Escenario

Mariana Genesio: "Las trans necesitamos el sentido del humor para poder sobrevivir"

La primera actriz transgénero que protagoniza una novela argentina en "Pequeña victoria" cuenta sus amores y sus sueños.

Domingo 20 de Octubre de 2019

la primera actriz transgénero que protagoniza una novela argentina en "pequeña victoria" cuenta sus amores y sus sueños

Mariana Genesio es la primera actriz trans que protagoniza la historia central de una novela argentina. La cordobesa, que tuvo un papel clave en "El marginal", enfrenta su primer protagónico en "Pequeña Victoria", la tira del primetime de Telefe Rosario que se emite de lunes a jueves, a las 22.15.

"De chica soñaba con protagonizar una novela y con ser una figura del espectáculo", destacó la revelación de esta ficción, que interpreta a una de las cuatro madres de la beba Victoria, en una charla distendida con Escenario.

La nueva apuesta de Telefe pone sobre la mesa debates actuales sobre la decisión de ser madre, el feminismo y la identidad de género con una historia muy particular: Julieta Díaz interpreta a Jazmín, una ejecutiva exitosa que subrogó, de manera clandestina, el vientre de Bárbara (Natalie Pérez) para poder ser madre. Al entrar en trabajo de parto, pide un auto para ir a la clínica y así conoce a Selva (Estévez), la conductora, que la acompaña. Para sorpresa de todas, Emma (Genesio) es la donante de esperma y se convierte así, en otra mamá.

Genesio está casada con el escritor Nicolás Giacobone, quien se convertiría luego en coguionista de películas como "El último Elvis", "Birdman" (con la que ganó el Oscar) y "Animal". "Mi historia con él es una comedia romántica", destacó la actriz, que vivió en Nueva York durante tres años.

En esta nota, Genesio cuenta cómo fue codearse con las estrellas de Hollywood, su baile con Mick Jagger y su camino de transición: "Argentina es muy de avanzada con las chicas trans. No sufrí mucho en el proceso porque siempre me tuve a mi misma".

EM_DASH¿Cómo vivís este protagónico?

—Al principio, confieso, que lo viví con gran presión. Porque cuando me enteré que tenía que protagonizar con monstruos de la actuación, que tienen mil horas de tira en su currículum y yo que soy una novata, me sentí presionada. Pero eso fue el primer día, desde que empezamos a grabar me ayudaron muchísimo, se convirtieron en amigos, son muy generosos.

—¿De chica, en tu Córdoba natal, te imaginabas este presente, protagonizando en Telefe una novela tan importante?

—Lo soñaba, sí, soy muy de visualizar mi futuro. Soñaba con protagonizar una novela y con ser una figura del espectáculo. A medida que vas creciendo te vas encontrando con las dificultades. Siempre estuve inclinada hacia el mundo del espectáculo, pero como actriz, al principio, no veía que había espacio para actrices trans. Entonces pensaba que mi futuro estaba por el lado de la comedia y el teatro de revista. Así que empecé a estudiar comedia musical.

—¿Qué te llevó a aceptar este papel?

—Primero, que es una historia escrita por una amiga Erika Halvorsen, y por Daniel Burman, con quien había hecho un casting frustrado hace años. Una vez, cuando vivía en Estados Unidos, me hizo un casting por teléfono para otra producción y no quedé. Y me quedé con muchas ganas de trabajar para él, siempre lo admiré muchísimo. Y esta vez, cuando me llamaron me volví loca con la historia.

—¿Cómo es tu personaje?

—Mi personaje, Emma, es una mujer trans que se dedica a la literatura, tuvo una educación privilegiada porque viene de una familia de clase social alta, pero por otro lado, tuvo una formación familiar carente porque su madre murió cuando era muy chica y su padre no aceptaba su identidad de género. Cuando ella se va de su casa familiar, se refugia en los bosques de Palermo donde conoce a mamá Marlene, a quien adopta como madre. Más adelante, convierten su casa en un refugio para mujeres trans, llamada Casa Diana. Marlene tiene una enfermedad y Emma necesita dinero para solventar los gastos y así acude a la donación de esperma.

EM_DASH¿Cómo vivís el cambio de un personaje tan jugado como el de Gina, en una serie tan fuerte como "El marginal", a Emma, en esta historia que llega más al corazón?

—Estoy muy agradecida por al repercusión que tuvo "El marginal" y estoy feliz de tener la oportunidad de mostrar otro tipo de faceta como actriz trans, porque estamos acostumbrados de ver personajes de mujeres trans vinculados a la prostitución y a la marginalidad. Y Emma va a mostrar otras realidades.

—¿Cómo ves la realidad de las chicas trans en Argentina?

—Estamos en un gran momento. Argentina, pese a todos sus defectos, es muy de avanzada en ese aspecto. Viví 3 años en Nueva York y cuando les contaba cómo era vivir en Buenos Aires, me preguntaban si podía salir a la calle sin que me agarre la policía, porque ellos no entendían que acá es tan o más avanzado que ellos. Igual tenemos que seguir deconstruyendo.

—¿Fue complicada tu infancia en Córdoba?

—No sé, tampoco fue tan difícil. No todas las personas trans vivimos el bullying de la misma manera. Seguramente me enfrenté a discriminaciones. Las trans necesitamos el sentido del humor para sobrevivir, por eso somos muy afiladas. Creo que para cualquier padre, al menos los de mi generación, es difícil acompañar a un hijo que quiere transicionar. Es una persona que nace con una biología y se identifica con otra. En la adolescencia, pensaba "soy nene y me la voy a tener que bancar". Mi transición fue al final de la adolescencia. No sufrí mucho porque siempre me tuve a mí misma. Puede sonar un poco arrogante, pero siempre estuve muy enamorada de mí misma.

—¿Cómo vive tu marido, Nicolás Giacobone, este momento tuyo de tanto éxito?

—Hace 10 años que estamos, y sabe que vengo trabajando y entrenándome, así que está muy feliz. Mi historia con él es una comedia romántica, me hace acordar a la película "Mujer Bonita".

—¿Tenés ganas de ser mamá?

—No, tengo a mi perro Larry.

—¿Cómo fue codearte con estrellas de Hollywood cuando tu marido ganó el Oscar por "Birdman"?

—Fue fantástico, fue como vivir en una borrachera por tres meses.

—¿Es cierto que Mick Jagger te quiso besar?

—Sí, bailé con él, Mick Jagger es un viejito canchero y amoroso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario