Escenario

Miranda: "Nunca fantaseamos con tanto tiempo de actualidad"

El grupo está festejando 20 años de carrera con un nuevo disco, "Souvenir". Ale Sergi habló de su relación de "familia" con Juliana Gattas y de su ritmo frenético como compositor de hits

Sábado 15 de Mayo de 2021

Miranda debutó en los escenarios en julio de 2001, en plena crisis económica del país. Nada hacía prever que el grupo liderado por Ale Sergi y Juliana Gattas se iba a transformar en un fenómeno pop del siglo XXI. Sin embargo, un año después editaron su primer álbum y los hits estaban ahí. Canciones como “Imán”, “Bailarina” y “Tu juego” anticipaban el pulso bailable y melodramático que luego explotó con “Don”, “Yo te diré” y “Uno los dos”, que pasaron de ser temas de moda a verdaderos clásicos. Dos décadas después, y muchos hits más mediante, Miranda se encuentra editando su octavo disco de estudio, “Souvenir”, un álbum de celebración que además sintetiza el singular estilo de la banda. “Souvenir” contó con la producción de Cachorro López y tiene como invitada a Javiera Mena.

En charla con La Capital, Ale Sergi habló de los 20 años de la banda, de la “relación de familia” con Juliana y de lo que lo sigue alimentando como compositor. “Me da culpa no estar haciendo música”, confesó.

—¿Cómo fue el proceso de creación de “Souvenir”? ¿Fue más complicado grabar en medio de la pandemia?

—Teníamos bastante material grabado antes del comienzo de la cuarentena. A este disco teníamos previsto publicarlo el año pasado, pero nos faltaban terminar algunos detalles y justo apareció la pandemia. Entonces decidimos retrasarlo porque nadie sabía lo que iba a pasar. Ahora lo compartimos, pero nos tomamos todo este tiempo para darle algún cariñito más y agregar otras canciones. No nos costó tanto trabajarlo porque este disco está casi todo programado. Usamos muchos instrumentos virtuales, con mucho proceso digital. Y en el estudio podíamos seguir trabajando igual, más allá de la pandemia.

—¿El álbum fue pensado como una celebración de los 20 años?

—La idea inicial del disco era hacer una suerte de celebración de nuestra carrera. No queríamos grabar reversiones de los éxitos, entonces hicimos canciones nuevas profundizando en los caminos que ya habíamos transitado. Acá hay canciones en el estilo clásico de Miranda, bien discotequero, pero aggiornado al momento actual. Y también hay temas con sonoridades distintas, como “Entre las dos”, que tiene un tono más melancólico y oscuro; o “En el bar”, que quedó más desprolija de lo habitual, o “Un tiempo”, que tiene un sonido más grave, menos fosforescente.

—¿Alguna vez imaginaste, en los comienzos del grupo, que Miranda iba a durar dos décadas?

—No, nunca fantaseamos con tanto tiempo de actualidad. Cuando empezamos yo ya venía de un par de experiencias con grupos, y toda mi vida había perseguido el sueño de grabar discos y lograr notoriedad con mi música. Lo había intentado bastante hasta mis 28, 29 años, que es cuando nos conocimos con Juliana. A esa altura esa parte de proyectar la dejamos de lado, no proyectábamos mucho más que el fin de semana (risas). Estábamos pensando en hacer música que nos guste, y queríamos ver de tocar en los mismos lugares donde íbamos a bailar o a tomar algo. Nunca imaginé que íbamos a grabar discos. Después del primer álbum las cosas se fueron armando rápidamente pero paso a paso, no es que una noche me acosté con un demo y al otro día ya teníamos las canciones en la radio. Fue un trabajo, sí, pero un trabajo que en tres años dio unos frutos increíbles. Recién tomé conciencia de todo lo que habíamos logrado cuando cumplimos diez años. Antes sólo íbamos para adelante y queríamos estar a la altura de las circunstancias.

mira2.jpg
La tapa de "Souvenir". 

La tapa de "Souvenir".

—¿Hay reglas de trabajo o de convivencia en las giras que les hayan permitido llegar hasta acá?

—Con Juliana ya somos familia. Obvio que no estás de acuerdo en todo, pero te vas entendiendo con la mirada, con pocas palabras. Lo importante es estar de acuerdo en lo esencial, y eso no es difícil para nosotros porque nos gustan las mismas cosas. No tenemos tironeos creativos. Nunca pusimos reglas porque nos conocemos bien. Ya sabemos cuando el otro está medio cruzado, con una mirada nos damos cuenta, entonces en esos momentos no nos molestamos. Es lo mismo que pasa en una familia. Respetamos nuestros silencios y también tenemos nuestros propios espacios, no es que pasamos todo el tiempo juntos. Es bastante relajada la relación.

—Miranda explotó con sus primeros discos pero después tuvo un ritmo sostenido de hits. ¿Qué te sigue alimentando como compositor?

—Escuchar mucha música e ir a bailar. Eso no ha cambiado. Soy un escucha muy atento. Escucho todo, me guste más o no me guste, y si no me gusta lo escucho tres veces para estar seguro (risas). No me quiero perder nada, y Juli también tiene esa cualidad. Ella es más abierta en cuanto a sus intereses, porque también le gusta el cine, le gusta dibujar, y es muy buena en eso. Pero yo soy muy fanático de la música, no hay otra cosa en el mundo que me llame tanto la atención. Nada de nada me apasiona tanto como la música. Cada vez que voy a un recital o escucho a un DJ que me gusta me dan ganas de ir al estudio a hacer algo, es como que todo me estimula. Es más, soy medio culposo en ese sentido, y es un tema que trato: me da culpa no estar haciendo música. De vacaciones no me puedo ir más de 15 días porque me agarra como una cosa, tengo que volver para hacer una canción. Es preocupante lo que me pasa (risas). Al menos lo canalizo de manera positiva.

Miranda! - Por Amar al Amor (Official Video)

—¿Seguís escuchando la música que te gustaba de adolescente? ¿Hay nuevas influencias que tengan ahora ese peso?

—La música que escuchás en tu adolescencia te marca en la piel y el cuerpo de por vida. Es ya casi un gustito escucharte alguno de esos discos. Cuando estoy en mi casa en plan relax, cuando me pongo a cocinar o me sirvo unos tragos, me divierte poner esos discos que me sé de memoria: “Parte de la religión”, “Locura”, “Nada personal”, “Purple Rain” o “Thriller”. Los escuché hasta el hartazgo pero no me aburren, me dan ganas de cantar y bailar. Y yo canto y bailo y ya estoy feliz. También escucho novedades todas las semanas, le dedico unas cuántas horas a los discos nuevos, y por otro lado escucho música que no tengo ni idea qué es, que es lo que pasa cuando voy a discotecas. Ahora que no hay discotecas bailo en mi casa. Yo colecciono vinilos y estoy en pareja con una chica que es DJ, así que los fines de semana ponemos discos y bailamos en casa.

—¿Tienen planeado hacer más shows por streaming?

—La semana pasada presentamos “Souvenir” en un streaming abierto, para todo el mundo, como en reemplazo del showcase para la prensa que se hacía antes de la pandemia. Recital por streaming ya hemos hecho el año pasado y a mí me gustó. Tal vez repitamos. También estuvimos haciendo shows con aforo reducido en Córdoba, Tucumán y Santa Fe. Vamos a ver cómo evoluciona todo esto. Por ahora hay que tener paciencia y cuidarse, no nos queda otra.

Miranda!, Javiera Mena - Entre las Dos (Official Video)

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario