Escenario

Mark Hamill vuelve a la pantalla chica convertido en un caballero templario

El famoso actor de la saga de "Star Wars" se suma a la segunda temporada de la serie "Knightfall", que se estrena hoy a las 21 por el canal History.

Lunes 27 de Mayo de 2019

Mark Hamill, el actor que se hizo famoso por su papel de Luke Skywalker en la saga de "Star Wars", ahora también se lucirá en la pantalla chica. La estrella será un veterano caballero templario en la segunda temporada de la serie "Knightfall", que se estrena hoy a las 21 por History. Hamill se pone en la piel de un personaje endurecido en la batalla de Las Cruzadas, sobreviviente a un cautiverio de diez años en Tierra Santa y que ahora tiene la tarea de entrenar a los nuevos iniciados de la Orden. "Me fascina esta serie porque te transporta a otro mundo", dijo el actor en charla con Télam.

"No tenía ninguna intención real de hacer algo así, pero me enganché de inmediato y fue fascinante", recalcó el intérprete, en referencia a que desde la década del setenta no tomaba un papel televisivo como personaje regular. Sí ha hecho a lo largo de décadas un extenso y muy reconocido trabajo de voz en off para series animadas y videojuegos, entre los que se cuenta el rol del Guasón, el villano de Batman por el que ganó numerosos premios.

Justamente uno de los atractivos del personaje en "Knightfall" para Hamill era que se trataba de "acción real" y pedía de él una performance como "actor de carácter".

En la segunda temporada de "Knightfall" se pondrá en la piel de Talus, un veterano templario que sufrió diez años de encierro en Tierra Santa y tiene la misión de entrenar a los nuevos iniciados en la Orden.

Para sumergirse en él, Hamill no sólo debió aprender a llevar, a sus 67 años, los pesados trajes y espadas con que vestían los templarios en la Edad Media, sino que también sufrió una verdadera transformación física gracias al maquillaje. "Realmente me impactó cuando fui a mi primera prueba de vestuario, y empezaron a ponerse capas y capas y hombreras y una capa y un cinturón y un hacha y una espada. Tomó más de dos horas estar listo para la cámara", recordó el actor.

En los años finales de esta mítica orden de guerreros-monjes, a comienzos del siglo XIV, la nueva entrega del drama de época tendrá uno de sus ejes más fuertes en la relación de Landry (Tom Cullen), el protagonista caído en desgracia en busca de redención, y Talus, el testarudo maestro reticente a darle la bienvenida.

Acerca del vínculo que tendrá con Landry, Hamill afirmó que creía que "hay que tener conflicto para el drama". En ese sentido, dijo: "Estoy interpretando básicamente al equivalente de un sargento medieval y Landry está buscando la redención y quiere unirse a los Caballeros Templarios. Talus está completamente en contra, por supuesto, y por lo tanto ahí tenés drama", explicó.

"Creo que realmente se complementan bien, porque Landry tiene un gran corazón y te identificás con sus desafíos. Talus es mucho más superficial y unidimensional, pero luego descubrís más sobre él, su historia de fondo y por qué es así como es", añadió. "Cuando me pidieron que fuera parte de esta serie pensé que nunca había hecho un personaje como este, un fanático religioso, un hombre de convicciones profundas y, sin embargo, a su vez tan paradójico", dijo Hamill, en referencia a qué lo tentó a ponerle cuerpo a Talus.

El actor confesó además que no fue sino hasta después de haber aceptado el rol que notó que aquel papel que definió su carrera, el del jedi Skywalker, guardaba muchas relaciones con el de los Templarios. "Estoy seguro de que George Lucas (creador de la saga "Star Wars") probablemente estaba pensando más en el Rey Arturo y en los Caballeros de la Mesa Redonda porque era ciertamente más idealizado y glamoroso, pero no hay duda de que su inspiración para los jedis estaba arraigada, parcialmente, en esta mitología de los templarios", opinó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});