Escenario

¿Maratón de series? No, muchas gracias

Domingo 30 de Junio de 2019

“Siete series completas para maratonear este fin de semana largo”. “Series perfectas de Netflix, HBO y Amazon para maratonear el fin de semana”. “31 series cortas para pegarte una tarde maratoniana”. Estos son los títulos que más se repiten en los últimos años en los portales de espectáculos. Listas, listas y más listas. La idea de consumir series como si fueran fideos y latas de tomate. Claro que jamás hay ni habrá tiempo suficiente para ver todas las series que recomiendan o promocionan los servicios de streaming (o los amigos insistentes). Pero es tal la avidez por pertenecer a esa nueva casta social de los sommeliers de series, es tal el temor (¿en serio?) por quedar afuera de las conversaciones familiares o del trabajo, que algunos dicen: “Ay, tengo que ver «Game Of Thrones», tengo que ver «Chernobyl», tengo que ver «La casa de papel»”. No hay ningún criterio, ni ético ni estético. El único criterio es chusmear la serie de la que todos hablan.

He escuchado historias insólitas: desde gente que se queda dormida en algunos capítulos pero sigue liquidando la serie como si nada, hasta gente que acelera levemente las imágenes para terminar la serie más rápido. Esta suerte de carrera, esta idea de maratonear y de ver series sólo para ponerse al día es de una estupidez que da miedo. Es la antítesis del disfrute que experimentamos cuando vamos al cine o cuando nos detenemos a mirar una serie como una historia que pueda interpelarnos o divertirnos con ganas. Pero claro, no hay tiempo. Y el tiempo no se puede comprar como Netflix.

La banalización del fenómeno de las series está a la vuelta de la esquina. Y nadie va a producir contenido de calidad para un público que sólo consume cantidad, sin detenerse en las historias y los personajes que realmente los movilizan. ¿Maratonear? No, muchas gracias. No quiero correr. Prefiero caminar tranquila, respirar profundo, observar las calles y mirar un capítulo por semana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario