Escenario

"Mariquena del Prado y el Club de las Capocómicas" llegan al teatro Broadway

"Detesto el humor agresivo", afirmó Horacio Sansivero, creador del espectáculo que ganó un premio Estrella de Mar como mejor puesta en escena grupal de humor. El debut en Rosario es a las 23, en la sala de San Lorenzo 1223.

Sábado 14 de Abril de 2012

Sansivero habla como Horacio mientras anda con jeans, remera y su cabeza calva. Pero basta que se coloque su gigantesca peluca rubia para transformarse en Mariquena y entonces hablar como una diva impactante de la noche rosarina. "Mariquena del Prado y el Club de las Capocómicas", que ganó el Estrella de Mar como mejor espectáculo grupal de humor, debuta hoy, a las 23, en el teatro Broadway (San Lorenzo 1223). "Esto es una parodia del transformismo", dijo Mariquena.

Hablar de un debut suena un tanto raro si se toma la trayectoria de Sansivero, que es director, guionista y actor principal en su espectáculo. "Horacio es de Firmat, pero Mariquena es rosarina porque nació en Berlín", dice el actor en referencia al conocido bar local donde surgió su personaje travestido en un show que realizaba junto a Mimí Nervios hace 15 años.

Este año la rompió en Mar del Plata. Tuvo por primera vez dos nominaciones a los premios Estrella de Mar, como mejor labor cómica masculina, en un rubro en el que perdió ante figuras de la talla de Miguel Angel Cherutti, Cacho Garay, Bicho Gómez y Chiqui Abecasis; y como mejor espectáculo de humor grupal, que compitió con los rosarinos Kiene Soneto, Lo Lumvrise, más Hugo Varela y Cacho Garay. Y levantó la estatuilla por primera vez, tras doce años de hacer temporada en la costa atlántica.

Ese espectáculo, que es el que se estrena hoy en Rosario, tuvo sus puntos altos en el carisma de Mariquena, pero también en la labor de Vanesa Squillaci ("es alucinante lo que hace", dijo Sansivero) en su disparatada imitación de Mirtha Legrand, más la participación de Natalia Casano, Silvana Michelini, Jonatan Rodríguez y elenco.

"Te juro por mi vida, eh, por mi vida, que agotamos localidades en Mar del Plata desde el 1º de enero hasta el 12 de marzo", afirmó Horacio mientras se iba convirtiendo en Mariquena en el baño del diario, y en medio de la delicada etapa del maquillaje su celular no paraba de sonar. "Me avisan que estoy saliendo en la tele con «Intrusos»", cuenta con evidente chochera.

"Esto es una parodia del transformismo, corrí al transformista del lugar gay; esto es un hecho teatral, ¿okey? y yo trabajo con el humor", dijo mientras se ponía un desodorante femenino y su imagen iba mutando sorprendentemente en un ritual que, sin dudarlo, es un disfrute para Sansivero.

"De hecho Mariquena del Prado es un personaje que podría ser tranquilamente una animadora para espectáculos de niños", indicó. Y agrega: "Lo que hago se corre del estigma del transformista, porque a mí me gusta el humor, y detesto el humor agresivo. Te digo más, yo me sé adaptar, si tengo que hacer un espectáculo en un boliche gay a las 4 de la mañana, lo hago, y si tengo que hacer uno en el Broadway también, y si me toca animar un bautismo, que ya lo hice varias veces, también", cuenta de un tirón y casi sin respirar.

Como si estuviera en el cierre de uno de sus shows, dijo que "el secreto de Mariquena es que ella tiene feeling en vivo con la gente. Mi humor tiene que ver con el juego, con el aquí y ahora". Y lanzó otra risotada para la mejor foto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario