Escenario

Mora Godoy, clásica y tanguera: “Creo que mi labor es cultural”

La bailarina, que se anima a un desnudo con un tema de Piazzolla, dijo que está disfrutando de su gran momento. Hoy presenta su nuevo show en el que repasa la historia del 2x4.

Viernes 13 de Noviembre de 2015

Con una carrera marcada por éxitos casi legendarios como “Tanguera” o “Chantecler”, Mora Godoy dice que su objetivo es seguir trabajando. Ahora, después de casi catorce shows, regresa a Rosario para mostrar “Bailando tango”, hoy, a las 21, en el teatro El Círculo (Laprida y Mendoza). Allí, junto a Gabo Usandivaras y su compañía, recorren el 2x4, desde “La Cumparsita” hasta el tango electrónico, un estilo que estrenó el domingo pasado ante 20 mil personas en la Avenida de Mayo. La bailarina, que se anima a un desnudo con un tema de Piazzolla, reconoció la importancia de “ShowMatch” y dijo que su compromiso hoy sigue siendo la difusión del tango. “Yo creo que mi labor hoy es esta, mi labor es cultural, es de embajadora del tango por el mundo, como me han puesto, pero hoy también por mi país”.
  —¿Cómo es “Bailando tango”?
  —Es un espectáculo que fue creado para el teatro Astral con un éxito que nos sorprendió y nos dio una gran satisfacción. Más allá de mi es un logro del tango. Siento que le he sumado muchos porotos al tango en difusión y en sumarle mucha más gente de la que veía tango. Agosto, que es un mes bajo, jorobado para calle Corrientes, y ni te cuento para el tango, haber tenido el éxito que tuvimos y que tenemos habla de un fenómeno.
  —¿A qué lo atribuís?
  —Es un fenómeno que se da con mi compañía, que se da con tantos años de esfuerzo y de trabajo. Me ha alegrado mucho y por eso ahora lo llevamos por todo el país. Va a estar más en Argentina que en otros lugares porque quiero que se vea la calidad de la compañía y sobre todo para devolverle a la gente el cariño, todo lo que me dan permanentemente y todo lo que pasó el año pasado en “ShowMatch”.
  —¿”ShowMatch” es uno de los «porotos» que nombraste?
  —Lo que te da “ShowMatch” es la popularidad, la inmensa popularidad, y si tenés calidad y si venís trabajando durante años, es como si te subieses a un gran trampolín y salís disparado sin parar. Siento que el año pasado lo que trabajé en mi país, la cantidad de eventos privados, corporativos, la cantidad de espectáculos en teatro que estoy dando por toda la Argentina, ha crecido muchísimo. Eso significa no solamente que mi compañía y yo trabajamos más, sino que hemos puesto al tango en un lugar de interés y de masividad que se merecía desde hace mucho tiempo.
  —Esa popularidad tiene un costo. Vos tuviste hace poco un conflicto bastante promocionado...
  —Si, si, si, pero preferí correrme. Fue la última vez que hablé del tema porque, sinceramente, ese tipo de prensa no me suma, ni a mi ni a mi prestigio ni a todos lo que estoy haciendo a nivel cultural. Lo que pasa es que es lógico que si estás en un programa tan importante, en el que a mi me tocó y tengo que agradecerle a Tinelli haber hecho la apertura del programa por lo que estoy inmensamente agradecida, es un programa que es un reality show también, entonces hay que saber jugar... (ríe). Creo que si sabés jugar también tiene su beneficio. En este caso la verdad es que no me ha perjudicado a mi. Siempre muestro lo que hay que mostrar en la pista, en el escenario y con mis logros. Me concentro en eso.
  —Esos programas además no solo generan fans, sino también una nueva generación de artistas...
  —Absolutamente. Desde que está el “Bailando...” las academias de baile han crecido muchísimo. Esto es innegable. y se han abierto muchas más academias. Ha sido algo muy valioso, hay que agradecerlo. Y además hace que la gente quiera bailar más. Mi hermano es el creador de La Viruta Tango y me decía “vos estuviste en Showmatch y ahora que bailaste la apertura no nos alcanzan las líneas telefónicas para atender a la gente que quiere bailar tango”. Eso es lo importante. Eso es por lo cual trabajo y trabaja mi hermano desde hace años y es lo que más me importa.
  —No solamente venís a bailar...
  —No. De forma gratuita en la Casa de Buenos Aires (Córdoba 1555) se hace una clase abierta, y a las 17, es la selección de talentos. Yo convoco en cada provincia un talento para bailar conmigo el cierre de año, con mi espectáculo y mi compañía, en la Usina del Arte, en Buenos Aires. Esto es un programa creado por mi y por el ministro Hernán Lombardi (ministro de Cultura y Turismo de la Ciudad de Buenos Aires) justamente para hacer el tango más federal, para hacer una tarea de inclusión de la gente que no puede acceder a pagarse una clase o que quiere bailar tango. Yo creo que mi labor hoy es esta, mi labor es cultural, es de embajadora del tango por el mundo, como me han puesto, pero hoy también por mi país.
  —Y te animás a un desnudo con un tango de Piazzolla...
  —(Ríe) Si, bueno... me saco una parte, la parte de arriba pero es como decimos todos, está muy cuidado, hay poca luz, es digno, es al final del húmero. Pero quiero aclarar esto porque es para todo público. Pueden venir los chicos. Es más vino mi hija y prácticamente no se ha dado cuenta. Obviamente un adulto lo entiende. Quiero decir: es sexy, es sensual, tiene una cuota de erotismo cuando bailamos, tiene mucho tango tradicional al principio con milongas y temas clásicos como “La Cumparsita”, pero después no solamente nos metemos en Piazzolla sino que nos vamos a meter en el tango electrónico. Es lo último que estrenamos este domingo en Avenida de Mayo ante más de 20 mil personas Me fui muy emocionada. No puedo creer el momento. Sinceramente hay cosas que hoy me están pasando y son tantas juntas que cuando me detengo 15 minutos en mi casa me digo “che, pero mirá lo que fue”. Y dije por qué no tango electrónico, sobre todo en la última parte. Martín Ferré que trabaja para Bajofondo me pidió hacernos la música y adaptarla, y la van a ver en estreno exclusivo en Rosario.
  —Vas a bailar con Gabo Usandivaras...
  —Es uno de los bailarines más virtuosos, sino el más virtuoso de los bailarines que hay en el “Bailando...” porque tiene una técnica exquisita. Hay un solo además que nos va a hacer acordara Julio Bocca, con esos temas de Piazzolla. Es muy lindo la forma que nos amalgamamos. El folclore lo sacamos porque pusimos el tango electrónico. Veníamos hace un año y medio con el folclore y los shows los cambio permanentemente.
  —¿Se perdió esa idea de que el tango era para otra generación?
  —Se empieza a perder. El tango está mucho más presente, pero hay que trabajar mas. Nos cuesta mucho difundir a los que estamos trabajando con el tango. Por eso es muy importante lo que está haciendo Marcelo Tinelli.
  —¿Qué experiencia tenés con los tangueros tradicionalistas en un espectáculo tan diverso como “Bailando tango”?
  —Lo que pasa es que no se quienes son los tangueros tradicionales, te soy sincera, porque la mayoría de los viejos tangueros, de la época de D’Arienzo, Troilo, las grandes orquestas que fueron en el 35, 40, 45, o 50, no están hoy. Pero yo no siento esa crítica de los viejos tangueros, al contrario porque cuando estoy en el teatro me ovacionan y cuando salgo me están esperando.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS