Escenario

"Me catalogo degenerada", afirma Paula Maffia Orgía

La cantante, que además integra Las Taradas, afirma que en su primer disco "ojos que ladran" gozó de amplitud estética. Hoy tocan a las 21.30 en Plataforma Lavardén.

Sábado 12 de Marzo de 2016

Hay canciones que tienen una “primera imagen hostil, pero de ahí puede subyacer algo muy tierno”. Lo dice la líder y compositora de Paula Maffía Orgía, que llega a la ciudad para presentar su álbum debut “Ojos que ladran”. Con una amplitud estética que va desde la chacarera hasta la música balcánica, Paula Maffía, que además integra Las Taradas, afirma que lo suyo no sabe de fronteras ni formatos expresivos: “Me gusta catalogarme como una degenerada, porque no dejo que ningún género me ate”. Hoy, a las 21.30, llevará sus canciones a la terraza de la cúpula de Plataforma Lavardén (Sarmiento y Mendoza). Y para ahuyentar a los prejuiciosos, aclara: “No me gusta caer en lugares comunes, pero tampoco busco celebrar el rarismo”. Canciones de autor, con pulso de bacanal.

   A lo largo de once canciones, la banda ofrece una variada paleta de colores.

Con temáticas poéticas, sugeridas, sensibles y metafóricas, hay aires de ritmos de Emir Kusturica pero también se respiran baladas, canzonettas napolitanas y folk. En “La rama y la flor” se cruza un bombo legüero en plan chacarera, y de fondo se oye un corno y un acordeón.

En “Córcega”, una balada exquisita, los violines y el cello conviven con el rugido de la guitarra eléctrica. “Ojos que ladran, corazón que no muerde” canta en “La confianza”, a lo que definirá como “unentramado de dos dichos populares”, y por allí iba esa imagen ambigua de la que hablaba la cantante al comienzo de este texto.

   “Dame con un un palo de amansar” lanza Paula en el tema que abre el disco, y suena fuerte, ya que justo la nota con Escenario se hizo el Día de la Mujer. “¿Vos lo decís por la violencia de género?, pero es palo de amansar, hay un juego y es simbólico. La letra se refiere a hablar las cosas en la cara. Creo que las canciones pueden tener algo que llama la atención en una primera escucha, pero en una segunda escucha tienen una vuelta de tuerca”, indicó.

   Y explicó: “El disco abre con ese tema porque trata de investigar las perversiones y las bellezas que hay detrás de un vínculo humano. Las cosas que no se ven y son difíciles de poner en palabras. Para mí es muy importante que la comunicación y la conversación estén libres de sobreentendidos y no dichos, porque son pequeños lugares en donde se insertan cosas muy terribles”.

   En tiempos en que la inocencia ya perdió su rumbo, se da por sentado que colocar orgía en el nombre de un grupo no es un hecho azaroso. “Mirá, orgía es una palabra que recolecté de las canciones de Agustín Lara (en alusión al reconocido compositor mexicano autor de “Amor de mis amores” y “Arráncame la vida”, entre otras), que habla de las orgías como eventos bacanales, no exclusivamente de intercambio sexual”, detalló.

   Aunque fue por más para argumentar el nombre de la banda: “Hay dos motivos: primero mi banda tiene un número de músicos que se expande y se contrae, por lo tanto ponerle Paula Maffía Trío o Cuarteto me limitaba el formato; por otra parte tampoco quería caer en lo que se usa mucho ahora, como por ejemplo Paula Maffía y los Peces del Paraná, qué se yo, que le ponen nombres como filosóficos. Orgía me parece que llama la atención, rima con mi apellido y estamos hablando de más de tres (risas). Me parece que es un guiño simpático, no busca provocar, es una cosa más humorosa”.

   Al elogiarle su libertad expresiva, lejos de los prejuicios estéticos, agradeció el convite e indicó: “De hecho me gusta catalogarme como una degenerada. En ese sentido, no dejo que ningún género me ate, porque realmente mi hambre musical es tan amplio que puede circunscribir desde una chacarera hasta la música balcánica”.

   —¿Podés explicar por dónde pasa la música degenerada de tu banda?

   —Bueno, son canciones un poco exigentes en la medida que piden que la letra sea escuchada y digerida. No es música para ir a bailar, son canciones de autor en las que no busco contar una historia y que suene bonito. Le ponemos mucho empeño para que la canción sea un viaje, y que si alguien se colgó de un girón de una melodía, que se sienta atrapado en todo el resto de la canción. Es muy importante encontrar un balance nutritivo entre una letra espléndida que te estalle en la cabeza, una melodía que te quede sonando y una rítmica y una armonía bien pegadiza. No me gusta caer en lugares comunes, pero tampoco busco hacerme la rara a propósito, es una especie de búsqueda de balance para algo muy genuino que suene distinto pero que tampoco busque celebrar el rarismo. No estoy haciendo una búsqueda específica de ser distinta, soy una autora más de canciones.

Una hoja de ruta con Las Taradas

Paula Maffía Orgía la integran Paula Maffía (voz y guitarra), Carla Nicastro (batería y coros), Clara Testado (bajo), Marina Lux Pérez (trompeta, corno y coros) y Natalia Sabater (acordeón y coros), a quienes se sumará Nahuel Briones, en guitarra, como invitado. Antes de tocar en Plataforma Lavardén, Maffía tocará junto a Las Taradas, hoy, a las 14, en el Movistar Free Music de la Mujer, en el Planetario porteño, en un show en encabezado por Lauryn Hill, Natalia Lafourcade y Sofía Reyes.</strong></p>

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario