Escenario

"Me encanta crear una montaña rusa de emociones"

Aunque asegura que se hizo conocido por las baladas que se difunden por radio, en su último álbum, "Tierra Firme", Luis Fonsi fusiona las baladas más románticas como "Dime que no" con "Explícame", una canción pop que puede funcionar en cualquier discoteca.

Lunes 26 de Noviembre de 2012

Aunque asegura que se hizo conocido por las baladas que se difunden por radio, en su último álbum, "Tierra Firme", Luis Fonsi fusiona las baladas más románticas como "Dime que no" con "Explícame", una canción pop que puede funcionar en cualquier discoteca. El cantautor puertorriqueño llega hoy a las 20 al City Center Rosario (Oroño y Circunvalación) en el marco de la gira "Tierra Firme Tour 2012". Presentará su reciente material discográfico y recorrerá los éxitos que lo llevaron a alcanzar ventas de platino y oro en Estados Unidos y España. "Quiero que cada canción los sorprenda y los lleve a otro lugar para que las dos horas de concierto la pasen de maravilla", adelantó Fonsi en una charla exclusiva con La Capital.

—¿Cómo va a ser el show de esta noche?

—Estoy muy contento de regresar a Rosario. Con la gira "Tierra firme Tour 2012" estuvimos recorriendo todos los países de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa. Y ahora cerramos la gira en Argentina. Tenemos preparado un show diferente, habrá momentos de baile, otros románticos, espero que sea un escape para la gente y que canten conmigo.

—"Tierra firme" contiene canciones muy románticas y otras súper pop. Vos lo definiste como "un disco para cortarse las venas y para bailar". Hasta incorporaste una versión de una canción de Menudo. ¿Cómo fue la elección del repertorio?

—Me gusta jugar mucho con los cambios de emociones. Cantar una canción muy profunda con el corazón en la mano, "muy corta vena", como digo yo, y de repente romper esa tristeza con algo bien rítmico para olvidar esos momentos difíciles, y que la música y el ritmo nos transporten. A mí "radialmente", me conocen más por mis baladas, el 95 por ciento de mis sencillos han sido baladas, y a mí me gustan escribir ese tipo de canciones. Pero tampoco quiero que todo mi disco sea denso y heavy, me gusta que haya variedad y trasladar eso arriba del escenario con bailarines, eso le da balance al concierto. En cuanto a "Claridad", la conocí cuando tenía doce años con el grupo Menudo y me dio la inquietud de hacer un cover rítmico para romper con las baladas.

—Es una versión para la disco...

—Sí, ese soy yo también, me gusta mucho ese tipo de canción, me nace muy natural. A la hora del show, me encanta intercalar dos tipos de mundos y crear una montaña rusa de emociones, no puede ser todo muy igual porque, me pongo del lado del público, y si todo suena igual me aburro, quiero poner otra cosa, o en el concierto se me va la atención para otro sitio. Por eso, como tengo el poder de generar emociones, quiero que cada canción los sorprenda y los lleve a otro lugar, para que las dos horas de concierto la pasen de maravilla.

—¿Sos de los compositores que vinculan el amor con el sufrimiento en canciones como "Víctima" o "Dime que no" ?

—Utilizo situaciones personales del pasado o del presente, pues trato de crear momentos en el amor diferentes; no todos van a ser dramáticos porque yo no soy una persona melodramática, algunas canciones salen así porque tiene que salir así. Pero no puedo hacer doce canciones para cortarme la venas porque es mucho para mí y para el público también.

—¿Uno de los disparadores para incluir la canción "Se supone" en este disco fue el pedido de tus cuatro millones de seguidores de Twitter?

—Sí, es una historia muy larga. "Se supone" la escribí para el disco "Abrazar la vida" (2003), y la lancé como un bonus track en una versión con mi guitarra y mi voz. De hecho, le corté la segunda estrofa para que no sea tan larga. Y a la gente le gustó más de lo que yo pensaba. Resulta que en la gira de "Abrazar la vida" canté la canción completa, con el segundo verso que nunca estuvo grabado. Y no había un sólo concierto en que no me gritaran "¡Se supone, se supone!". Además, siempre digo que es una de mis canciones favoritas. Hasta el día de hoy me emociono a la hora de cantarla. Y me sentí obligado a grabarla otra vez para este álbum, pero en una versión supercompleta: tiene una introducción de un minuto de puras cuerdas, a lo película de Hollywood. Dura casi siete minutos, no me importa que no la pasen en la radio, mi intención fue hacer una canción especial, con mucho sentimiento y que me una con el público. Eso es lo bonito de poder hacer un disco, puede haber canciones muy comerciales y otras no tanto pero que tienen un peso muy emotivo.

—Llevás siete discos, has colaborado con numerosos artistas internacionales como Cristina Aguilera y Noel Schjaris. ¿Qué cosas te quedan por hacer siendo tan joven?

—¡Muchísimo! Son casi catorce años de carrera, que son muchos, pero creo que todavía me falta mucho por aprender. Estoy creciendo mucho como compositor, en cada disco me siento más cómodo, quizás porque voy madurando más y tengo ganas de aprender y crecer en el aspecto compositivo, que antes no tenía como prioridad, sino que lo más importante para mí era ser cantante. Y ahora que tengo un público bastante grande que me sigue, quiero que conozcan lo que tengo para decir. En ese aspecto, creo que tengo mucho por hacer, mis mejores canciones aún están por escribirse. El 19 de diciembre termino esta gira y ya en enero entro al estudio y no saldré hasta tener doce canciones listas para el próximo disco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario