Escenario

Marilina Bertoldi asegura que "el amor no se negocia"

La cantante presenta hoy en Vorterix su Disco "Prender un fuego". Y afirma que no quiere seguir los tiempos de la industria.

Sábado 17 de Noviembre de 2018

Marilina Bertoldi tira una frase como quien dice agua va. Y va: "Definitivamente no vine a hacer cosas sin amor".

La cantante sunchalense, hermana de Lula (líder de Eruca Sativa), se presenta hoy, a las 21, en Vorterix (Salta 3519) junto a su banda integrada "totalmente" de músicos rafaelinos. El show será precedido por Ca7riel, a quien define como "un artista emergente de Buenos Aires que no quiero que se pierdan".

Bertoldi le contó a Escenario la alegría de poder mostrar en vivo el disco "Prender un fuego", en el que logró alejarse del "tono pesimista" y cuyo tema de difusión "Fumar de día" es una canción que la ayuda "a sanar".

—¿Qué representa "Prender un fuego" y por qué te inspiró para que sea el título de tu disco?

—"Prender un fuego" es una forma más madura de encarar mi eterno deseo por prender "todo" fuego. Cansada de muchas cosas, necesitando que todo cambie, siempre quise de una manera muy ansiosa generar ese cambio, lo cual siempre terminaba en frustraciones. Lo que entendí con el tiempo fue que si quiero que todo cambie tengo que empezar por mi entorno cercano, por mi día a día, y así ir prendiendo "un" fuego. Creo fuertemente que si todos actuamos de ese modo, inevitablemente cuando miremos a nuestros costados, con nuestro fuego prendido, cada persona que nos rodea va a haber hecho lo mismo y absolutamente todo va a estar en llamas.

—"Fumar de día" es el corte del disco pero se despega del resto del material. Incluso dijiste que esta composición "es la punta de lanza hacia ese destino inevitable" y que estás en medio de un gran cambio en tu vida. ¿A qué te referís puntualmente?

—Por primera vez compuse algo que para mí sonaba y se sentía optimista. Siempre sentí que el optimismo es complicado, ya que a veces termina negando lo que realmente pasa. Me cuesta el tono alegre en una canción. Y "Fumar de día" fue todo un logro personal para mí, más que artístico. Logré alejarme del tono pesimista al decir cosas duras. Cosas como "me encantaría que hables, que te resistas cada vez más alto / si solamente todo todavía es cada vez más amargo", cosas que me afectan y me hacen enojar, recicladas en una canción que no niega esa realidad, pero que le da el giro. Esa canción me ayuda a sanar.

—"Si no hay amor que no haya un carajo" cantás en "Correte" con honestidad brutal. ¿El desamor atravesó este disco?

—Creo que lo que en realidad pasó es que el concepto del "amor" mutó mucho, para mí y socialmente. Eso pasó. El amor no es algo que está sólo cuando formalizás con alguien, el amor es algo que está siempre en todo lo que hago, el amor no se negocia. No vine a este mundo para nada en particular, pero definitivamente no vine a hacer cosas sin amor. Con todo lo que eso puede significar, y a todo a lo que podemos aplicar ese sentimiento. Creo que por ahí va la cosa, se trata de estar de ese lado.

—¿La caótica realidad social y política te motiva para tus composiciones?

—Sin dudas. Eso sí que me atraviesa. Me gusta ser alguien contemporáneo a su época en términos de qué está retratando.

—Wikipedia confiesa que naciste en Sunchales. ¿Hay algo de la música santafesina, litoraleña o cumbia, que influyó en tu manera de crear?

—Poco, muy poco. Creo que si influyó en algo fue en lo que no me gusta. En definir qué cosas no quiero hacer. No por eso no respeto la música de mi zona, pero nunca pude hacer un clic y eso me hizo buscarlo en otros lugares.

—¿Cuál es el plan a futuro en tu proyecto solista?¿Ya pensaste en un disco nuevo?

—Me están dando ganas de componer, pero no sé si voy a sacar todo el material que genere. De ahora en más entro en una etapa donde me empiezo a cuestionar si lo que hago lo llevo a lo público o si me lo quedo para mí. No quiero vivir apurada por los tiempos de la industria, quiero sacar cosas con las que esté 100 por ciento de acuerdo artísticamente. Si no llego al 100 prefiero ni hacerlo.

—¿Nunca imaginaron con Lula tocar juntas en un proyecto con la idea de sacar un disco, o vos integrar Eruca Sativa. O no te interesa para nada ser parte de ese proyecto?

—Lo imaginamos, pero no está en nuestros planes. Creo que más que por ser hermanas, si se da, se debería dar porque nos encontramos artísticamente conectadas. Por ahora hacemos caminos separados, con sonidos y conceptos muy distintos. La admiro y respeto mucho, pero somos muy distintas, y eso me encanta de mi relación con ella.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});