album del año, Winehouse tenía instrucciones  muy precisas de no beber, cuando finalizó en Londres un tratamiento  de rehabilitación para superar su adicción al alcohol.

Según recordaron las fuentes, el concierto que llevó a cabo  en Belgrado el 19 de junio pasado, en el que apenas pudo cantar y  se tambaleó en el escenario, volvió a demostrar que tenía  problemas.
Winehouse llegó una hora tarde, un motivo que enfadó mucho al  público y más aún cuando vieron a la británica tropezar cuando  subía al escenario.

En otros momentos de su actuación, la cantante movía  ansiosamente sus brazos mientras parecía que leía sus propias  letras de un teleprompter. Esa misma semana su representante anunció que cancelaba la  gira, incluido el concierto que iba a celebrar en Bilbao el pasado  8 de julio.

La cantante saltó a la fama en 2006 por su canción “Rehab”,  pero también por sus continuos problemas relacionados con el  alcohol, las drogas y sus ingresos a distintos centros de  rehabilitación. (Télam).-

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario