Escenario

"Me sentí libre y sin presiones: dije que salga lo que salga y salió rock"

Ike Parodi, líder de Vudú, presentará el próximo viernes su primer álbum solista, "Al amanecer", en el Complejo Atlas.

Miércoles 19 de Septiembre de 2018

Ike Parodi pone otra vez el grito en el cielo. Como el gallo que está en la tapa de "Al amanecer", su primer disco solista, el cantante rosarino anuncia un despertar, pero sobre todo el propio.


"Pero hoy sos vos, dejá salir tu voz" canta en "Solitario", quizá el tema más emblemático de esta etapa del líder de Vudú, quien jamás se despega ni un centímetro del compromiso y gratitud que siente hacia esa banda. Este viernes, a las 22, Ike Parodi presenta "Al amanecer", del flamante sello McFly Records, en el Complejo Cultural Atlas (Mitre 645). Hay una frase que revela el sentimiento que fluye en este debut solista: "Me sentí libre y me puse a hacer canciones sin presiones, me animé y dije que salga lo que salga. Y salió rock".

—El primer desafío como solista fue no parecerte a Vudú?

—No, fue muy natural la composición. La verdad es que me puse a hacer canciones con la guitarra acústica, salvo "El ombligo del mundo" que abre el disco y la hice con la eléctrica. Me gustaban algunas ideas que tenía guardadas y grabadas, la primera intención fue dejarme llevar y sentirme libre y que salga lo que salga. Que fluya, no pensé en que salga algo re distinto o nada.

—El disco se titula "Al amanecer" y tiene un gallo en la tapa. ¿Estamos ante un nuevo despertar tuyo?

— Sí, totalmente, de todas maneras el gallo lo vi en un posavasos de un bar de Brasil y me encantó (risas). Mi novia me dijo "qué lindo para la tapa del disco", yo dije que podría ser "Al amanecer" y salió. Es una nueva etapa, es un amanecer para mí y es el despertar de muchas otras cosas, voy a ser papá muy pronto, estoy sacando un disco, hay muchas cosas nuevas.

ike4.jpg

—"Solitario vas como el llanero/cabalgando por un río de sal" cantás en un tema de este disco. ¿Te sentís en soledad ante estos desafíos artísticos o personales?

—Sí, aunque ahora me siento mucho más acompañado y aceptado por la gente y el público. Pero también tuve una época muy agria de mi vida, cuando uno está buscando y estás más solitario, no te entienden y estás buscándola, buscando el camino. Lo veo en muchos músicos que siguen con su rock, convencidos qué es lo que quieren más allá del público y de la fama, eso es lo que uno quiere y punto.

—"Hay que hacer la de uno y si no, nada" cantó Adrián Abonizio. ¿Sentís eso en esta etapa?

—Sí, me pasa eso, creo que es la única manera de llegar al éxito, pero no al éxito de llenar un estadio, sino al éxito con uno mismo, a sentirse auténtico.

—¿Al mismo tiempo entonces seguís componiendo temas con tus compañeros en Vudú?

—Mirá, pasó un año y medio que salió "Laberinto", nuestro último disco, y en estos dos meses empezamos a componer canciones nuevas. Calculo que a fin de año ya vamos a tener temas para empezar a grabar de nuevo. La banda lleva 18 años, con seis discos editados y un DVD en vivo. Es todo un tiempo.

—¿Considerás que ese tiempo y esa trayectoria te abrió puertas para este nuevo amanecer?

—Por supuesto que es así, no es de otra manera. Todo lo que hice musicalmente y el reconocimiento de la gente es por cantar con Vudú, por hacer canciones con este grupo, es innegable eso. A mí me va a ver la gente por este disco solista, pero es por la base enorme que hice con Vudú.

ike2.jpg

—Una cosa es componer en el comienzo de Vudú y otra componer ahora con esta realidad del país. ¿Sentís la necesidad de sentar posición o la grieta te pasa por el costado?

—Siento necesidad de marcar una posición, pero no siento presión del público, lo siento en mí. Cuando nos juntamos con la banda a tocar allá por el 2000 sucedió la crisis del 2001 y yo hice una canción que se llama "Hay poco y nada que comer". Es una canción que está en el primer disco de Vudú, editado en 2002 y refleja un momento en que no había un peso y muchas familias no sabían cómo llevar un plato de comida a la casa. Y hoy estamos más o menos en la misma. La verdad que en este disco las letras son un poco más personales, pero al hablar de mí también soy uno más en esta sociedad y hablo un poco por todos.

—¿Se siente todavía la marca registrada de ser músico de esta ciudad?

—Yo lo siento, voy mucho a Buenos Aires y hay muchísimas bandas, de allá y de todo el país también, pero veo que Rosario tiene una calidad diferente. Lamentablemente son pocas las bandas de acá que pueden llegar a tener una exposición más masiva, pero no importa eso, nosotros las disfrutamos, las vamos a ver, escuchamos los discos, y creo que las bandas y los músicos de Rosario llegaron a un nivel de composición y de grabación que es de una calidad muy elevada.

—Hay muchos que te dicen el Robert Plant rosarino. ¿No pensaste en hacer una banda tributo de Led Zeppelin?

—Risas) Creo que no duraría ni una semana imitando a otro tipo. No, lo puedo hacer tres días pero no una semana. Yo escuché a chicos que le copian la voz a Plant muy bien, pero no podría hacer eso jamás, no me veo en una banda tributo. Es como matar una parte muy grande de mí, no lo podría hacer.

—Encima este disco es el más Ike Parodi que hiciste, no creo que hubieses podido hacer algo más auténtico.

—Totalmente, por eso te digo, me sentí libre y me puse a hacer canciones sin presiones. No sé si la calidad compositiva es la mejor a la hora de ejecutar y cantar, pero me animé y dije que salga lo que salga. Y salió rock, por lo menos (risas).

Ike Parodi VIDEO



¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario