Escenario

Maximiliano Guerra: "Los artistas nos debemos a la sociedad"

El flamante director del Ballet del Colón se presentó ayer en Rosario en su nuevo rol, y reflexionó sobre cómo modernizar la compañía.

Viernes 27 de Marzo de 2015

"Quiero acercar el ballet a la gente", dijo ayer Maximiliano Guerra, flamante director del Ballet Estable del teatro Colón. El bailarín visitó la ciudad para acompañar la presentación de la citada compañía en la inauguración de la temporada de la Asociación Cultural El Círculo. "Los artistas somos una consecuencia de la sociedad, por lo tanto nos debemos a la sociedad", destacó Guerra.

Distendido y con buena predisposición para la sesión de fotos del diario, Guerra, en diálogo con Escenario, no ocultó ayer en Rosario su satisfacción por esta nueva etapa: "Yo creo que dirigir el Colón es un sueño inconsciente, un deseo inconsciente de muchos de nosotros que hemos crecido ahí adentro y que sabemos que en algún punto podemos intentar dar algo, que no será ni mejor ni peor que lo que hicieron los directivos anteriores, sino algo distinto".

El bailarín y director, que participó en "Talento Argentino" como jurado y fue participante de "Bailando por un sueño" en "ShowMatch", dijo que desde que armó el Joven Ballet en 1992 y luego El Ballet Mercosur en el 99, que sigue en pie, siempre se interesó por el rol de la dirección. "Ojalá que mi paso en esta compañía sea positivo en el balance, errores cometemos siempre, pero ojalá lo mío sea recordado bien", indicó.

Respecto al proyecto de modernizar el Ballet Estable del Colón dijo: "Y sí, a mí me encantaría que un día el ballet del Colón esté bailando Bersuit, ¿por qué me encantaría? Porque eso simbolizaría que el público es más popular, que dejó de ser elitista, que es lo que estamos logrando con el Ballet del Mercosur".

"Todo tiene un proceso", agregó Guerra. "Empecé a bailar muy jovencito, bailé, tango, rock and roll roll, rock nacional, traigo una esencia de apertura. Pero hay que ver qué es lo que sirve para el Colón, si le va a hacer un bien o no, porque si bien es una compañía tradicional también es cierto que se tiene que modernizar. Ahora bien, ¿modernizar el Colón es bailar la Bersuit y Charly García, o es Philip Glass (compositor estadounidense de música minimalista), Pink Floyd o Alan Parsons? Todos tienen un nivel musical importantísimo, después hay que ver si es bisagra o no, si sirve o no sirve", consideró mientras apuraba un vaso de agua mineral en el hall de un hotel céntrico rosarino.

Tras elogiar el espectáculo con tres coreografías titulado "Trilogía Neoclásica", que se presentó anoche en la sala de Laprida y Mendoza, contó cuáles son las principales metas de cara a su gestión: "El objetivo es que el ballet del Colón no haga sólo gira nacionales sino internacionales, que represente a nuestro país en todo el mundo, y que sea muy seductor para los grandes coreógrafos. Algunos coreógrafos son muy difíciles de conseguir porque son muy selectivos en cuanto a las coreografías que van a montar. Bueno, yo quiero que mi compañía sea seductora para ellos".

Para Guerra, el salto del ballet hacia lo popular no depende sólo al efecto Tinelli, quien incluyó a artistas como el mismo Guerra, Hernán Piquín, Cecilia Figaredo, Mora Godoy y Eleonora Cassano, entre otros, al concurso "Bailando por un sueño". "No lo limitaría a «ShowMatch» lo popular, hay bailarines que han participado en novelas, hay bailarines que son actrices, estuvo «Talento Argentino». Creo que «ShowMatch» pone más en evidencia la danza en el «Bailando..». Todas esas cosas sirven, son herramientas que tenemos que aprovechar para acercar a la gente y que no se le tenga tanto miedo al ballet".

Y concluyó la idea: "Yo esto lo comprendí hace muchos años, porque hace años que hago giras, que bailo en estadios, en plazas, en lugares donde la gente no tiene el prurito de decir «me tengo que vestir de gala o con un moño para ir al teatro». Si quieren se pueden vestir de súper gala, pero también podés ir de zapatillas si tenés ganas, porque es arte y es cultura, entonces es para todos. Es indispensable que se entienda que somos un reflejo del pueblo, y si los bailarines del Colón van a estar acá, van a mostrar el reflejo de nuestra cultura. Los artistas somos una consecuencia de la sociedad, por lo tanto nos debemos a la sociedad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS