Escenario

"Mi papá es mi mayor ejemplo: llegó a EEUU con 20 dólares y triunfó"

Patrick Schwarzenegger, el hijo de Arnold, debuta como protagonista en el drama romántico "Amor de medianoche". A los 24 años, decidió encarar una carrera como actor

Martes 29 de Mayo de 2018

A Patrick Schwarzenegger le sobra herencia y apellido. Su padre, Arnold, fue siete veces Mr. Olympia, una de las estrellas del cine de los años 80 y 90, y ex gobernador de California. Su madre, Maria Shriver, pertenece a la familia real de la política de Estados Unidos, los Kennedy, y es una periodista que tiene en su haber un Emmy. Patrick fue modelo de Tom Ford y también se hizo conocido por sus romances (Miley Cyrus), pero ahora debutará como actor protagonista en el drama adolescente "Amor de medianoche", la película romántica que este jueves se estrena en Rosario.

"Amor de medianoche" cuenta la historia de Katie Price (Bella Thorne), una chica de 17 años que desde su infancia ha vivido encerrada en su casa a raíz de una rara enfermedad que hace que incluso la más mínima exposición a la luz solar sea mortal. Durante el día está confinada en su casa, pero después del anochecer, el mundo de Katie se abre y ella se aventura a ir a la estación de tren a tocar la guitarra. Una noche el destino interviene y conoce a Charlie (Patrick), un famoso atleta de la escuela secundaria, a quien ha admirado en secreto durante años. La película está basada en el filme japonés "Song To The Sun", y la dirección corrió por cuenta de Scott Speer ("Step Up Revolution").

Patrick Schwarzenegger está obsesionado con el mundo del cine desde que era muy pequeño. Cuando era un niño dormía en los sets de rodaje de "Terminator" o "Batman & Robin", y se pasaba las horas comiendo dulces del catering o conduciendo un carrito de golf alrededor de los estudios. A pesar de la transición de la familia de Hollywood a Sacramento —cuando Arnold se convirtió en gobernador—, el joven Schwarzenegger se aferró al negocio del cine. Ahora, a los 24 años, trata de recuperar parte de la alegría de la infancia embarcándose en su propia carrera como actor.

Patrick comenzó a expresar interés en la actuación hace una década, cuando era estudiante en la prestigiosa escuela Brentwood. Su padre le sugirió que se inscribiera en las clases de actuación, y así empezó a tomar lecciones privadas con Nancy Banks, profesora de Margot Robbie y Chris Pine. Graduado en arte cinematográfico en la Universidad del Sur de California, al terminar sintió que estaba listo para comenzar con sus audiciones.

Rendir examen

El joven Schwarzenegger es muy consciente de los riesgos que conlleva la industria del cine, pero aseguró que ha crecido mucho como actor desde que filmó "Amor de medianoche" hace casi tres años. "Fui el último integrante del elenco en ser contratado", contó sobre la filmación de la película. "Bella Thorne ya había firmado y yo seguí el proceso tradicional de audicionar hasta lograr el personaje. Tuve que hacer una entrevista para el director y leer parte del guión. Cuando me aprobó, conseguí una lectura con Bella. He estado en el mundo del cine desde que nací. Y estoy enamorado de este negocio. Lo que más me gusta de este filme es la historia de amor. Es una gran historia, pero es diferente porque el personaje de Bella tiene esa rara enfermedad genética llamada XP. Narramos la relación de una pareja que vive aislada. El intenta darle a ella esa experiencia de lo que es ser una adolescente normal, mientras es parte de una relación normal. Y es muy divertido para mi personaje mostrarle todas esas primeras experiencias diferentes", relató.

El director Scott Speer no iba a darle a Patrick el papel por "portación de apellido", pero el joven actor llegó preparado y el realizador cambió de opinión. "No creo que tenga que dar el doble para ser reconocido como actor", dijo Schwarzenegger junior al respecto. "Tal vez mi nombre me abra una puerta o dos, pero la gente no te va a dar un personaje porque tu padre sea famoso cuando se juegan su dinero. Si ponés pasión y si es algo que te gusta, hay que trabajar para lograrlo", señaló. Además, destacó el valor de su compañera de elenco. "Bella (Thorne) fue genial, maravillosa, se reunió conmigo horas antes de la lectura con el director en la habitación de un hotel y me ayudó durante una hora a leer las líneas. Eso me permitió sentirme cómodo", confesó. "Por lo general los actores no hacen eso alegando que están ocupados, pero ella aceptó rápidamente. Su ayuda fue fundamental. Estoy tan agradecido por su tiempo. Fue Bella quien realmente convenció al director", afirmó.

Patrick interpreta a Charlie, un atleta que parece tenerlo todo, aunque se sabe que las apariencias engañan. "Hay partes de mí que son similares al personaje: un joven con muchas dudas, aunque parece tener todo a su favor. El tiene el físico, tiene el talento para nadar, la popularidad en la escuela, pero todas esas cosas son superficiales porque se dio cuenta de que su vida ha sido un desperdicio. Está perdido, está roto, no está seguro de su futuro. Por eso se queda en su casa ese verano y ahí conoce al amor de su vida, alguien que va a transformarlo y lo ayuda a recuperar la confianza que perdió. Ella le muestra que todavía hay un camino para él", contó.

El actor tiene un gran estado físico, pero aún así se preparó para la película. "Soy un buen nadador. Estuve en el equipo de natación de la universidad. Con ellos practiqué para la película. Fue agotador, pero divertido. Entrené todas las mañanas durante dos horas varios meses", recordó. Su padre no le dio consejos para ponerse en forma, pero sí le aconsejó no rendirse nunca en el competitivo mundo de la actuación. "El me dijo: «Ser actor es enfrentarse a gente que te dice no casi todos los días. La clave es no creerles». Mi papá es mi mayor ejemplo: llegó a Estados Unidos con 20 dólares en el bolsillo y triunfó", remarcó.

Con dos apellidos ilustres sobre sus hombros —Kennedy y Schwarzenegger—, Patrick sabe que está muy expuesto públicamente. "Siempre ha sido así. Pero mis padres me apoyan en mis decisiones. Son ellos los que me empujaron a convertirme en actor si esto era lo que realmente quería hacer. Me ayudaron a terminar mi educación, mi carrera, y estoy contento de haberlo hecho. Ahora empiezo otra etapa", señaló.

Y concluyó: "Yo no me siento presionado por la fama de mis padres. Quiero labrarme mi propio camino. No quiero que me vean como el nuevo chico Kennedy o como el hijo de Arnold".

Dos a quererse. Patrick Schwarzenegger y Bella Thorne enfrentan una relación marcada por una rara enfermedad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});