Escenario

"Muchas veces hacer música en vivo tiene algo de mágico y experimental"

De Enrique Iglesias y Michael Jackson al jazz fusión y al complejo mundo del sonido shred de la guitarra eléctrica. Ese es Greg Howe, el virtuoso guitarrista que en su primera gira argentina se presentará mañana en...

Viernes 09 de Septiembre de 2011

De Enrique Iglesias y Michael Jackson al jazz fusión y al complejo mundo del sonido shred de la guitarra eléctrica. Ese es Greg Howe, el virtuoso guitarrista que en su primera gira argentina se presentará mañana en Metropolitano.
   El músico norteamericano llega a Rosario junto a un grupo que integran el bajista Stu Hamm (reconocido por realizar giras con Joe Satriani y grabar discos con Steve Vai) y el baterista Italiano Gianluca Palmieri. El guitarrista de Pennsylvania comenzó su carrera en los 80 con el sello de Mike Varney, una especie de comunidad musical del estilo shred, junto a violeros como Marty Firedman, Jason Becker, Paul Gilbert y Richie Kotzen, entre otros. Luego, Howe desarrolló un camino diferente, más enfocado en el jazz fusión que en el rock. Esta apertura mezclada con su estilo shred —pasajes de gran complejidad técnica yextraordinaria velocidad— más los toques de blues y funk, hicieron de su sonido una marca registrada. Paralelo a esta búsqueda personal Howe supo desarrollar una importante tarea como músico de sesión, contratado por artistas del pop como Michael Jackson, Enrique Iglesias, N’SYNC y Justin Timberlake, entre otros.
   De estos temas y de su primera gira por Argentina habló Howe con Escenario.
   —El estilo shred fue criticado en otros tiempos alegando el virtuosismo exagerado, la obsesión por lo complejo. ¿Tus recitales hoy tienen estas características?
   —Me gusta desmitificar esta idea de la obsesión por lo complejo, encima entendido por muchos como confuso. Muchas veces hacer música en vivo tiene algo de mágico y experimental, y eso es un devenir del momento, de la práctica misma, del espacio, la gente, la noche y de todo lo momentáneo. Me refiero a que una conjunción de cosas hacen que este estilo tenga algo de magia, pero no por eso es caprichosamente exagerado, como dicen. En ese sentido, me relajo al escuchar esas cosas.
   —¿Qué debe esperar un espectador que va a ver el show?
   —Haremos un recorrido por varios álbumes, seguramente uno o dos temas de cada disco. La idea es hacer una mezcla desde los comienzos con mi primer álbum pasando por “Introspection”, “Sound Proof”, “Extraction”, “Five”, entre otros. Va a hacer un show muy variado y flexible donde se tocarán los temas con los que el público está más familiarizado y los cuales abarcan toda mi carrera.
   —Cómo músico de sesión acompañaste a estrellas del pop ¿Cómo fueron estas experiencias?
   —Realmente todas han sido maravillosas., pero tengo un recuerdo fresco de cómo se dio mi trabajo con Michael Jackson. Estuve hablando con Jeniffer Batten, la guitarrista de Michael en ese momento y me comentó que iba a alejarse del grupo por un tiempo y que me iba a recomendar para la gira. Realmente no sabía qué esperar y todo parecía muy surrealista, raro y difícil de imaginarse en ese momento tocando en el escenario junto a el. Cuando recibí la llamada no tenía mucho tiempo para pensar y tuve que prepararme rápido para los shows. Fue una de las mejores experiencias de mi vida y uno de los momentos más importantes de mi carrera. De todas formas cuando toco en vivo junto a otro artista, sobre todo con estrellas de pop como Justin Timberlake, Enrique Iglesias o Cristina Aguilera, trato de enfocar mi atención en el artista y en asegurarme de hacer lo que el artista espera de mí, por lo que en ese momento único cuando estoy en el escenario tocando no estoy nervioso sino más que nada concentrado en lo que debo hacer.
   —De todos modos, con Ritchie Kotzen parecías tener otra química, al menos eso es lo que traslucen los discos que hicieron juntos...
   —En realidad fue sólo un proyecto de la discográfica, es decir de Mike Varney... él pensó que teníamos un estilo parecido al tocar, pero lo suficientemente interesante como para combinarlo y sacar algo bueno de ello...”Tilt” vendió bastante bien, por eso sacamos un segundo álbum.
   —Tu trabajo como músico de sesión, ¿no te distrajo del objetivo, es decir, de tu propia música?
   —No; mi sentimiento y oportunidades tuvieron que ver con ser un músico de sesión, y en este momento con poner también energías en Greg Howe’s Band. Digamos que veo un todo en el cual hay momentos para cada cosa. Y todo éxito, en ese sentido, es pleno.
   —¿Te gusta escuchar a los guitarristas de jazz fusion como Pat Metheny, John Scofield o Bill Frisell? ¿Te sentís parte de esa movida?
   —Son grandes músicos. Los admiro a todos ellos. Lo que sí, me cuesta ubicarme en un rango o movida especial. Creo que encasillarse es una tarea ajena a mí, es decir, en todo caso eso lo hace la prensa y el público.
   —Es tu primera gira en Argentina: ¿Cuáles son tus expectativas y que reacción esperás del público?
   —Me siento muy contento de visitar Argentina por primera vez. He recibido muchos e-mails de fans argentinos este último tiempo y se siente que es un público con buena energía. Trataremos de dar el mejor show posible y realmente espero satisfacer al público que nos acompañe durante la gira.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario