Escenario

Martín Bossi: "El que quiera ver una comedia romántica se va a sentir estafado"

El actor presentó ayer en Rosario "Un amor en tiempos de selfies", donde hace su primer protagónico en la pantalla grande.  

Martes 21 de Octubre de 2014

"El que va a ir a ver una comedia romántica, con esta película se va a sentir estafado", dijo Martín Bossi. El actor visitó ayer Rosario para presentar "Un amor en tiempos de selfies", ópera prima de Emilio Tamer que se estrena pasado mañana. En su primer rol protagónico en la pantalla grande, dijo que su personaje, víctima del vértigo comunicacional, transita por "el amor, el desamor, la muerte, la vida y la locura".

Café de por medio, en un hotel céntrico de Corrientes y Rioja, el hombre de los mil rostros dijo que es la primera vez, a sus cuarenta años (cumplidos el jueves pasado), que prescindió de todas sus máscaras: "En mi primer protagónico dejé de actuar, empecé a ser yo un poquito más".

—¿El planteo de la película es que el abuso de la tecnología puede destruir el amor?

—El planteo del director es si esta civilización que armamos está diseñada para satisfacer nuestras necesidades. ¿Cuáles son las necesidades que propone la película?: las necesidades de la comunicación directa, ¿la directa eh?, esta, la que hacemos ahora, la que se está perdiendo, cara a cara; las necesidades de la privacidad, de los códigos de la amistad y, sobre todo, la necesidad madre es lo artístico, las necesidades de la relación por lo artístico, todos los personajes de esta película se relacional por lo artístico.

—¿Cuál es la historia que atraviesan los personajes de "Un amor en tiempos de selfie"?

—Es la historia de un comediante que da clases de teatro y... el amor es cielo o infierno, estamos de acuerdo, desde "Romeo y Julieta", tragedia más amor. El personaje se enamora de una una mujer extremadamente bella, que además lo mete en el mundo de la tecnología y los medios de comunicación. Yo hago a un artista independiente que empieza a caminar por los medios y se hace famoso por un video, y se muestra todo lo que le puede pasar a partir de allí, cuando viene la incomunicación.

—Es la paradoja que sostiene que a mayor comunicación se vive más incomunicados.

—Esta película muestra que estamos incomunicados. En realidad, el que va a ver una comedia romántica va a sentirse estafado, es una comedia romántica que por momentos es comedia romántica, por momentos es comedia, por momentos es drama, es tragedia, son cambios de géneros muy abruptos. El que va a comer pochoclo, va a comer pochoclo media hora y después se le va a empezar a atragantar el pochoclo.

—¿Es una película de humor?

—La película está filmada a un ritmo muy lento, que es el ritmo del personaje, que vive en San Telmo, con su perro, pero después toma vértigo, porque va al ritmo de la tecnología. Y es interesante porque mostramos el tema del humor desde adentro, y cómo es el humor desde las clases de un profesor.

—¿Coincidís con Lucas, el personaje?

—Tengo mucho de ese personaje, es muy cercano a mí y es mi primera composición interna verdadera, porque en "Viudas" tuve que componer a un travesti, que estaba lejos mío. Cuando te toca protagonizar una película, salvo que hagas un ciego como Pacino en "Perfume de mujer" o la vida de alguien, bueno, salvo eso, tenés que ser vos. Generalmente los actores hacen composiciones más internas, no con voces ni cuerpos, y es algo que a mí me queda lejos, porque el naturalismo siempre fue bastante alejado de lo que yo hacía. Yo empecé disfrazándome, y ahora, a a mis cuarenta, empecé a no actuar más. Este es mi primer protagónico en cine y en mi primer protagónico dejo de actuar, empecé a ser yo un poquito más.

—¿Es más difícil o más fácil hacer de uno?

—Esto es muy complicado, no soy yo, es Lucas Di Sábato, pero más que hacer de travesti o de Olmedo, transitar por el amor, el desamor, la muerte, la vida y la locura, pero extremos, es muy difícil. La película me tocó, el que es humano y tiene sangre le toca.

—También incluye una crítica a los medios, ¿considerás que los medios están cada vez peor?

—No es la crítica a los medios, sino la forma de usar los medios. Yo tomo un tren, que es un medio de transporte, y lo puedo usar para viajar a casa a ver a a mis hijos o para chorear un banco y escaparme en un tren. Los medios son buenos, el tema es que a veces uno los usa mal. Podés hacer Shakespeare, o un show en televisión, o podés hacerte famoso por hacer un genocidio, como Hitler. Los medios no están cada vez peor, nosotros estamos cada vez peor como especie humana,Esto pasa en todo el mundo, la incomunicación es un tema de interés general.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario