Escenario

Mentiras, sexo y poder detrás de las noticias

La película que se estrena el jueves se basa en la historia de las periodistas que denunciaron por acoso al presidente de Fox News

Domingo 16 de Febrero de 2020

Fue un caso emblemático, mediático y explosivo. Fue un caso que abrió las puertas a lo que vendría después: el movimiento feminista, el #MeToo y las denuncias por abuso y acoso sexual que se multiplicaron en todo el mundo. El 6 de julio de 2016, sólo unos días después de que el contrato que la unía con el canal Fox News expirara, la periodista Gretchen Carlson, una de las estrellas más conocidas del canal, presentó una demanda por acoso sexual contra el presidente, ideólogo y guardián de la cadena: Roger Ailes.

   El aparato mediático saltó como un resorte para defender al todopoderoso Ailes, que había creado un imperio de las noticias y llevaba asesorando durante décadas la estrategia comunicativa del Partido Republicano: desde Nixon hasta Trump, pasando por Reagan y Bush padre. Decían que eran mentiras y falsedades, la venganza de una profesional en declive a la cual no le habían renovado el contrato. Carlson, por su lado, aseguraba que era justo lo contrario: que fue despedida por no ceder al chantaje sexual del que creía su mentor. Y no sólo eso, también tenía grabaciones y documentos que probaban que esas amenazas y humillaciones se producían desde hacía años, que eran norma en el seno de la empresa y que al menos diez mujeres se habían contactado con ella confirmando las prácticas de Ailes.

   Una de ellas era el rostro más conocido de Fox News, la periodista Megyn Kelly. Dos días después de trascender que ella también había sido objeto de las insinuaciones sexuales de Ailes, el presidente del canal renunció su cargo. Fox se deshizo de Ailes con un cheque de 40 millones de dólares en agradecimiento por los servicios prestados. Gretchen Carlson también llegó a un acuerdo: 20 millones de indemnización, pero a cambio de su silencio.

   Esta historia apasionante fue llevada al cine en “El escándalo”, la película que se estrena en Argentina el jueves próximo. Nicole Kidman interpreta a la valiente Carlson, Charlize Theron se pone en la piel de Megyn Kelly y la ascendente Margot Robbie encarna a un personaje ficticio que representa a las más de 20 mujeres que soportaron el acoso de Ailes. El veterano actor John Lithgow, por su lado, interpreta al mandamás de Fox News. El filme tuvo tres nominaciones a los premios Oscar (para Theron y Robbie por su actuación), y ganó la estatuilla dorada a mejor maquillaje.

   “Desde el principio me pareció una historia que tenía un enorme potencial narrativo”, dijo el director Jay Roach (“La familia de mi novia”) a la revista Fotogramas. “En términos puramente narrativos, es una historia clásica de alguien que tiene todas las de perder, pero que decide seguir adelante. En este caso, Gretchen Carlson, sin empleo, sin ninguna garantía de que alguien le vaya a creer o apoyar, sin ningún mecanismo de protección mediático, demanda al hombre más poderoso de los medios. Y cuando nadie se lo espera, dos semanas después, una mujer que no se define como feminista, que no tiene ninguna relación de amistad con ella, aparece para corroborar su historia. Me interesaba mucho explorar el dilema por el que pasan las mujeres protagonistas de la trama, hacer partícipe a los espectadores de sus dudas, miedos y deseos”, explicó el realizador.

Realidad y ficción. Tanto Roach como el guionista Charles Randolph (“La gran apuesta”) se toparon ante todo con un problema: muchas de las víctimas no podían hablar de los abusos de Ailes. “Habían firmado acuerdos de confidencialidad y no podíamos revelar ni quiénes eran ni si habían hablado con nosotros”, dijo el director. “La solución fue crear un personaje ficticio (Kayla, el rol de Margot Robbie) para que hablara por todas las mujeres que no podían hacerlo. Mezclar realidad y ficción siempre supone un riesgo, pero creo que el público entiende que hay una razón detrás y que, además, es la mejor forma y también la más honesta de contarlo”, señaló.

   Roach aseguró que se enfrentó a la “escena más perturbadora y amarga” de su carrera cuando filmó el encuentro entre Ailes y el personaje de Robbie, el momento en el que asistimos al abuso. “Pero valió la pena”, acotó, “porque dará a los espectadores la sensación de que ellos también han sido forzados a pasar por esa situación. Una cosa es oírlo y otra muy distinta es verlo y ser de alguna manera parte de esa vejación, de esa humillación. Los hombres no sabemos qué es pasar por eso”, apuntó.

   Las actrices no pudieron hablar con las protagonistas reales por el acuerdo de confidencialidad que firmaron, pero Nicole Kidman recurrió a todas las filmaciones, podcasts y entrevistas que realizó Gretchen para poder estudiar al personaje. “Me pasé horas y horas viéndola trabajar. Tuve que cambiar mi acento, porque ella tiene una manera de hablar muy particular, y una forma de moverse que es muy propia. De todo el material suyo que vi, lo que más me interesó fue cuando habló sobre la disculpa pública que recibió. Se emocionó mucho. Esa emoción también se nota cuando habla en las entrevistas de sus hijos. Mucha gente le ve como una mujer estoica e increíblemente fuerte, pero Gretchen tiene una enorme vulnerabilidad que no siempre muestra, pero que tenía que estar presente en esta película”, relató.

   En ese sentido, Kidman agregó que trató de incorporar su “humanidad” al personaje. “Queda claro que ella es una mujer con una misión, que está decidida a derrocar a Roger Ailes, que nadie la va a detener y que está dispuesta a hacerlo sola si hace falta, pero también es una madre. Por eso le dije a Jay (Roach) que sus hijos tenían que aparecer, porque no se puede representar a una mujer que es madre y no incluir a los niños en la historia. Esas son las cosas que yo aporté, elementos que le dieran vulnerabilidad al personaje”, contó.

momento bisagra. Charlize Theron, que además es una de las productoras del filme, destacó la importancia de revisar el caso de Fox News. “Hoy conocemos historias sobre el acoso sexual y vemos lo universales que son: están en las noticias, la gente habla del tema. Es bueno volver a las personas que catapultaron esto, porque en realidad el caso del acoso sexual en Fox News fue el primero de su tipo, recién un año y medio después ocurrió lo del productor Harvey Weinstein. Fue como el precipicio, fue un momento bisagra. Tener todo este ruido alrededor del tema del acoso es vital, es muy importante. Pero, sobre todo, es una historia que no se puede ignorar más”, subrayó.

   “Da igual si estás familiarizado con este escándalo o no”, dijo por su parte la joven Margot Robbie. “Esta película te llega de todas formas. Es emocionante, es devastadora, y te invita a pensar más que nada. Espero que genere diálogo. En todos los estrenos que he estado, al final, la gente sólo quería hablar después de la peli. Y eso es fabuloso”, afirmó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario