Escenario

Mamita Peyote celebra otro premio y viaja a los Gardel

La banda rosarina está nominada por segunda vez a los galardones de la música argentina y en junio será distinguida en Nueva York

Viernes 10 de Mayo de 2019

La banda rosarina Mamita Peyote tiene dos motivos para celebrar su crecimiento. El grupo liderado por Eugenia Craviotto dará el primer Festín Peyotero a días de asistir el martes próximo a la entrega de los premios Gardel en Mendoza y de viajar en junio a Nueva York a recibir el galardón en los Independent Music Awards, en ambos casos por su segundo disco “Runfla Calavera”. “Cada cosa que va sucediendo nos plantea un mayor desafío”, dijo Craviotto sobre este vertiginoso período que los llevará de Argentina a Estados Unidos donde les entregarán una distinción que tuvo como jurados a figuras como Keith Richards, Gloria Gaynor, Norah Jones, Robert Smith y Macy Gray, entre otros. La banda se completa con Charly Bertolín (guitarra, trombón y ukelele), Alejandro Machuca (saxos), Carlos Cubero (bajo), Sebastián Cudos (batería), Javier Díaz (trompeta) y Pato Masini (teclados). El grupo La Skandalosa Tripulación acompañará a Mamita Peyote como banda invitada. La cita es mañana, a las 22, en La Sala de las Artes (Suipacha y Güemes).

—¿Cómo están viviendo la segunda nominación a los Gardel después del 2015?  

—Con mucha alegría. La otra fue una total sorpresa, pero esta vez ya estábamos más armados. “Runfla Calavera” es un disco que nos está trayendo un montón de alegrías y cosas lindas. No lo podíamos creer, pero después paramos un poco de la locura y pensamos que si lo habíamos recontra laburado cómo no lo vamos a poder creer. Con la banda lo trabajamos por dos años.

—Produjeron el disco con el sistema de crowdfunding. ¿Es una tendencia irreversible en la escena independiente?

—Creo que sí, de alguna manera estas herramientas, las plataformas digitales, internet, que están a alcance de todos aquellos que quieren hacer música para vivir, de alguna manera te sentís empoderado, que no necesitás una gran producción atrás o discográfica, sino que dependen solamente de vos.

—Ser independiente permite libertad creativa y decisiones estéticas personales, pero ¿cuál es el lado B?

—A veces un poco de salud, la forma de conseguir recursos (risas). No, el lado B de la cuestión independiente es que todo te cuesta el doble. Tenemos miles de ideas, hacer un recital con una sinfónica o un video, y después bajamos a la realidad y vemos que en el fondo tenemos que hacer 85 cosas. En ese momento de salir a conseguir recursos se ve el lado B de lo independiente.

—¿Cómo les llegó la nominación a los Independent Music Awards?

—Es un concurso que encontramos buscando recursos ahí afuera, nos pareció interesantísimo y nos anotamos. Vimos que tiene jueces como Keith Richards, Gloria Gaynor, Norah Jones, Robert Smith, Macy Gray, y vimos que eran premios a la música independiente del mundo. La idea era crear una industria, un mundo musical más diversa e integradora. Nos habíamos olvidado y nos enteramos que “Runfla Calavera” estaba nominado a mejor álbum en la categoría reggae. Nos vamos a Nueva York en junio. Y a raíz de esto surgió la convocatoria para tocar durante el 23 en el Ruido Fest, que es uno de los recitales latinos más importantes que se hace en Chicago. Este año van a tocar también Los Auténticos Decadentes, Monsieur Periné, El Tri, Los Tigres del Norte. La nota de color es que en la categoría estamos solos. Nos dijeron que no sucede muchas veces, pero que los otros proyectos no habían calificado para ser nominados, así que nos pidieron por favor si podíamos ir a retirar el premio.

—Estás al frente de una banda de hombres. ¿Cómo es la relación?

   —Pasa lo mismo en lo musical como en el mundo. Se están moviendo como placas tectónicas a nivel socio cultural muy fuerte y eso se traslada al tema de la música. Hay un empoderamiento femenino impresionante y que celebro muchísimo y son cosas que están sucediendo en todo el mundo y en todos los aspectos.

—¿Sentís alguna presión extra por eso?

—Por ahí para que todo te cuesta el doble y eso no es un cliché. Pero no, al contrario, disfruto muchísimo la circunstancia azarosa del mundo que me permitió nacer bajo este género. Además vengo de una familia muy matriarcal, así que siempre estuvo ese espíritu en mi casa. A veces me sorprende mucho, pero hay un montón de cosas que no me resultan extrañas porque gracias a Dios tuve la suerte de tener una familia en la que en la cuestión de género siempre muy igualitaria. Tengo un papá con una cabeza abierta terrible y súper inteligente que siempre me inculcaron el tema de la igualdad, entonces ahora lo celebro el doble.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});