Escenario

"Lunas de sal", el álbum debut de Mariano Trebotich

El autor de San José de la Esquina cuenta la aventura de ser "médico de día y músico de noche". Y explica la metáfora del título del CD.

Miércoles 11 de Agosto de 2021

El folclore y la luna son las sales que nutren las canciones de Mariano Trebotich, el músico oriundo de San José de la Esquina que lanzó su disco debut “Lunas de sal”, un material de trece canciones ya disponibles en las plataformas digitales y que también cuenta con su versión en formato físico.

Chacarera de la Herencia

  Trebotich se desempeña como cardiólogo y afirma que es “médico de día y músico de noche”. De allí surge la metáfora con la luna como fuente de inspiración para este trabajo. Su disco “reencuentra los aromas, los colores, los sabores, tan vivaces en la infancia, con escalas de grises en algún que otro momento”, entre aires de chacarera, gato, una baguala y guitarras rockeras, que funcionan como una vestimenta ideal para los textos de sus canciones.

  ¿Cómo hace un artista local para ganar un espacio en la industria discográfica con un sello de autor, sin contaminarse de las propuestas de moda? Su respuesta es: “El folclore fue la banda sonora de mi infancia en casa, y luego el rock y todo lo demás lo fueron en mi adolescencia. Esa música es la que me hizo y hace feliz, a ella le debo mi decir, porque inspira mi poesía; más nada debo a la industria, solo me debo ser feliz. Y hoy esa luna y otras tantas que fueron fieles testigos de la aventura de componer y decir, me hacen feliz”, le dijo a La Capital.

  Basta recorrer tema por tema en “Lunas de sal” para ver que se van desandando historias de amor y desamor, algo de paisajismo del Litoral y la siempre necesaria búsqueda existencial, como reza el texto de “Para qué más”: “En conexión universal/tu luz infinita ya no se apagará./Vamos, dejá, no te culpes más,/ni el oro del mundo comprará felicidad./A despertar, sin vacilar,/al brutal encuentro de mí, ¿para qué más?”

trebo1.jpeg

  En la ficha técnica, además de la letra y música de Trebotich, se destacan los arreglos musicales del clorindense José “Chey” Ramos, quien también aportó su buena voz y es un multi-instrumentista, ya que tocó desde guitarras y piano hasta sintetizadores, violín y bombo legüero. Por su parte, la base musical es con Matías Bernigaud en voces y guitarra eléctrica y Fernando Kurriger, en batería y percusión, junto a músicos invitados.

trebo3.jpeg

  En el cuadernillo del disco, cuyo arte es de Leonardo García y el diseño gráfico es de Roxana Rainold, hay un texto que resume la impronta de las canciones de Mariano Trebotich: “¿Pero así es la vida?¿mundana? Hasta que la atemporalidad nos permite quitar el velo que cubre nuestra visión más esencial. Es allí desde donde inicia el mágico viaje a los mundos que nos trasmutan, nos encuentra con seres de luces; tan capaces de mostrarnos lo infinito que resulta el viaje. Fue allí, y desde los etéreos y astrales kilómetros y kilómetros recorridos, que llegaron las melodías y las palabras aquí sentadas. Porque la luna es mi mejor testigo de la aventura? Y porque la sal, en su justa medida, da el gusto que todo requiere. Que pronto, muy pronto, disfrutes tu viaje. Y aquel que ya está en él, que lo siga disfrutando”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario