Escenario

"Luché mucho para llegar al lugar que tengo en el tango"

La primera bailarina Mora Godoy trae a Rosario su último espectáculo. Bajo el nombre de "Mora", el show incluye "tango, contemporáneo, jazz, tango electrónico, candombe y por primera vez una salsa-milonga; pero el eje sigue siendo el tango", explicó Godoy. El show será hoy, a las 21, en la Fundación Astengo, Mitre 754, y es organizada por la filial local del Mozarteum.

Martes 08 de Julio de 2008

La primera bailarina Mora Godoy trae a Rosario su último espectáculo. Bajo el nombre de "Mora", el show incluye "tango, contemporáneo, jazz, tango electrónico, candombe y por primera vez una salsa-milonga; pero el eje sigue siendo el tango", explicó Godoy. El show será hoy, a las 21, en la Fundación Astengo, Mitre 754, y es organizada por la filial local del Mozarteum.

Luego de su gira por Rusia, en la cual llegó hasta Siberia para ofrecer funciones en salas de casi 1800 localidades, Godoy se presenta en Rosario al frente de un grupo de 12 bailarines y una orquesta en vivo compuesta por bandoneón, piano, contrabajo y violín. Al frente de Mora Godoy Tango Company la artista recorrió países de Europa, Latinoamérica y China.

Godoy tiene veinte años de formación clásica, "de la más pura", y a pesar de la diversidad de géneros, reivindica la música ciudadana como un elemento central en el espectáculo: "Lo otro —aclaró— son toques para hacerlo diferente". Y además es un trampolín para dejar al espectador a una distancia prudente de la nostalgia del 2x4.

En ese sentido explicó: "Busco despegarme de lo dramático. Me parece muy importante que los espectadores no salgan deprimidos", bromeó. "Me parece que la salsa y el candombe le dan una alegría que lo diferencia de la nostalgia asociada al tango".

Mora Godoy es la única mujer que está al frente de una compañía de tango en los roles no sólo de bailarina, sino también de coreógrafa, directora y productora en un ambiente que es tradicionalmente masculino. "Hace 14 años que estoy en el tango y no paro. He luchado mucho, no sólo contra el machismo. Pero soy muy fuerte. Nadie me regaló nada y realmente valoro mucho todos los días estar en este lugar y lo cuido", aseguró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario